Orgullo de un español en Alemania

| 36 comentarios

Respuesta a Juan Moreno

Paderborn, 15 de junio de 2013

Estimado Juan:

Espero que me permitas la licencia tan española (y tan poco alemana) de tutearte a pesar de que no te conozco personalmente y seas unos cuantos años mayor que yo.

Al igual que un día lo hicieran los tuyos, también mis padres dejaron España a finales de los años 60 para trabajar como Gastarbeiter en una Alemania que les ofreció el futuro que su país les negaba. Después de casi tres lustros y muchísimas horas de esfuerzo, ambos volvían a Galicia llevando consigo, además de aquellos marcos que tanto sudor les había costado ganar, a mi hermano mayor y a un servidor a la edad de dos años.

Mis padres siempre dicen que el esfuerzo valió la pena y que gracias a esos años mis hermanos y yo (ya en Santiago mi hermano menor completó la familia) pudimos disfrutar de una educación y de una formación que, probablemente, no hubiéramos podido tener de no ser por su valentía y capacidad de sacrificio. Pero no te quiero hablar de una situación que conoces tan bien o mejor que yo.

Crecí en Santiago sin hablar una palabra de alemán y estudié en esa Universidad centenaria la lengua del país que mis padres tanto habían admirado. Tras una primera estancia Erasmus y después de finalizar mis estudios en Compostela, regresé a Alemania donde, sin haberlo planificado realmente, me vi dando clases de español en la Universität Paderborn. Vivo en este país desde hace 10 años y hoy en día soy profesor en un Gymnasium, donde mis compañeros dicen con sorna que soy el primer spanischer-deutscher Beamter que conocen.

Me fastidia mucho tener que darte la razón en algunos aspectos que criticas de España en tus artículos, muchos de los cuales yo también he denunciado varias veces en mi blog: “La generación de la burbuja” (http://blogs.elcorreogallego.es/la-generacion-de-la-burbuja/la-generacion-de-la-burbuja/); pero discrepo totalmente con tu perspectiva subjetiva y unilateral, además del mensaje pesimista que pareces querer transmitir.

Supongo que, además de los evidentes paralelismos biográficos, comparto contigo numerosos puntos de vista sobre la desastrosa gestión llevada en España durante los últimos años y que ha provocado el estallido de esa famosa burbuja que está llevándose a mi generación por delante.

Es cierto que cuando hace apenas diez años yo empecé a trabajar aquí, apenas podía creer lo que veía en mi país cada vez que iba de vacaciones. Te puedo asegurar que tenía la sensación de que gran parte de mi generación se estaba endeudando para parecer rico sin serlo. Que yo me comprase un coche de segunda mano era casi tildado de tacañería por algunos de mis paisanos que invertían su salario íntegro de varios años en un crédito para pagar Audis o BMWs a estrenar. Comprar un piso e hipotecarse al 100% o 110% del precio de la vivienda no era raro. Los bancos animaban a incluir en el crédito los muebles, un coche nuevo, las próximas vacaciones o el banquete y viaje de novios de la incipiente boda.

Las administraciones hacían lo propio, desde el ayuntamiento local hasta el gobierno central en Madrid, todas parecían invertir en infraestructuras no siempre necesarias (además de reformar casi todo lo construido en los años anteriores). La transformación de los pueblos o ciudades hizo honor a aquellas famosas palabras de Alfonso Guerra en los ochenta de que a este país no lo reconocería “ni la madre que lo parió”. Pero lo queramos aceptar o no, muchos de los bancos que daban esos créditos que atentaban contra el sentido común recibían dinero de instituciones alemanas que, en mi opinión, comparten responsabilidad ante su incapacidad de pago.

Con todo, amigo Juan (usando el vocativo de tu artículo en Der Spiegel de esta semana), en España no TODO lo hemos hecho mal.

Ante tu reflexión sobre tomar la nacionalidad alemana y entregar tu pasaporte español te diré que comprendo perfectamente que te sientas más alemán que ibérico ya que has crecido aquí; al margen de que cada uno es libre de sentirse como le venga en gana.

