Muñoz Quirós, poeta de la naturaleza esencial, el agua, la piedra y la luz

| Sin comentarios

quirosLa trayectoria de la editorial ourensana Eurisaces merece el mayor de los elogios. Estamos ante un editor selecto y delicado como pocos, que está ofreciendo a sus lectores excelentes muestras de la poesía comporánea. Ahora, entrega este poemario limpio, arraigado en la piedra y en el aire, compuesto por uno de los poetas más relevantes y prolíficos, José María Muñoz Quirós (Ávila, 1957). Muñoz Quirós, como señala el también imprescindible poeta leonés Antonio Colinas en el prólogo de esta edición, alcanza aquí su madurez literaria. Si Quirós ha demostrado a lo largo de su carrera una laboriosidad y una dedicación encomiable a las artes, esta colección de poemas que ahora tenemos entre las manos debe saludarse como una de las piezas más brillantes de nuestra poesía última. Gran libro, sin duda. Muñoz Quirós alcanza aquí la voz más pura y limpia, su lado más metafísico y, al tiempo, su profunda unión con la tierra, en el sentido de tierra nativa, tierra como origen, como útero, como territorio de la memoria. La serenidad de estos versos nos descubre a un Muñoz Quirós sin urgencias, que viaja, en efecto, hacia el origen, que retorna a todo lo vivido, a través de la memoria contenida en “la boca del agua”, en la lluvia, en la roca, en “las hogueras desnudas del verano”. Regreso al origen, búsqueda serena de la luz no usada. La influencia de los místicos, a los que conoce bien, como San Juan de la Cruz, se detecta en su mirada aérea sobre las cosas, el águila que sobrevuela sobre la ancha estepa castellana. Claudio Rodríguez, amigo que fue, está íntimamente presente en esta poesía. Y, como yo le digo, y él asiente, muchos ecos del inglés Ted Hughes, la presencia de las águilas, de la altura, del vértigo sobre el llano y la montaña. Poesía antropológica también, poesía de bestiario, poesía que envuelve en luz de harina el eco de los latidos primitivos. He aquí una poesía que persevera en la búsqueda de la claridad y la transparencia. Que persevera también en la búsqueda del agua y de la luz.

LA VOZ DEL RETORNO

José María Muñoz Quirós. Prólogo de Antonio Colinas. Epílogo de Juan González Soto. Eurisaces Editora. 76 págs. 2015. 15 €

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.