Inicio > Marta Está Harta > ¿Y CUANDO SERÁ QUE YO TENGA UN VERANO TRANQUILO?

¿Y CUANDO SERÁ QUE YO TENGA UN VERANO TRANQUILO?

viernes, 27 de julio de 2018

Deseando que llegue septiembre y que la adolescente salga de su habitación y de nuestra casa para hacer algo más productivo que cotillear con amigas entre piti y piti, o cenar en el Burguer con su “aminovio”.

Y digo yo, después de pasarnos casi 12 años peleando y luchando con la conciliación de mi trabajo y las vacaciones de mi hija. Ahora que ya tiene una edad y esto de conciliar no tenía que preocuparme, ya puede quedarse sola en casa, esperando a que su mami vuelva de la oficina. Pues ahora va y se convierte en “adolescente rebelde”, y soy yo la que cada mañana de vacaciones cuando salgo a trabajar y la dejo en la cama, descansando de no hacer nada , me quedo más preocupada que cuando era pequeña y la dejaba en los campamentos. Entonces me pasaba toda una semana pensando que era una madre “ desnaturalizada” por dejar a mi hija de vacaciones en un lugar lleno de peligros.
Ahora en vez de preocuparme de que salga disparada de la cama elástica, o se ahogue en la piscina de bolas, me reocupa si se levanta o no, si desayunará o se atiborrará de galletas y chuches, si estudiará o se pasará la mañana viendo pelis y series, y lo peor, si cuando vuelva por lo menos estará vestida y duchada. Porque, por muy exagerado que suene, los que tienen adolescentes en casa saben que no es fácil irse de casa por las mañanas y que todo fluya como si tú estuvieras. Aunque con “el todo” me refiera solo a esas cosas de la supervivencia del día a día: ducharse , desayunar, hacer la cama …
Y es que nuestros hijos (bueno, no todos) son capaces de cualquier cosa con 16 años, menos de prepararse un desayuno o hacer su cama, ¡ni que fuera necesario un título de física cuántica para eso!.  Y es por esto y porque a los 16 ya no hay campamento donde mandarlos , o donde quieran ir , que las madres estamos deseando que otras madres se los lleven de vacaciones con sus hijos , por eso de ” ojos que no ven , corazón que no siente”.

Yo ya llevo casi un mes esperando a que otra madre se atreva a invitar a “la adolescente” , y no hay manera. Así que como soy una mujer de recursos, me las llevo yo de camping  ( a mi hija y sus amigas) y es que prefiero 5 días de tienda de campaña , adolescentes alteradas, cañas solitarias de madre cuarentañera  y aftersun, que un día más de ver a la adolescente en posición horizontal a todas horas.

 

¡Voy a necesitar una furgoneta para todas estas maletas!

Resultado de imagen de camping

Marta Está Harta

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.