Sobre tu justificación para preferir la nacionalidad alemana te diré que tú sabrás mejor que yo que en este fantástico país hay también políticos corruptos, mentirosos y farsantes. Es cierto que aquí dimiten si se descubre que han plagiado su tesis doctoral mientras que en España se aferran a su poltrona como si fuese su cordón umbilical, pero si me permites utilizar la expresión germana, en Alemania también “se cocina con agua”. Aunque el porcentaje sea muchísimo menor, también aquí hay trabajo negro. Casos como las obras del aeropuerto de Berlín muestran que los teutones también cometen errores de planificación. Lo sé; son minucias en comparación con el percal español (por eso, aplaudo muchas de tus críticas), pero los alemanes tampoco hacen todo richtig.

Siento, por ejemplo, que no valores lo suficiente el desarrollo de un país que en 1975 todavía vivía en dictadura; que no seas capaz de reconocer los avances sociales y educativos de una España que difiere mucho de aquella que dejaron tus padres y los míos en los 60 y 70. El sistema de salud pública (que lamentablemente tanto está sufriendo en la actualidad) sigue siendo la envidia de muchos pacientes alemanes. La mentalidad machista, que posiblemente recordarás de tu niñez, es hoy una excepción en un país cuyos avances en política de igualdad de género es indiscutible.

Aun siendo consciente de que los fondos europeos han ayudado mucho en el avance de España,  hay que reconocer que, además de aeropuertos sin aviones, en nuestro país se han construido durante los últimos años muchas infraestructuras que eran poco menos que imprescindibles y de las que ya disponía Alemania en los 70 y 80.

La vida cultural y artística de este país ha visto surgir en los últimos años a tantos talentos que hacer una lista justa robaría demasiado espacio. Gran parte de los casi 58 millones de visitantes anuales que nos convierten en el segundo destino turístico del mundo por ingresos se da cuenta de que este país tiene una gran oferta cultural, más allá de los tópicos de playa, tapas y toros que tanto parecen gustar a algunos medios alemanes.

¿Y qué decir del castellano? La creciente importancia de una lengua que ya se está convirtiendo en el segundo idioma del mundo se ve reflejada en el ascendente interés por su aprendizaje en educación secundaria en casi todos los Bundesländer de la República.

Me molesta que en tu discurso no menciones que, además de los escándalos de dopaje y las deudas millonarias de los clubes de fútbol, este país ha conseguido ser bicampeón de Europa y campeón del Mundo en fútbol y baloncesto; ha ganado la Copa Davis cuatro veces en los últimos diez años y ha logrado grandes títulos individuales en tenis y Fórmula 1.

Quiero pensar que yo realmente soy muy crítico con España, pero no me gustaría perder la capacidad de seguir valorando las posibilidades de un país que todavía está a tiempo de cambiar para hacer las cosas bien. Al igual que tú, yo también estoy harto de oír ese discurso exculpatorio de la incompetencia patria buscando culpables en Berlín o Bruselas; pero también me exaspera esa cantinela tan alemana del “das würde in Deutschland nicht passieren” o “bei uns ist alles besser”.

Presentar sólo esa cara negativa de España creo que no ayuda a la recuperación del país en absoluto. Si uno realmente siente simpatía por su pueblo y por su gente, una crítica constructiva que animase a los españoles en estos durísimos tiempos que corremos probablemente podrían ser el perfecto pregón a unas fiestas en las que me podría imaginar a tus padres en la plaza escuchando con orgullo en tus palabras que su esfuerzo sí ha merecido la pena.

Un cordial saludo,

Lito Vila Baleato

 

36 comentarios

  1. Vamos a ver machiño: por moito que te exprimiches o coco non fuches quen de destacar algo positivo de ser ezpagñol, mais alá das consabidas chorradas casposas do circo ibérico: títulos deportivos que teñen mais a ver co azar e co esforzo individual (no que nada pinta a nacionalidade: que Rafa Nadal sexa chinés ou balear non influe, en absoluto, no seu comportamento deportivo nas canchas de tennis ) que cunha planificación deportiva eficiente….A nai do cordeiro radica na orixe de ambos os dous diferendores: os vosos respeitivos pais tiveron que sair pitando para traballar nunha Alemania que fora físicamente destruida tan só vinte anos antes, ante a imposibilidade da súa “España Querida” para permitir-lles comer…Orgulloso de ser Español: se non é lerdicie é masoquismo ramplón ou ecg plano sen remisión..!!!!

