lunes, 2 de marzo de 2015

¿Desde qué momento se paga la pensión?.

Escribo este artículo breve sobre una pregunta que se escucha de modo reiterado en los despachos ¿desde qué momento tengo que pagar la pensión de alimentos si me la reclaman?. Pues la contestación la recoge el artículo 148 del Código Civil:  «La obligación de dar alimentos será exigible desde que los necesitare, para subsistir, la persona que tenga derecho a percibirlos, pero no se abonarán sino desde la fecha en que se interponga la demanda», Por tanto  se establece que esa obligación de pago de alimentos nace desde la fecha de la interposición de la demanda de reclamación. Lo que ocurre es que en ocasiones una resolución que obligue al pago de alimentos puede ser modificada por otra de instancias superiores y eso puede dar lugar a dudas al respecto de ese momento a tener en cuenta, por ejemplo en el caso que narro a continuación en un  proceso de modificación de medidas que incrementa el quantum de los alimentos respecto de la sentencia de divorcio,  el Juzgado en primera instancia desestima la demanda (es decir deja la pensión en la cuantía que estaba desde el divorcio y no la incrementa como solicitaba el demandante), la  Audiencia Provincial  estima el recurso  y concede los efectos desde la presentación de la demanda, posteriormente se recurre en casación y el Tribunal Supremo estima el recurso, surge entonces el debate de cual es el momento desde que nace la obligación para lo que es preciso diferenciar la primera resolución, que por ser primera fija la pensión alimenticia, y las posteriores que la modifiquen.

El artículo 148 es aplicable a la primera resolución, no a las demás.

… sólo la primera resolución que fije la pensión de alimentos podrá imponer el pago desde la fecha de interposición de la demanda. … porque hasta esa fecha no estaba determinada la obligación. En consecuencia, las restantes resoluciones serán eficaces desde que se dicte, porque solo entonces sustituyen a las dictadas antes.

 

Reflexiones de una letrada

lunes, 26 de enero de 2015

Pensión de alimentos en recurso de casación.

Una de las cuestiones que más debate provoncan en un proceso de ruptura es la determinación de la cuantía de la pensión de alimentos que un progenitor debe de pagar al otro para colaborar en el gasto derivado del sustento de sus hijos. En el caso de otros pronunciamientos que recoje una sentencia de divorcio o adopción de medidas paterno filiales, tales como la atribuanción de la custodia de los hijos  las partes pueden recurrir la resolución ante la Audiencia Provincial y en caso de nuevo desacuerdo hasta el Tribunal Supremo, sin embargo esto no es así en el supuesto de la referida cuantía de la pensión por cuanto que  la Sala del Tribunal Supremo no puede revisar el juicio de proporcionalidad del artículo 146 del CC aplicado por el tribunal menor, salvo que se haya vulnerado claramente el mismo o no se haya razonado la resolución de forma  lógica con arreglo a la regla del artículo citado, de modo que la fijación de la entidad económica de la pensión y la integración de los gastos que se incluyen en la misma, entra de lleno en el espacio de los pronunciamientos discrecionales, facultativos o de equidad, que constituye materia reservada al Tribunal de instancia.

Por tanto el  importe de la pensión de alimentos deriva de la acreditación en cada proceso de cuales son las atenciones de los menores  y cual  la capacidad económica del progenitor obligado al pago de la pensión y el hecho de recurrir en casación este pronunciamiento  exigiría una nueva valoración de los hechos probados que no procede en esta materia en el recurso de casación.

 

Reflexiones de una letrada

viernes, 12 de diciembre de 2014

Desequilibrio económico posterior a la ruptura.

La sentencia en base a la que escribo este artículo, dirime el debatre existente por la reclamación de una pensión compensatoria de una mujer a su ex esposo que con posterioridad al divorcio recibió una importante imdemnización por despido.

Teniendo en cuenta que el desequilibrio económico existente entre quienes fueron cónyuges  vendría provocado por el despido posterior el Tribunal considera que no ha lugar al reconocimiento de la pensión compensatoria porque el desequilibrio que da lugar a la pensión debe existir en el momento de la separación o del divorcio y los sucesos posteriores no pueden dar lugar al nacimiento de una pensión que no se acreditaba cuando ocurrió la crisis matrimonial.

