Los 128 de Erfurt y Lampedusa

| 2 comentarios

Esta semana, mientras un emocionante vídeo sobre la emigración se convertía en viral, hemos podido comprobar, una vez más, que en Alemania no llueven euros, como ya rezaba el título de mi blog en mayo de 2013.

La situación de los 128 de Erfurt parece deberse a un error alemán. Ahora las autoridades  de Turingia intentan buscar para los jóvenes españoles opciones que salven la imagen del Bundesland y de Alemania como país receptor de emigrantes, alegando que ha sido un caso puntual y excepcional.

Si bien resulta evidente que est@s chic@s han sido engañad@s, me gustaría repetir una vez más que nadie en España debería confundir Alemania con El Dorado. Es posible que aquí se reconozca la formación y el trabajo más que en nuestro país, pero para poder acceder a un puesto de trabajo bien remunerado el conocimiento del idioma resulta prácticamente imprescindible.  ¿Cómo puede “indignarse”  un licenciado en Historia por no encontrar trabajo “de lo suyo” con su inglés de secundaria y sin saber una palabra de alemán? El inglés puede ser suficiente para aterrizar, pero el alemán es necesario para prosperar.

Hace unas semanas inundó los medios el caso de Benjamín Serra, doble licenciado español que se ve obligado a limpiar baños en Londres. Su caso es sangrante; pero igual que lo eran (o son) los de muchos licenciados latinoamericanos que limpiaban y ponían cafés en España o excelentes profesionales titulados africanos que llegaban (o llegan) en patera para trabajar ilegalmente en nuestros campos y que no parecían escandalizar tanto a los medios.

Mientras seguimos viendo como cambian las tornas, las aguas de Lampedusa vuelven a tragarse 50 vidas de inmigrantes que sólo buscan, igual que los 128 de Erfurt, un trabajo y una vida mejor.

2 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.