    • En primeiro lugar gustaríame dicir que a intención da carta non era destacar o positivo de España (de feito en moitas entradas anteriores do meu blog fago referencia a moitos aspectos que tematiza Juan Moreno) senón mostrar desacordo coa suá crítica non constructiva e pouco obxectiva.
      Atribuir ó azar a consecución de dous campeonatos de Europa consecutivos e un do mundo (desdeñando o traballo de grupo e planificación deportiva) paréceme disparatado. Quero pensar que a maioría das persoas mínimamente ligadas ó deporte compartirán esta opinión.
      Creo que entendiches mal a carta ou non a liches ata o final (recoñezo que é larga), xa que tamén fago referencia ós avances políticos e sociais dende a época na que os nosos pais deixaron o país ata hoxe cando, por exemplo, o seu pai só tivo catro anos de escolarización.
      Valoro tamén moi positivamente o sistema de saúde pública (que tanto está a sufrir), a vida artística e cultural ou a oferta de ocio que, xunto co seu clima, converte a España nun importante destino turístico. Non vai a ser todo fútbol.
      Saúdos!
      PD. Por certo, copio unha cita do meu blog do 15 de outubro do 2012: Aunque yo mismo pongo en duda la trascendencia de este orden, podría decir que soy primero del barrio de San Pedro, luego picheleiro (santiagués o compostelano para aquellos no familiarizados con el gentilicio), gallego, español, europeo y “ciudadano del mundo”.

      • Benquerido Lito soy Viguesa, gallega, espanhola, europea y ciudadana del mundo, ademas de emigrante en Alemania, gracias por tu carta.. !!!!
        Aunque entiendo lo que quiere decir este periodista , no creo que su articulo ayude a nadie , al contrario…va a sembrar mas intolerancia y agresion en un mundo que esta en una situacion muy peligrosa. Los europeos parecen sufrir un olvido colectivo, la falta de Memoria es nefasta tanto para Espanha como para Alemania !!! es que solo es Espanha la que esta en crsis??? quiza nos viniera bien un repaso de la historia contenporania a todos !!!
        Estoy muy de acuerdo contigo. Puedes estar seguro , que el sacrifico de tus padres ha sido muy valeroso y util !!! yo como emigrante , sintiendo mucha morrinha , te agradezco tu opinion. Bicos. unha galega en Alemania .

        • Gracias, Belén. Veo que además de compartir esa frase para definir nuestra identidad 🙂 también coincidimos en unas circunstancias vitales y laborales similares.
          Agradezco mucho el aprecio que se nota en tus palabras.
          Moitas apertas e bicos doutro galego en Alemania 😉

  2. Me ha gustado mucho tu post, pero hay algo que no habría puesto por que considero que sobra y es parte de el pan y el circo. El párrafo, referente a los deportes sobra. Personalmente en casi todos los deportes que sobresalimos los que destacan son mercenarios de nacionalidad española. Podrías poner referencias a nivel de deporte amateur que las hay…un ejemplo claro la natación sincronizada donde creo que hay más esfuerzo y sacrificio que en un mundial ganado por la selección española de fútbol, donde las deportistas por sueldos bastante míseros y muchas más horas de trabajo que probablemente las selecciones de fútbol y baloncesto juntas…y nadie las menciona…por lo tanto mejor no hablar de deportes.

    Un Saludo

    • Gracias por tu comentario, José.
      Soy de la opinión que todo el deporte tiene importancia y por eso creo que ese párrafo no sobra. Únicamente pretendía presentar el contrapunto a la visión unilateral de presentar los escándalos de dopaje y a los clubes de fúbol endeudados. Si se mencionana las miserias, es de justicia destacar los éxitos logrados.
      Te doy la razón en que es injusto que los deportes con más repercusión mediática minimicen muchos otros éxitos que también tienen importancia.
      Un abrazo!

  3. En un mundo sin rozamiento Lito.

    España está echa unos zorros lo d deporte vale, pero tiene una relevancia marginal. La sanidad publica que tanto defiendes es una casa de p*tas llena de despilfarro, amiguismos y corruptelas al igual que la educacion publica, da la casualidad que en mi familia trabajamos en los dos sectores y si, es la envidia, hasta que les dices lo que cuesta (dos o tres veces mas de lo que debería)

    Este país necesita una purga

    • Gracias por el comentario.
      Si lees otras entradas del blog verás que soy muy crítico con el “despilfarro, los amiguismos y las corruptelas” en España. Si, efectivamente, el país necesita una purga, creo que el camino hacia ese “saneamiento” no es la crítica destructiva y subjetiva de Juan Moreno sino aquella que es constructiva y plantea alternativas.
      Un saludo!