Continua explicando el Tribunal en la sentencioa que a partir del proceso de divorcio o separación se desvinculan los patrimonios de uno y otro cónyuge a expensas de lo que resulte de la liquidación de la sociedad conyugal y, en su caso, de la modificación o extinción de las medidas que pudieran haberse acordado en el momento del divorcio y que  lo demás supone mantener tras la ruptura una vinculación económica entre cónyuges distinta de la que la ley autoriza, y, propiciar, en definitiva, una suerte de problemas añadidos y en ningún caso deseables.

Se declara por tanto como doctrina jurisprudencial que el desequilibrio que da lugar a la pensión compensatoria debe existir en el momento de la separación o del divorcio y los sucesos posteriores no pueden dar lugar al nacimiento de una pensión que no se acredita cuando ocurre la crisis matrimonial.

Reflexiones de una letrada

lunes, 1 de diciembre de 2014

El convenio que no se ratifica ante el Juez.

Una situación bastante frecuente es la que surge del debate  de la la validez y eficacia del Convenio Regulador que han suscrito las partes en documento privado regulando la pensión de alimentos durante un determinado período de tiempo y  modificando   las medidas que hasta ese momento están en vigor  y el cual  no está ratificado en el Juzgado.

El Tribunal Supremo em un supuesto en el que el objeto de la litis era precisamente ese debate,  dicta sentencia en la que afirma:

“…Este Convenio no fue ratificado en el Juzgado ni aprobado por resolución judicial, aunque es reconocido por las partes, sin perjuicio del distinto valor que le da cada una de ellas, además se reconoce por la propia parte demandante que no ha podido ser cumplido por D. Francisco , alegando el continuo deterioro económico.

hay que resolver el valor y la eficacia, que se ha de dar  al acuerdo o convenio firmado por las partes de 30 de abril de 2012, que como hemos puesto de manifiesto ha sido reconocido por ambas partes.

El artículo 1.225 del Código Civil dispone:

“Los contratantes pueden establecer los pactos, clausulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarias a las leyes, a la moral, ni al orden público”;

y el 1258 del mismo texto legal recoge:

 “Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no solo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley”.

Sin olvidar el artículo 1278 del mismo Código que reza:

 “Los contratos serán obligatorios, cualquiera que sea la forma en que se haya celebrado, siempre que en e llos concurran las condiciones esenciales para su validez”.

Valorando todas las circunstancias obrantes en relación con el acuerdo alcanzado de fecha 30 de abril de 2012, es evidente que ambas partes prestaron su consentimiento al mismo y que le otorgaron un plazo de subsistencia hasta el mes de enero de 2014  y que ha de tener toda la validez y eficacia, tanto en la pensión alimenticia establecida, como en el periodo de validez del mismo, aunque no haya sido ratificada a presencia judicial, ni aprobado en sentencia, a tenor de los artículos 1254 y siguientes del Código Civil . Dicho lo anterior, y teniendo en cuenta que la pensión alimenticia en este acuerdo era de 750 € mensuales, volviendo tras esta fecha a la pensión de alimentos establecida en la sentencia de Modificación de Medidas, de 13 de diciembre de 2010 , aprobando el Convenio Regulador de 22 de junio de 2010 , autos nº 598/2010, en el que se acuerda la extinción de la pensión compensatoria, y elevar la pensión de alimentos a su hijo Oscar , a 1.250 € mensuales, que se ha de mantener durante el periodo previsto en el mismo convenio, y solo se podrá modificar si se acredita que posteriormente a esta fecha, enero de 2014, concurre una alteración sustancial de las circunstancias que existían al momento de acordarse la pensión, además de ser estable o duradero, con carácter de permanencia, y no meramente ocasional o coyuntural, e imprevista, o imprevisible.

