¡Vente a Alemania Pep´e!

| 2 comentarios

Alemania está de moda. O eso, o yo sufro el “síndrome” de las embarazadas que ven carritos de bebé en cada esquina.

Aunque también es posible que después de mis vacaciones de Navidad en Santiago, ya de nuevo inmerso en mi ritmo de trabajo habitual en Alemania, tenga cierta tendencia selectiva a percibir esa supuesta omnipresencia germana en los medios españoles.

Es curioso observar desde la diáspora lo contradictorio que resultan los muchos ataques hacia “lo alemán” desde los medios y que al mismo tiempo se siga valorando tan positivamente la seriedad, solvencia, estabilidad y seguridad de este país.

Aunque sus circunstancias poco o nada tienen que ver con los más de 50.000 españoles que trabajaron en Alemania en 2012; Pep Guardiola se ha convertido (decantándose por esas virtudes teutonas en detrimento de los pounds británicos) en el último en tomar la decisión de venir a un país que presenta sus mejores datos de ocupación laboral de los últimos 20 años.

Es posible que Guardiola sí sea uno de aquellos emigrantes aventureros a los que aludía Marina del Corral hace un par de meses pero, desde luego, entre los muchos veinteañeros y treintañeros que llenaban los aviones de Iberia en las últimas vacaciones, yo no vi ningún sombrero ni ningún látigo de Indiana Jones.

Mientras aquí  se dice que Pep ya está aprendiendo la lengua de Goethe en tierras neoyorquinas, yo no puedo dejar de pensar en lo bien que harían nuestros escolares si tomaran ejemplo…

Desde aquí, y aunque él no lo lea: Herzlich Willkommen, Pep!

2 comentarios

  1. Lito, Pep ya muchos años antes de que estallara la crisis ha dicho en su biografía que el Bayern y sus estructuras le gustan mucho. Como buen catalán (por cierto la única Comunidad Autónoma que tiene una hermandad desde hace muchísimos años con Baden-Württemberg) es un paso lógico venir aquí. Hay dinero para jugadores, el gen de querer ganar títulos y sobre todo unas condiciones de trabajo extraordinarias…eso muestra dos cosas: la calidad de vida en este país subió por fin a tal nivel que hasta un español con la pasta que tiene Pep se decida venir aquí con su familia sin tener miedo de morir de hambre y segundo, los criterios arriba mencionados ya fueron algunas de las razones importantes en los años cincuenta/sesenta cuando montaron en el tren mis abuelos. Por lo tanto es un país que en cicuenta años no cambió…espero que esta vez los inmigrantes aprendan mejor lo que se puede aprender aquí y en unos años puedan emplear esa sabiduría en su país :-).

    • Querida Isa:
      además de las ya mencionadas virtudes germanas, he leído que para Pep el buen ambiente de trabajo de un club llevado por ex-futbolistas (Beckenbauer, Rummenigge, Hoeneß, Sammer…) ha sido decisivo. Las “buenas” lenguas también dicen que llamó a Raúl y éste le dio informes de la buena calidad de vida que hay en Alemania…
      Yo no creo que nadie “tenga miedo de morir de hambre” aquí, y sí pienso que este país ha cambiado mucho en 50 años, pero sí es cierto que ha mantenido sus señas de identidad.
      Yo también quiero pensar que toda experiencia en el extranjero nos debería servir para aprender y crecer como personas 🙂
      A ver si nos vemos pronto en Berlín (¿conferencia final de “Apúntate”?) 🙂
      Un saludo!!

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.