  4. España es una pocilga habitada por cerdos que llevan varios siglos revolcándose en su mierda , si el país evoluciono un poco fue por todos los emigrantes, como mis padres, que dejaron la pocilga y criaron a españoles, fuera de este hedor de mentira fascista rancia que desprenden todas las instituciones españolas, recordemos que hace unos días se homenajeo en esta pocilga a la Legión azul y también se tiene a Fraga por un gran demócrata, jaja. Yo he tenido la suerte de nacer y educarme en París, pero cometí el error de volver a España y tener hijos aquí en la pocilga y no hay un día que no me arrepienta.

    • Es una pena leer testimonios como el tuyo. Con todo estoy convencido de que es tarea de todos intentar cambiar el país. Si realmente crees que España es una pocilga te animo a que intentes enriquecer al país con lo positivo que has traído de tu educación en Francia. Estoy seguro de que tendrás mucho que aportar. Desde el negativismo y una crítica no constructiva seguro que no conseguiremos mejorar el contexto actual. Un saludo!

  5. Estoy de acuerdo contigo, Lito, im Großen und Ganzen.

    Creo que a Juan le dio un calentón de hartazgo y escribió sin pensar. Y el artículo de El Mundo de hoy confirma mi impresión. No se dio cuenta de que con su artículo iba a fomentar precisamente aquello que no queremos fomentar. No es consciente aún, pese a los años que lleva escribiendo, de la repercusión de lo que decimos en público.

    Utilizo desde hace años en mis cursos y libros citas de artículos de Juan que me encantan. Es evidente el amor que siente por sus padres. Es emocionante y le honra. Y esto de rechazar el premio viene de ahí también, de ese amor por sus padres. De ahí que vea en ello una dignidad que quizá no vería de no “conocer” a Juan, su forma de ver el mundo, desde hace tiempo. También sé que quiere mucho a España. Y que la conoce poco. Por más que sea hijo de españoles ha vivido toda su vida en Alemania. Por mis cursos en la universidad han pasado muchos hijos de emigrantes españoles. Sé cuánto ( o cuan poco) saben de España.

    Lamento la oleada de críticas que cae sobre él sin molestarse en entenderle, en saber quién es realmente, qué piensa y por qué. También lamento su artículo, porque es perjudicial para tantos españoles que se esfuerzan por salir de ésta, incluidos sus padres. Pero de eso él no era consciente.

    Liebe Grüße,

    @NHerrasti
    http://herrasti.jimdo.com

    • Muchas gracias por tu comentario en el que, después de leer bastante sobre Juan Moreno, coincido plenamente. En el artículo de “El Mundo” que mencionas incluso dice que él no dijo en ningún momento que quisiese entregar su pasaporte español.
      Coincido en muchas de sus críticas e incluso me puedo imaginar que tenga buenas intenciones. Además, estoy convencido de que admira a sus padres. Lo que a mí me molesta es que se haya limitado a mostrar sólo una cara de la moneda con una crítica (en mi opinión) poco constructiva. No Alemania es un país fantástico al que me siento (al igual que mis padres) inmensamente agradecido. Pienso que el tono de la crítica de Juan alimenta esa polémica polarización entre dos países que creo contraproducente.
      Schöne Grüße,
      Lito

  6. Lito, me ha encantado tu artículo, con todo lo que está cayendo necesitamos alguien que nos defienda.
    Es verdad que en este país se han hecho cosas muy mal, empezando por nuestros políticos, pero nadie parece recordar que hace una década eramos un país admirado por muchos y que fue capaz de un progreso económico y social sin precedentes.
    ¿No quedará en nosotros algo de aquello?
    Si somos de lo países que más niños adoptamos, y donde más trasplantes se llevan a cabo, será por algo, ¿ o no?
    Necesitamos que crean de nuevo en nosotros y para eso debemos creer primero en nosotros mismos.

    • Gracias por tu comentario. Efectivamente, el hecho de valorar lo bueno y las enormes capacidades que tiene nuestro país y sobre todo sus PERSONAS no puede ser usado para esconder todo aquello negativo que debemos criticar de una manera constructiva para erradicar esos “males” en aras de mejorar. Un abrazo!!