Por tanto si de modo extrajudicial alcanzamos un acuerdo que se plasma en convenio regulador no ratificado judicialmente debemos de ser conscientes del alcance del mismo en tanto en cuanto es una manifestación de voluntad de las partes que va a regir su relación al respecto de las cuestiones que son objeto de ese contrato, sin perjuicio de que pueda ser modificado, al igual que lo pueden ser las medidas que se recogen en una sentencia judicial, en el supuesto de que se acredite que han cambiado las circunstancias que se tuvieron en cuenta en el momento en que se alcanzó el acuerdo o se dictó la resolución como dispone el artículo 775 de la L.E.C.

 

 

 

Reflexiones de una letrada

martes, 25 de noviembre de 2014

Te daría “la luna”.

 

“¡¡Cómo pasa el tiempo!!, eso he  pensado  esta mañana cuando vi mi agenda  y caí en la cuenta de que el viernes día 28 de noviembre  se inaugura en Santiago la campaña de Navidad.  Bueno en realidad no sé qué día se inaugura el alumbrado navideño del ayuntamiento, ni tampoco cuando comienzan las  campañas comerciales o cuando comenzaremos a escuchar  los villancicos en la calle, lo que sí sé  es que yo el próximo viernes inauguro en mi vida, en mi casa y en mi corazón la campaña de Navidad y esto ocurre porque otro año más ha llegado el día de la Cena -Gala de la Fundación Andrea que sella para mí el comienzo de una etapa del año especialmente  marcada por la generosidad y solidaridad de todos y es que como cada año el viernes asistiré al acto  más importante de la Fundación  y lo haré en compañía de  mi familia para hacerles  partícipes de la labor de la Fundación y de la importancia de  nuestra presencia  en su gala.

La Fundación Andrea nace de una historia de amor sin límites protagonizada por unos padres que después de haber dado a su hija “La Luna”, decidieron del modo más generoso, más altruista y más ejemplar  poner a disposición de otras familias las herramientas necesarias para que “La Luna” no fuese  solamente de  Andrea.

La  Fundación Andrea no es un proyecto sino que es una realidad que ayuda  a nuestros vecinos, a nuestros compañeros de trabajo, a todas esas personas que nos rodean y que también, sin saber porque y sin poder prepararse para ello, han recibido una Andrea en su hogar.

Si tú eres de los que  duda del trabajo y funcionamiento de las Fundaciones y/o organizaciones sin ánimo de  lucro, debes de saber que en el caso de la Fundación Andrea su   gestión económica  es impecable,  si dudas de  la profesionalidad y sensibilidad de las personas que de modo tan acertado forman su patronato es bueno que escuches que  ninguna de ellas habrían permitido  que ni un solo céntimo se desviase allí donde no sea su verdadero destino y lo más importante, si  dudas de  la labor de la Fundación para justificar dar la espalda a su llamada de colaboración debes conocer también  que su trabajo es perfectamente visible para cualquiera que lo quiera cotejar,  basta ver la sala de espera de la planta de pediatría del CHUS, sus pasillos, los carros de juguetes de la escuela hospitalaria, las tres casitas que se encuentran a disposición de las familias con niños ingresados en el CHUS que no tienen domicilio en Santiago, las sesiones de musicoterapia, de hípica, las  intervenciones quirúrgicas  que no se pueden realizar en nuestra ciudad y cuyos gastos se cubren con la mayor discreción y así un largo etc de logros que solo se alcanzan con dinero que en su mayor parte,  procede  de su  GALA ANUAL.

Los que alguna vez nos hemos parado a pensar  lo que puede suponer en  una familia tener un hijo con una enfermedad crónica, terminal o de larga duración,  estaremos esa noche con ellos arropando sus ilusiones, si tú no lo has hecho todavía  imagina por un momento que ese niño vive  cerca de ti y seguro que también nos acompañarás en la gala , no falles!. VIERNES 28 DE NOVIEMBRE A LAS 21,30 HORAS  EN EL PAZO DE SAN LORENZO.

Reflexiones de una letrada

martes, 11 de noviembre de 2014

Justicia para todos.

