No es un anuncio de Ikea

| Sin comentarios

A pesar del volumen de trabajo, el pasado verano me propuse escribir por lo menos un post cada mes, por aquello de que este blog perdería su razón de ser si no describiera mi perspectiva de la actualidad desde mi “exilio laboral” con cierta regularidad. bienvenido a la republica

En las últimas semanas me abstuve de participar en el debate sobre la coreografía de nuestra vicepresenta en un plató de televisión, no comenté la implementación del ciclo de Formación Profesional sobre Tauromaquia y tampoco expresé mi opinión sobre el mayúsculo escándalo de Volkswagen, aunque reconozco que recordé más de una vez a Juan Moreno.

Si no fuera tan repetitivo, quizás también hubiese comentado lo curioso que resulta ver cada año que el 12 de octubre provoca en España reacciones diametralmente opuestas a las que aquí se producen cada 3 de octubre, festividad de la unidad alemana y que este curso ha recibido especial atención mediática por tratarse de su 25 aniversario.

Sobre las elecciones catalanas y sus resultados seguramente podría haber escrito varias entradas, pero ahora todo resulta ya obsoleto. Estos días, en lugar de hablar sobre el descenso del número de escaños de CiU y ERC el 27-S, de que el 52% de electores vota a partidos que no defienden la independencia de Cataluña, de la operación policial contra la (supuesta) corrupción del clan Puyol o del famoso 3% de las comisiones, imagino que al hablar de Cataluña el único tema será ya la propuesta formal secesionista por parte de JxSí y CUP.

Al espectáculo esperéntico que en ocasiones presentaba el Telediario, parece haber llegado ya el spot publicitario de Ikea: Bienvenido a la República Independiente de mi casa.

Realmente, no es sorprendente que más de uno quiera cambiar de canal…

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.