  7. Gran articulo Lito, un saludo desde los Lagartos.

  8. Buenas tardes, Lito.

    Me ha encantado tu artículo. Todo él. Coincido contigo en que una imágen negativa de España no ayuda en absoluto, y el resultado siempre derivará en desánimo popular, que es justo lo que menos necesitamos. Pero es que ni antes, ni ahora, ni después de esta crisis que terminará cuando le toque y que cuanto antes empecemos a creerlo antes veremos la salida, debiéramos ser tan pesimistas hacia el país que nos vió nacer, directa o indirectamente. Yo fui emigrante, volví por circunstancias y del país que me acogió guardo buenos y malos recuerdos, pero mantengo las buenas costumbres y el espíritu que me llevó a dejar mi país en su momento para luego volver. Un espíritu positivo con el que me despierto cada día. Tengo un negocio y por supuesto que he notado la crisis (que no debemos olvidar que no es española ni la hemos parido nosotros), pero te aseguro que lucho con uñas y dientes, arriesgo nuevas ideas aunque no haya presupuesto, le dedico más horas, esfuerzo y sigo al pie del cañón. Cada cliente que entra en mi negocio hablando de lo mal que está todo, sale pensando que depende de nosotros que todo mejore y que cambiará para mejor. Claro que sí. No es un exceso de optimismo porque he pasado las mías (creo que la muerte de un hijo es lo peor que le puede pasar a una madre), pero tengo más por quién luchar, más hijos, más cosas, y un país que es mío, España, al que tanto añoraba cuando estaba fuera. De acuerdo que ganaba más dinero, que el futuro se presentaba más prometedor (porque curraba como una negra, ojo), pero no estaba en mi casa. En mi pais, y por mucho que nos tapemos los ojos o miremos hacia otro lado, fuera de España siempre seremos unos “outsiders”, y nos mirarán como tal. Las cosas, mejor llamarlas por su nombre. Los alemanes tienen su Alemania y los españoles tienen su España. Y si de algo reniego, es de la gente que trata de manchar y desprestigiar a su país, y eso, fíjate por dónde, es lo que no ves en ningún otro lado.

    • Gracias por tu comentario, Isa 🙂 Estoy completamente convencido de que una actitud realista pero positiva es beneficiosa.
      Aunque implique ciertos sufrimientos, también creo que una estancia en el extranjero nos sirve para aprender y para crecer como personas. Creo que es importante importar lo bueno que “aprendemos” en el extranjero, pero siendo críticos y valorando en justa medida todo lo autóctono. Te deseo de verdad mucha suerte y éxito con tu negocio. La gente emprendedora debe ser valorada como se merece. Mucho ánimo!!!!

  9. Gracias por escribir, y tambien. gracias por defendernos, gracias por darle un zas en toda la boca, gracias gracias gracias.

  10. Hola Lito,
    me encanta tu articulo. Y gracias por poner a “un cualquiera” en su sitio.
    Yo soy gallega, vivo en Alemania desde hace 5 años.Estoy a punto de terminar mi tercer año de Ausbildung.
    Las comparciones son siempre odiosas,pero eso de insultar el pais en el que nacio uno… y decir que solo en España viven Politicos corruptos, es otra cosa.
    En Alemania se cuecen habas como en todos lados y a mi nadie me miro nunca mal o me trataron peor por ser española.
    Mi Tia vive aqui desde hace 40 años y TAMPOCO estubo nunca en el paro.Le da las gracias alguien por trabajar una vida entera?? NO!!. El secreto para vivir feliz en Alemania esta en :
    Trabaja,lucha por lo que tu quieres y se tu mismo,pero trabaja!!!
    Yo sigo siendo española y orgullosa que estoy 🙂
    Un beso a tod@s los españoles orgullosos de serlo.

    • Gracias por leer el blog y por el comentario, pero me gustaría matizar que Juan Moreno es un RECONOCIDO PERIODISTA aquí en Alemania y yo no pretendo poner a nadie “en su sitio”.
      Mi intención únicamente era denunciar esa crítica destructiva y subjetiva de Juan Moreno que no muestra los dos lados de la moneda. Creo que debemos ser críticos con nuestro país, pero no desde ese negativismo no productivo, sino con una actitud que aporte soluciones.
      Me alegro mucho de que te sientas bien en Alemania. Pienso que testimonios como el tuyo muestran la actitud de muchos españoles luchadores en este país. Un saludo!!