Eso nos dijo hace ya unos años el “ex Rey”, -inciso- ¿como se llama a quien fue Rey y ya no lo es pero sigue vivo? ¿y a quien fue Papa y ya no lo es pero  también sigue vivo? supongo que Ex Rey y Ex Papa,   esto me recuerda a mi abuela Mamarú que  siempre nos decía “ahora con los divorcios hay ex maridos, ex mujeres, ex cuñados, ex suegros pero lo que nunca va a haber son ex padres porque eso uno lo es siempre, toda la vida, PASE LO QUE PASE“,  pues si ella viviese alucinaría al ver que en la actualidad conviven dos Papas y en España dos Reyes, bueno esto en las monarquías todavía se puede esperar porque para algo está la figura de  la  abdicación, pero que un Papa tire la toalla…madre mía lo que debió de ver allí dentro… y vuelvo al tema del artículo que desde luego no era la situación ni de la Iglesia ni del Vaticano…, el entonces Rey D. Juan Carlos nos dijo en aquel famoso discurso de Navidad que “todos somos iguales ante la Ley”, en mi opinión  debiera de haber dicho  que “a todos se les aplica la misma ley” porque desde luego la aplicación en la practica  para unos y para  otros les digo yo que no tiene nada que ver  y si no vean, en el mes de octubre de 2014, es decir a lo largo del mes pasado presenté en el juzgado de familia de Santiago una solicitud de adopción de  medidas provisionales en un asunto en el que se discute la custodia de un menor, el señalamiento estaba previsto para el día de hoy y al no ser posible su celebración por causas procesales se ha señalado nuevamente para el día 28 de este presente mes de Noviembre, es decir en dos meses y aún contando con distintos abatares procesales, los progenitores implicados en el asunto tendrán una resolución que al menos temporalmente ponga fin a su conflicto.  La semana pasada tuve un señalamiento de un juicio en el que también se discute la custodia de dos niños, mi cliente (como la parte contraria) lleva esperando este señalamiento desde el mes de mayo de 2014, pero tienen un problema, no pertenecer a un partido judicial en el que haya juzgado de familia, como Santiago, la Coruña, Vigo etc, pues bien, su juicio que se ha suspendido como en el otro ejemplo que comenté por cuestiones procesales, ha quedado señalado para el 10 de junio de 2015. Si, si, los padres van a estar sin resolución judicial hasta entonces, sometidos a la tensión que eso supone, con una fuente de conflicto constante al respecto de sus derechos y sus obligaciones y lo más grave e importante, con sus hijos en el medio de un caldo de cultivo para todo tipo de desencuentros, y ¿por qué? se preguntarán ustedes, pues por agenda judicial, porque es un juzgado de pueblo, en el que el mismo juez resuelve un divorcio con custodia, que unas humedades, que una servidumbre que una reclamación de cantidad y los días y las horas para él y para los  funcionarios de ese juzgado  dan de si lo que dan… y como los medios personales y materiales no se multiplican “como los panes y los peces” así estamos.. los hijos, los padres, los abogados, los procuradores, los secretarios judiciales y los jueces…porque esta situación no es cómoda para nadie pero, ¿a quien le preoupa? pues parece ser que solamente a quienes no la podemos soluccionar…

Reflexiones de una letrada

viernes, 31 de octubre de 2014

Cambio de domicilio al extranjero.

La sentencia que he leído esta mañana me ha “tocado de cerca” porque me encuentro en la actualidad a la espera de recibir una resolución judicial en un asunto de parecidas características en el que yo pido que se permita a una madre establecer su nuevo domicilio en los Estados Unidos y llevarse con ella a la hija de quien en la actualidad tiene la custodia.

La sentencia que os refiero  la ha dictado el Tribnunal Supremo en un supuesto de una madre que pretendía trasladar su domicilio a Brasil llevándose con ella a su hijo del que también tiene la custodia. La madre acredita que en Brasil tiene a toda su familia, medios de vida y otro hijo de 17 años. Primeramente, en la instancia,  le conceden la salida de terrirorio español, sin embargo la Audiencia Provincial estima el recurso que formula el padre y realiza un cambio de custodia otorgándosela al padre para que el menor no salga de España y garantizar así la relación paterno -filial. La madre recurre al Tribunal Supremo que estima el recurso de casación y le concede nuevamente la custodia de su hijo permitiendo la salida a su país de origen adoptando el trinbunal medidas de financiación para facilitar económicamente los traslados del menor.

Esta sentencia establece una doctrina en materia de cambio de residencia al extranjero de progenitores con la custodia de sus hijos en el sentido de establecer que:

El cambio de residencia al extranjero del progenitor custodio puede ser judicialmente autorizado únicamente en beneficio e interés de los hijos menores bajo su custodia que se trasladen con el.

Reflexiones de una letrada

jueves, 16 de octubre de 2014

Amor a los hijos.

A veces la vida nos zarandea con tal fuerza que levantarse resulta una tarea casi imposible, pero aquellos que a lo largo de ella hemos vivido tragedias o momentos especialmente dificiles sabemos que después de un duro momento viene otro que no lo es tanto y, o bien nos dejamos ir regocijándonos en nuestra propia desgracia o solo nos queda levantarnos y luchar, sin límite, las veces que haga falta.

Parto para escribir este artículo de lo que yo considero una axioma, “ no hay nada que una madre  quiera más que un hijo” y desde esa verdad para mí indiscutible, pienso en cuanto nos duele su sufrimiento. Ese cumpleaños al que no lo invitan, esa fiesta en casa de una amiga para la que no la avisan, esa quedada de sábado que se hace a sus espaldas y tantos pequeños desprecios que duelen más que si nos los hiciesen a nosotros mismos porque ante los hijos se nos despiertan los instintos más básicos y primarios, sin que ello lógicamente pueda suponer que perdamos de vista que se trata de pequeñas jugarretas que todos hemos padecido alguna vez y que como padres nos corresponde saber valorarlas en sus justos términos. A  través de esos sentimientos de dolor por nuestros hijos con los que nos toca lidiar a veces y sin que, POR SUPUESTO, sea siquiera comparable, mi mente se fue a las madres que pierden a sus hijos, una circunstancia contra natura, que no entra en los esquemas evolutivos y por tanto que debe de provocar un sufrimiento inenarrable, indescriptible y entonces me sentí inmensamente afortunada pero también egoista por las pocas ocasiones en las que dentro mi rutina, paro y doy gracias a Dios y a la vida por mi inmenso patrimonio, ese que no tiene precio, me refiero al de ver crecer sanas y felices a mis hijas y por ello he sentido la necesidad de reflexionar al respecto y de manifestar mi solidaridad, mi admiración y mi apoyo a las madres que tras una vivencia de ese tipo han conseguido aprender a vivir de nuevo alcanzando en su vida la serenidad.

Tan solo dos horas depués de escribir este artículo que hoy completo, supe de la muerte de una clienta joven, inteligente,  trabajadora, guapa, a la que su cabeza le jugó una mala pasada…y creyó que era mejor tirar la toalla. He tenido ocasión de transmitir el pésame a sus padres rotos de dolor, todavía tengo la piel erizada, ¿por qué necesité escribir ese sentimiento? ¿por qué mi mente pensó ese día en ese tipo de dolor? Coincidencias… no consigo dejar de pensar en ella y de ver su cara frente a mi en el despacho. Hacía años que habíamos ganado varias batallas juntas pero las sentencias favorables  lamnetablemente no simpre son suficientes para reparar tanto sufrmiento…qué pena!! D.E.P. Salomé.

Reflexiones de una letrada

martes, 30 de septiembre de 2014

Nulidad de testamento olografo.

Debo de comenzar explicando a quien lo desconoce que el testamento olografo es aquel que el testador escribe por sí mismo,   es decir aquel que no se hace ante un notario y cuya validez está sometida a una serie de requisitos legales tales como que el testador sea mayor de edad, que todo el testamento esté escrito y firmado a mano, que conste la fecha de la redacción del mismo  también escrita a mano, y que quede clara la voluntad del testador de estar haciendo un testamento. Pues bien, una vez muerto el testador es necesario protocolizar el testamento en un plazo de cinco años desde la fecha de su muerte  y ante  el juzgado de primera instancia del lugar del último domicilio del mismo a través de un procedimiento de jurisdicción voluntaria en el que el juez unha vez  acreditada la identidad del testador y la autenticidad del testamento acirdará la protocolización del mismo. En el artículo 692 del C.C de modo expreso se indican las personas que deben de ser llamadas a este proceso de jurisdicción voluntaria de protocolización de  un testamento ológrafo y que son el cónyuge sobreviviente si lo hubiese, los ascendientes y descendientes y si no los hubiese los hermanos. Teniendo en cuenta que en el artículo 225.3 de la LEC se recoge que serán nulos los actos procesales cuando se prescinda de las normas del procedimiento y toda vez que como se ha explicado esos familiares del causante testador deben de ser llamados al pleito, será nulo de pleno derecho el proceso de protocolización que se siga sin la citación de todo o alguno de los familiares recogidos en el Código Civil.

Reflexiones de una letrada

miércoles, 24 de septiembre de 2014

THE GLOBAL PARTY.

 

No es la primera ocasión en la que utilizo mi blog para escribir sobre   asuntos no relacionados con el derecho que entiendo  merecen de nuestra atención y de nuestra sensibilidad. Hoy  no quiero desaprovechar el privilegio que supone tener esta plataforma  de comunicación a la que  podéis llegar a través del El Correo Gallego para haceros partícipes de la iniciativa de la Joyería Jael en colaboración con el Casiño de La Toja en lo que se refiere a la “GLOBAL PARTY”.  Se trata de una fiesta que se celebra el mismo día en numerosísimas ciudades del mundo y cuyos fondos recaudados se destinan SIEMPRE  a labores solicidarias. El próximo viernes se celebreará en nuestra ciudad, Santiago, la primera edición de esta fiesta que tendrá lugar en el Hotel Palacio del Carmen a las 21,00 horas. La entrada que se vende en la citada Joyería (entre otros lugares) cuesta 35€ que se destinarán INTEGRAMENTE a la FUNDACION ANDREA una organización de nuestra ciudad que hace una labor ejemplar de ayuda a las familias de  niños con enfermedades crónicas, terminales o de larga duración. En la citada fiesta habrá sorteos de valiosos regalos así como un cocktail, música en directo, D.J y muchas más sorpresas de tal modo que se pueda colaborar con una causa preciosa pasándotelo fenomenal.

En cuanto a la FUNDACION ANDREA   poco o nada queda por decir a estas alturas de su vida, de  su trayectoria y de las iniciativas que llevan a efecto así como  de las personas que forman su patronato  las cuales parecen haber sido elegidas con una varita mágica por una hada que las protege ante cualquier decisión dándonos una lección constante. La fortuna de tener hijos sanos nos hace en ocasiones vivir de espaldas a la tragedia de tantas familias en las que no solamente se sufre por la desgracia de la enfermedad en sí misma sino y también la  de no poder siquiera cubrir mínimamente las necesidades de sus hijos enfermos. En esos momentos de tristeza infinita, de impotencia y de desesperación la Fundación minimiza en la medida de sus posibilidades esas circunstancias tan adversas. Una casa completamnete acodicionada a escasos metros del hospital donde los niños permanecen ingresados, sesiones de terapia con psicólogos especializados, intervenciones quirúrgicas no cubiertas por la seguridad social o de imposible realización en nuestra comunidad autónoma, ese encuentro soñado con el ídolo del niño enfermo que resultará más productivo que tantos y tantos tratamientos y un largo etc de actuaciones concretas y determinadas que se pueden cotejar, que se destinan a nuestros vecinos, a los hijos de nuestros vecinos, a ese niño que  pude haberme cruzado hoy  en la Plaza del Toral o haber estado cualquier día de este verano a mi lado en una playa del Barbanza…

No nos piden  la colaboración para una causa lejana, por tanto no sirven las disculpas a las que nos agarramos con frecuencia  para justificar nuestra desidia. No se trata de ayudar al  tercer mundo (que merece nuestro respecto) y poner en duda la efectividad de nuestra colaboración. Se trata de sentirnos parte de una  Fundación que es  la fundación de nuestra ciudad, la Fundción de nuestros niños, la Fundación de nuestros enfermos esos que no es necesario ver en la tele porque están en las habitaciones del hospital de nuestra ciudad. Que tienen nombre, que tienen historia y que tienen una familia destrozada que si le ayudamos nunca, nunca, nunca lo van a olvidar.

COLABORA!!

Reflexiones de una letrada