Nos tocó la Gorda Merkel

| 3 comentarios

El sorteo de la Lotería de Navidad de hoy se presta para el juego de palabras en un país que se empeña una y otra vez en buscar fuera de sus fronteras al maligno a quien señalar con el dedo índice para responsabilizarlo de todos nuestros males.

Durante este último año he tenido la sensación de que muchos medios de comunicación se han cebado con la figura de la canciller, llegando a plasmarla cual “dominatriz” junto a un sumiso Rajoy.  Más de una vez he comentado que no nos debe extrañar que Merkel defienda los intereses de los ciudadanos alemanes. Como país exportador, resulta evidente que si le interesa la recuperación de España no es sino para aumentar la capacidad adquisitiva de posibles compradores de sus productos, al mismo tiempo que favorece a una Europa fuerte frente a grandes potencias como EE.UU. o China.

Frau Merkel puede caer mejor o peor; se puede compartir o no su orientación política e incluso puede ser un objetivo fácil para banales críticas sobre su vestuario o aspecto físico, pero está claro que ella no ha construido ningún aeropuerto en Castellón, ni defraudado los millones del Palma Arena o reducido las partidas sociales.

Convencido del gran potencial de nuestro país y de la enorme capacidad de nuestra gente, me encantaría conjugar nuestros grandes éxitos con una mayor autocrítica constructiva para huir de aquellos extremos que nos ensalzan o nos hunden en el barro.

Viendo el último spot de Campofrío, parece que aquí gusta demasiado aquel clásico carpetovetónico de que los de fuera nos miran mal y nos tienen envidia, mientras nos negamos a considerar la famosa cita de Ortega y Gasset que decía que España es el problema y Europa es la solución. En demasiadas ocasiones parece que aquí “los malos” siguen siendo los otros…

3 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.