  11. Amigo Lito
    He venido a leer tu post, porque previamente leí el del venido a más Juan. Rechazar sus orígenes demuestra el personaje que es. Y aunque no pretenda decir que haga patria, al menos que no hunda el país que le vio nacer. De bien nacido es ser agradecido. Y los que aquí sobrevivimos, buscamos ademas, devolver a nuestra tierra aquello que unos pocos nos han querido quitar históricamente. No somos un país de chorizos, pero los nuestros “cantan” más. En todas partes cuecen habas, pero los que aquí estamos, (y quizás no todos), buscamos un país del que sentirnos orgullosos. Por que los españoles si algo tenemos es que nos tiran pero sacamos fuerzas para levantarnos. A pesar de lo que nos rodea. Algo tendremos cuando, en el resto de Europa en cuanto pueden vienen por aquí. Si no se quedan a vivir el resto de sus días. Te doy las gracias por, al menos decir al individuo Juan que se equivoca. Porque somos una tierra que merece la pena. Y una gente que demuestra que a pesar de todo, tiene un par para sacar esto adelante. Y te digo. Sólo lo haremos los que estamos aquí dando el callo.
    Un cordial saludo

    • Muchas gracias por tu comentario, Fernando. Con todo, no me gustaría que mi carta fuese entendida como un ataque personal a Juan Moreno, ya que incluso comparto con él muchas de sus críticas a nuestro país. Repito que lo que me ha molestado es su tono despreciativo y generalizador que omite los aspectos positivos de España.
      Coincido contigo en que el gran potencial de España es su GENTE y coincido también en que será ese enorme POTENCIAL el que nos haga salir de la difícil situación en la que nos encontramos. Mucho ánimo y más saludos!!!!

  12. Me gustó mucho tu comentario, Lito. Ecuánime, riguroso, buen análisis y muy bien escrito.
    Pero he visto en El Mundo otras declaraciones de Juan Moreno, mucho más equilibrado que lo aparecido antes en la prensa y donde desmiente algunas de las afirmaciones anteriores, como lo de devolver el pasaporte: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/06/16/espana/1371394303.html
    No sé que pensar ¿será que fue realmente manipulado, o que recoge velas y “donde dije digo, digo Diego”?

    • Gracias por tus palabras, Poli. Yo también he leído el artículo en El Mundo y ya he escrito en algún comentario que coincido con él en muchas críticas, además de creer en sus buenas intenciones. Sé que él ha dicho que el subtítulo de el artículo en Der Spiegel no es suyo (donde dice “que quiere devolver el pasaporte”), pero su texto no ha sido manipulado y en él dice (textualmente) que está pensando en hacerlo. La revista me ha contestado diciendo que le han hecho llegar mi carta. Lamentablemente, él (todavía) no me ha respondido (y dudo mucho que lo haga).
      Un saludo!!

  13. Hola Lito:

    Al igual que tú, soy gallego y vivo en Alemania. Llegué a tu blog navegando por la polémica del famoso artículo de Juan Moreno, y no me resisto a expresar mi opinión. Lamentablemente no he conseguido leer el texto de la discordia completo en versión original, sino solamente fragmentos que circulan por la red. Aún así, debo decir que suscribo plenamente lo que he podido leer (de hecho, yo publiqué algo similar hace cosa de tres meses, pero como no soy famoso no generó polémica). Siempre que alguien se pronuncia en esos términos, surgen voces condenatorias que se rasgan las vestiduras, lo acusan de ser un paria, de hacer crítica destructiva y cosas por el estilo. Pero sinceramente, entiendo muy bien lo que el autor quiso expresar en su escrito, y no lo considero en absoluto una crítica destructiva como tú sostienes. Más bien al contrario. Como le dije a alguien que me criticó cuando yo escribí aquello en mi blog: el mejor padre no es aquel que solo le dice a su hijo lo guapo y listo que es, sino el que también le hace ver sus defectos para que los corrija. Tengo un orgullo de ser gallego que no me cabe en el pecho y, aunque para algunos sea incompatible, también lo tengo de ser español. Sin embargo, me siento avergonzado e indignado por el patético país que hemos creado ENTRE TODOS. Por eso tengo que explotar en algún momento y vomitar toda la rabia que llevo dentro. Y eso no significa ser antiespañol, sino todo lo contrario. Lo que pretendo es remover conciencias (si es que aún existen) y provocar un cambio radical de actitud en todos esos aspectos que nos trajeron a esta penosa situación. Es como la bofetada que todos merecimos alguna vez en la vida; alguien tiene que dárnosla para que espabilemos. Eso mismo, creo yo, es lo que pretendía Juan Moreno, dar una “bofetada” figurada a la sociedad española. Entiendo que no todo el mundo comulgue con esa forma de expresarlo pero, personalmente, prefiero eso a la realidad edulcorada que predomina en la actualidad. No digo que sea tu caso, pero es una pena que a muchos solo les salga el orgullo patrio cuando les conviene. Me pregunto dónde lo esconden cuando tienen que rebelarse contra otro tipo de comportamientos tan extendidos en nuestro país… Esgrimir el argumento de que en Alemania también tienen defectos me parece muy pobre, aparte de irrelevante. Claro que los tienen, como todo el mundo, ¡faltaría más! Y nosotros virtudes, como todo el mundo, ¡evidentemente! Pero no se trata de ver quién es mejor o peor. Se trata de que nosotros corrijamos nuestros propios defectos como colectivo, si de verdad queremos cambiar esta realidad asoladora.

