A Brasileira de Porto, una escala muchas veces olvidada

| 0 comments

A la llegada a Porto parece que todo está escrito para los amantes de los locales cafeteros. El reconocimiento del Café Majestic sobrepasa las fronteras desde hace décadas. Pero es preciso recordar aquí lo que fue el germen de la aventura de A Brasileira. El establecimento fue fundado por Adriano Telles, farmacéutico do Porto, que, abrió en Porto la casa madre de lo que luego sería su imperio de A Brasileira.  Tras su emigración a Brasil, decidió dedicarse al negocio del  café y a su regreso a Porto instaló un tostadero, inaugurado el 4 de Maio de 1903, para servir café à chávena. En ese momento el hábito de tomar café en establecimientos públicos era inusual y Telles ofreció durante los primeros años de “A Brasileira”, el denominado café à chávena de graça npara todos aquellos clientes que adquiriesen un saco de café. El empresario mandó pintar en diversos puntos de la ciudad el slogan que se haría famoso: : O melhor café é o d’A Brasileira.

De acuerdo con un proyBra1 bra3ecto do arquitecto Francisco de Oliveira Ferreira, A Brasileira tiene una fachada preciosista dotada con un magnífico parasol de hierro y vidrio, que atisba formas modernistas. El interior es deslumbrante y sobresalen las molduras los cristales y el mobiliario de cuero. La sala pequeña sala pequeña fue separada del local primitivo y actualmente está explotada por la multinacional Caffè di Roma. El espacio restante estuvo cerrado durante años y ahora ha abierto como restaurante.

Bra2

Bra1

Deja un comentario

Required fields are marked *.