Literatura

Vacaciones en Redondela


SONATA MARINA. (A REDONDELA)

(Vacaciones en Redondela)

 

 

Otra vez el viento adentrándose en el mar, levantando la brisa y la humedad sobre la arena embebida de la playa. Ese viento solitario que acaricia y humedece la chirriante voz de las gaviotas. Un barco, a lo lejos, trae la pesca matutina que lleva a las dársenas del puerto. Allí nos encontramos con los olores típicos del pescado y con el canto del mercader que ofrece sus productos de la mañana, “son los huidos de las mareas, los que donan sus vidas, a fuerza de ardides, a los sátrapas de las redes” -dice-.

Otra vez el viento jugando con el riachuelo que se lanza desde el alcor, sometiéndose a la lógica danza del maíz en el valle, besando los solitarios árboles que escudriñan los vértices del agua.

Viajo de lado a lado, alimentándome de lo desconocido, la luz tan diferente que entra por las ventanas, ese atardecer que lame la ría, ese olor a salitre y pescado, esa humedad marina de las playas azules, esa Paz de Redondela.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *