Archivo

Archivo para julio, 2018
viernes, 27 de julio de 2018

¿Y CUANDO SERÁ QUE YO TENGA UN VERANO TRANQUILO?

Deseando que llegue septiembre y que la adolescente salga de su habitación y de nuestra casa para hacer algo más productivo que cotillear con amigas entre piti y piti, o cenar en el Burguer con su “aminovio”.

Y digo yo, después de pasarnos casi 12 años peleando y luchando con la conciliación de mi trabajo y las vacaciones de mi hija. Ahora que ya tiene una edad y esto de conciliar no tenía que preocuparme, ya puede quedarse sola en casa, esperando a que su mami vuelva de la oficina. Pues ahora va y se convierte en “adolescente rebelde”, y soy yo la que cada mañana de vacaciones cuando salgo a trabajar y la dejo en la cama, descansando de no hacer nada , me quedo más preocupada que cuando era pequeña y la dejaba en los campamentos. Entonces me pasaba toda una semana pensando que era una madre “ desnaturalizada” por dejar a mi hija de vacaciones en un lugar lleno de peligros.
Ahora en vez de preocuparme de que salga disparada de la cama elástica, o se ahogue en la piscina de bolas, me reocupa si se levanta o no, si desayunará o se atiborrará de galletas y chuches, si estudiará o se pasará la mañana viendo pelis y series, y lo peor, si cuando vuelva por lo menos estará vestida y duchada. Porque, por muy exagerado que suene, los que tienen adolescentes en casa saben que no es fácil irse de casa por las mañanas y que todo fluya como si tú estuvieras. Aunque con “el todo” me refiera solo a esas cosas de la supervivencia del día a día: ducharse , desayunar, hacer la cama …
Y es que nuestros hijos (bueno, no todos) son capaces de cualquier cosa con 16 años, menos de prepararse un desayuno o hacer su cama, ¡ni que fuera necesario un título de física cuántica para eso!.  Y es por esto y porque a los 16 ya no hay campamento donde mandarlos , o donde quieran ir , que las madres estamos deseando que otras madres se los lleven de vacaciones con sus hijos , por eso de ” ojos que no ven , corazón que no siente”.

Yo ya llevo casi un mes esperando a que otra madre se atreva a invitar a “la adolescente” , y no hay manera. Así que como soy una mujer de recursos, me las llevo yo de camping  ( a mi hija y sus amigas) y es que prefiero 5 días de tienda de campaña , adolescentes alteradas, cañas solitarias de madre cuarentañera  y aftersun, que un día más de ver a la adolescente en posición horizontal a todas horas.

 

¡Voy a necesitar una furgoneta para todas estas maletas!

Resultado de imagen de camping

Marta Está Harta

martes, 17 de julio de 2018

O médico , o nada !!!!

Resultado de imagen de MEDICO

 

 

Llevo ya bastante tiempo sin hablar de los estudios de la adolescente y es que es un tema, en el que prefiero no pensar mucho, ya sabéis eso de ” en casa de herrero cuchillo de palo”. La adolescente es cabezota , decidida y bastante inocente lo que le lleva a tomar una serie de decisiones, que podríamos definir como ” estúpidas” y eso siendo benévolos con ella y su adolescencia. Una de esas decisiones la tomó allá por el mes de abril , cuando se dio cuenta que la única forma de salvar el curso pasaba por horas y horas de estudio , y con todo no era seguro que pudiera arreglar el desastre, que tenía entre manos, así  que ni corta ni perezosa dejó el insti. Aunque yo creo que ya lo había dejado antes, cuando empezó a cambiar las clases por la cafetería. Pero su versión oficial fue que no iba a sacar las notas que ella quería y que entonces era mejor repetir y si iba a repetir para que intentarlo, y con esta teoría la adolescente nos fue liando a todos hasta salirse con la suya y pasarse el mes de mayo y junio tumbada , según ella reseteando para septiembre.

Cada vez que la veía tumbada,  y pensaba que esto duraría hasta septiembre, se me iba la vida por no empezar a gritar y lanzar cosas por la ventana . Pero pasado mayo y junio y viendo que su vida iba siendo cada vez más aburrida y su trasero más grande. Entonces la adolescente pensó que quizás eso de ser “NiNi” no era nada entretenido, y ella que ya sabéis que no es una niña de medias tintas,  decidió  entonces que lo tenía claro que quería ser médico, que ella siempre quiso ser médico , y que porque razón nos alejábamos de su objetivo,

Cierto es que siempre quiso ser doctora, por lo menos hasta el momento en que supo que era una carrera en la que había que estudiar mucho,  después de conocer aquella frustrante realidad decidió que quizás su futuro estaría más ligado a la moda , al arte y  al estilismo. Aunque yo siempre la he visto más en la interpretación. Pero ni actriz, ni cantante, ni diseñadora , se pasó toda la preadolescencia queriendo ir a “mujeres y hombres y viceversa”, yo cada vez que la oía decirlo, sentía que me daba el “ictus”. Pero finalmente sobreviví y ahora después de acabar la ESO a base de riñas y castigos. Y  de dejar el insti en 1ºBACH , porque no estaba cómoda y no sabía lo que quería.

Ahora, a mediados de Julio, decide que ella va a ser médico , que no hay otra opción, que lo suyo es la cardiología y sino forense. No voy a negaros que me encanta oírlo , pero no me lo puedo creer  y no puedo evitar pensar que estoy ante una auténtica estratega. Y  mientras ella me cuenta que si no es médico pues enfermera, pero que lo suyo son los hospitales, yo no paro de pensar en que es lo que va a venir ahora .

 

Marta Está Harta