Archivo

Archivo para jueves, 23 de noviembre de 2017
jueves, 23 de noviembre de 2017

Gracias por su espera.

Vuelve Marta Está Harta

 

 

 

 

Resulta que hoy en día el 90% de los trabajos depende de lo que llaman las TIC . Pero ¿Qué pasa cuando la tecnología se vuelve contra ti?. Pues que te pasas tres días colgado del teléfono de asistencia técnica escuchando una grabación que repite una y mil veces eso de ” nuestros agentes en este momento están ocupados, manténgase en línea , gracias pro su espera”.

Las primeras cinco llamadas con esta cantinela te las tomas con educación y tranquilidad que para eso eres una persona educada y maja, o por lo menos eso dicen . El problema surge a partir de las dos horas manteniéndote a la espera, y justo cuando el ” agente” te responde va y se corta. Y otra vez vuelta a empezar y tu mesa de trabajo llena de papelotes que escanear y el escáner venga a decirte que “no” , que hay un error con la ip , la htt , spt…. y no sé cuantas letras más.

En este plan llevo yo ya 72 horas, o lo que viene siendo 3 días y la paciencia y educación ya están perdidas.  Así que hoy pasé a la acción basándome en ese refrán español, ¡cuán sabio es nuestro refranero!, que dice eso de ” quién no llora no mama”. Pensé, Marta basta ya de buenas maneras de intentar hacer el trabajo agradable a los demás, acuérdate de cuando fuiste a urgencias y todos pasaban delante porque se quejaban más y tú con lo de no es nada , es por si acaso , al final pasaste la última y eran 5 puntitos en la rodilla, que si al chico de a lado le tienen que poner 5 puntos no me quiero imaginar la escena de dolor, que podía haber montado.

Muy concienciada cogí el teléfono y llamé al  número de teleasistencia de Xerox, me cogió el teléfono una chica italiana, que ya es como de la familia, y cuando me pregunto cuál era el problema. Como si fuera un toro que sale de toriles empecé a despotricar contra Xerox, contra sus compañeros, contra el sistema de teleasistencia, contra el renting que pago y el servicio que me están dando , contra Xerox de nuevo y así durante casí veinte minutos , mientras María la italiana no decía ni “mu”. Cuándo termine mi retahíla de quejas y protestas, ella me dijo así en italiano tranquilo : “¿Puede decirme el número de serie?”, casi me muero o esta chica era de piedra, o no entendía español. Y sabéis una cosa, creo que el problema es el segundo: María, la italiana, no sabe español y yo ya soy una señora mayor que no sé lo que es una ip o una id,o lo que sea.

Y sigo sin escáner ,cáspitas.

 

 

Marta Está Harta