    No se mejora sin autocrítica.

    Saludos

    P

    • Muchas gracias por tu comentario y por leer mi texto. Si le has echado un ojo a otras entradas de mi blog habrás visto que soy MUY CRÍTICO con muchas actitudes y comportamientos que se dan en nuestro país. Como tú bien dices, jamás mejoraremos sin esa necesaria autocrítica que creo que ejerzo.
      Me repito cuando digo que Juan Moreno generaliza demasiado. Creo que no es objetivo, ya que sólo presenta una parte de la realidad de nuestro país. Esgrimo el argumento de que en Alemania también se dan muchos de los defectos que él critica (aunque en muchísima menor medida) porque él parece omitirlos. Aunque simplemente se trata de un pregón en unas fiestas de pueblo, Moreno asegura que prefiere quedarse en su casa –Alemania- y concluye rechazando pronunciar el discurso en honor de un país de este tipo (“zu Ehren eines solchen Landes halte ich keine Rede”).
      Por tu comentario me puedo imaginar que que tú y yo compartimos muchas opiniones, de igual modo que posiblemente lo hagamos con Juan Moreno.
      Creo que la actitud negativa de su crítica es improductiva y no ayuda a mejorar la situación actual.
      Más saludos.

      • En honor a la verdad, sí, he leído otros de tus artículos y he constatado que efectivamente eres muy crítico. Al césar lo que es del césar. Por ello, a pesar de no estar totalmente de acuerdo en este tema concreto, seguiré pasándome por aquí. Los blogs de la temática “Alemania” proliferan como hongos porque está de moda, pero muchos ofrecen un contenido paupérrimo. Me agrada haber descubierto uno de calidad que no conocía.

        • Me alegro de que reconozcas mi espíritu crítico. Gracias por el comentario sobre mi blog y, por supuesto, por aportar tu punto de vista a una discusión que puede ser MUY PRODUCTIVA!

  14. Mi novia es alemana y posiblemente nos mudemos allí, te pagan por tener niños, te pagan más por menos trabajo, mejor sanidad, mejor educación…mejor en las cosas que más importan.
    España es una mierda aunque tenga cosas buenas. En este pais una persona puede estar trabajando toda la vida en el campo y al final, mirarse las manos y NO TENER NADA, vas al médico y te dan cita para 4 meses o … en Alemania de una semana para la siguiente ya te han visto lo que tienes. ¡Son tantas diferencias!.
    Somos un pais africano en la unión europea, que no os convenzan de lo contrario, viajad y comprobadlo.

    • Muchas gracias por tu comentario, Alex. Aunque coincido contigo en algunos aspectos de tu comentario, creo que es necesario matizar otros. Es cierto que el Estado ofrece unas ayudas muy importantes para potenciar que las familias tengan hijos y que los resultados en educación son mejores que en España. Discrepo sin embargo en tu valoración del sistema sanitario o en tu descripción negativa de nuestro país, donde sí hay que reconocer todo aquello que se hace bien.
      Si finalmente te vienes a Alemania te deseo MUCHA SUERTE!!

  15. Un dos posts mais sensatos que levo lido en moito tempo. E que hai cada un que… parece que pra ir de listo/entendido ou pra demostrar que “tes mundo” hai que tirar merda sobre a terra que te viu nacer. Non hai nada mais patetico.

Responder a mdominguez Cancelar respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.