ENVIDIA DE LA MALA

ENVIDIA DE LA MALA

En mi trabajo recibo a muchas madres alteradas y desesperadas con sus hijos adolescentes. Todas me cuentan las mismas historias , por lo que puedo asegurar, desde mi trabajo de campo , que la adolescencia es un “patrón de comportamiento” , que afecta en mayor o menor intensidad , pero siempre con las mismas actitudes.  No importa que tu hija haya ido a equitación , ballet y al liceo francés, que como tenga una adolescencia complicada blasfemiará como la que más y tengo pruebas que lo acreditan , como dicen en los programas de tv.

Las madres de adolescentes en un 80% de los casos somos madres alteradas , pero aún así existe un 20% de madres que podríamos definir como raras , aunque a veces también las llamamos cursis y bobas , pero creo que esto último se debe a la envidia malsana. Envidia que te invade cuando otra madre empieza a hablarte de su “hija perfecta” , que se porta superbién, que saca super-buenas notas , que es super-responsable cuando sale y no ha pisado un botellón en su vida , aunque sus amigas sí que vayan. Esta mujer tiene  la superadolescente, que toda madre quisiera tener bajo su techo y parece una señora normal., te dices con tono de envidia, mientras ella no para de hablar de su hija perfecta.

Cuando oyes hablar a estas madres, lo primero que piensas es que es todo mentira, que es imposible. Y tras el momento negación, fruto de la rabia, llega el momento envidia malsana , y no paras de pensar que esa madre, que no para de presumir de hija, es tonta ( por no decir otra cosa ) y que su hija tiene que ser tonta también. Piensas para consolarte que  la tuya será adolescente “rebelde”, pero seguro que es más guapa y simpática que para eso es hija tuya. Y es en ese momento, en el que te estás viniendo arriba, pensando que tu hija, la vaga-maleducada,, por lo menos es guapa y simpática, cuando aparece la hija perfecta, y resulta que también es guapa y muy simpática y encima no es gurú de la moda y los piercings,. Entonces no  puedes evitar decir  “¡ es que lo tiene todo la tía!”, y esta vez en tu tono se ve la envidia , pero envidia de la mala.

MARTA ESTÁ HARTA

MADRE CUARENTAÑERA Y ALTERADA

 

Imagen relacionada

Comparte este post en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *