En Polonia. Hotel Bristol de Varsovia

| 0 comments

Desde su inauguración el 16 de noviembre de 1901, el Hotel Bristol se convirtió instantáneamente en un lugar emblemático de la ciudad debido a su característica silueta y a su impresionante decoración de estilo Art Nouveau.

Cabe destacar que uno de sus propietarios iniciales fue Ignacy Jan Paderewski, el célebre compositor, y posteriormente primer ministro de Polonia. En pocos años, el hotel se convirtió en el destino elegido por estadistas, artistas y más. Los compositores Edward Grieg y Richard Strauss, el cantante Enrico Caruso, la física Marie Curie-Sklodowska, son solo algunos de los huéspedes ilustres que se han alojado en el hotel. En aquella época se celebraban fiestas de la alta sociedad, que dieron lugar al Baile de Año Nuevo en 1907, una tradición que llega hasta nuestros días.bristol1

En febrero de 1919, el edificio adoptó un rol político, cuando Paderewski inauguró el primer Parlamento polaco soberano desde el siglo XVIII, con Jozef Pilsudksi como jefe de Estado, en el Hotel Bristol. Las históricas primeras sesiones del gobierno tuvieron lugar en el interior del hotel. Más tarde, entre 1928 y 1931, se llevó a cabo la primera restauración del edificio, en la que el hotel adoptó sus característicos detalles Art Deco.

El hotel sobrevivió a las dos Guerras Mundiales, siendo una de los pocas estructuras dañadas de la ciudad que se mantuvo en pie. En 1952, la Agencia de Turismo del Estado, Orbis, se hizo cargo del edificio y lo transformó en un hotel para huéspedes internacionales, modificando su interior para reflejar la posición política de la nueva república del pueblo de Polonia.

En la década de 1970, el estado del hotel se había deteriorado. Se propusieron planes de renovación que nunca se llevaron a cabo y, en noviembre de 1981, justo 80 años después de su apertura, el hotel cerró sus puertas.

Diez años más tarde, en 1991, y en un estado ruinoso, el hotel fue adquirido por Forte, que firmó un acuerdo conjunto con Orbis, otorgando a la empresa el 55% de la propiedad y un contrato de gestión. Poco a poco, Forte comenzó la renovación que llevó al hotel a su antiguo esplendor.

El 5 de diciembre de 1992, el Hotel Bristol de cinco estrellas volvió a la actividad. La primera ministra británica Margaret Thatcher cortó la cinta de inauguración el 17 de abril de 1993, cuando se alojó en la suite Paderewski recién renovada. De nuevo, el edificio se convirtió en el hotel más hermoso de Varsovia, atrayendo a personalidades como la reina Isabel II de Inglaterra, su santidad el papa, el Dalai Lama, Marlene Dietrich o Woody Allen.

Cinco años más tarde, el 24 de septiembre de 1998, el Hotel Bristol entró en una nueva época al pasar a formar parte de Le Méridien antes de unirse a Starwood Hotels & Resorts Luxury Collection en 2013

bristol2

Desde su inauguración el 16 de noviembre de 1901, el Hotel Bristol se convirtió instantáneamente en un lugar emblemático de la ciudad debido a su característica silueta y a su impresionante decoración de estilo Art Nouveau.

Cabe destacar que uno de sus propietarios iniciales fue Ignacy Jan Paderewski, el célebre compositor, y posteriormente primer ministro de Polonia. En pocos años, el hotel se convirtió en el destino elegido por estadistas, artistas y más. Los compositores Edward Grieg y Richard Strauss, el cantante Enrico Caruso, la física Marie Curie-Sklodowska, son solo algunos de los huéspedes ilustres que se han alojado en el hotel. En aquella época se celebraban fiestas de la alta sociedad, que dieron lugar al Baile de Año Nuevo en 1907, una tradición que llega hasta nuestros días.

En febrero de 1919, el edificio adoptó un rol político, cuando Paderewski inauguró el primer Parlamento polaco soberano desde el siglo XVIII, con Jozef Pilsudksi como jefe de Estado, en el Hotel Bristol. Las históricas primeras sesiones del gobierno tuvieron lugar en el interior del hotel. Más tarde, entre 1928 y 1931, se llevó a cabo la primera restauración del edificio, en la que el hotel adoptó sus característicos detalles Art Deco.

El hotel sobrevivió a las dos Guerras Mundiales, siendo una de los pocas estructuras dañadas de la ciudad que se mantuvo en pie. En 1952, la Agencia de Turismo del Estado, Orbis, se hizo cargo del edificio y lo transformó en un hotel para huéspedes internacionales, modificando su interior para reflejar la posición política de la nueva república del pueblo de Polonia.

En la década de 1970, el estado del hotel se había deteriorado. Se propusieron planes de renovación que nunca se llevaron a cabo y, en noviembre de 1981, justo 80 años después de su apertura, el hotel cerró sus puertas.

Diez años más tarde, en 1991, y en un estado ruinoso, el hotel fue adquirido por Forte, que firmó un acuerdo conjunto con Orbis, otorgando a la empresa el 55% de la propiedad y un contrato de gestión. Poco a poco, Forte comenzó la renovación que llevó al hotel a su antiguo esplendor.

El 5 de diciembre de 1992, el Hotel Bristol de cinco estrellas volvió a la actividad. La primera ministra británica Margaret Thatcher cortó la cinta de inauguración el 17 de abril de 1993, cuando se alojó en la suite Paderewski recién renovada. De nuevo, el edificio se convirtió en el hotel más hermoso de Varsovia, atrayendo a personalidades como la reina Isabel II de Inglaterra, su santidad el papa, el Dalai Lama, Marlene Dietrich o Woody Allen.

Cinco años más tarde, el 24 de septiembre de 1998, el Hotel Bristol entró en una nueva época al pasar a formar parte de Le Méridien antes de unirse a Starwood Hotels & Resorts Luxury Collection en 2013

 

Deja un comentario

Required fields are marked *.