Fin de curso

| Sin comentarios

Sé que llevo demasiadas semanas sin actualizar el blog. No escribía desde aquel día en el que Vero Boquete hizo bueno el calendario y la festividad de la Ascensión para subir al cielo futbolístico europeo. No se ha tratado en absoluto de falta de ganas, motivación o motivos para escribir, sino simple y llanamente de la ausencia de un tiempo que cada día considero más valioso. xunho_paraiso

Gracias a esta razón le he ahorrado a mi madre y los cuatro amigos que leen estas líneas mi parecer sobre una actualidad que no da tregua a tantos aprendices de Demóstenes televisivos.

De no ser así, me hubiera gustado comentar mi opinión sobre los resultados electorales del 24-M; ese día en el que más de uno se enteró de que las Mareas vivas no sólo existían en Portozás. Habría opinado con gusto sobre las pitadas al himno nacional de supuestos custodios de la tolerancia en la última edición de la final de la Copa del Rey, y también me hubiera encantado aportar mi granito de arena a la estéril discusión sobre el humor negro propiciada por un tal Guillermo Zapata metido a concejal de Cultura de la capital del Estado.

Como creo que el culebrón griego tendrá más capítulos que “Cuéntame”, me limitaré hoy a repetir aquello de que Alexis Tsipras sigue sin tener Lannister como segundo apellido, convencido de que el tema recobrará actualidad de forma trimestral y de modo creciente según se acerquen nuestras propias elecciones generales.

A mí, tras haber disfrutado ya después de muchos años de las fiestas de mi barrio, ahora me toca por fin cargar las pilas con los míos en este nuestro paraíso gallego.

Xa podía ser sempre verán…

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.