Orgulloso de ser español

| 2 comentarios

Es tan bonito que cuesta creer que sea cierto. Toda la paciencia y frustración acumulada durante años (desde el codazo de Tassotti hasta los errores arbitrales en Corea, pasando por el penalti de Raúl frente a Francia), nos la ha devuelto esta generación irrepetible de futbolistas en forma de triunfos que jamás nadie había conseguido.

Al frente de todos ellos, Del Bosque, ese salmantino bonachón que en su día fue tildado de pusilánime; es hoy el ÚNICO entrenador en el mundo que ha ganado Eurocopa, Mundial y Champions League.

Aunque para la agencia Moody’s y para la situación económica de nuestro país esta victoria no sea realmente relevante, hay que saber valorar la fugaz alegría y la inyección de moral que implica ser de nuevo campeones de Europa en una población tan castigada por la crisis.

Pese a que ayer la representación gallega se redujese a la intervención de Nora y Leo Torres después del partido, es evidente que la gran mayoría de los gallegos nos sentimos identificados con esta selección. ¿Acaso no es genial ver a catalanes, madrileños, andaluces, vascos, manchegos o canarios celebrando juntos los éxitos de este gran grupo?

Hace unos días escribí aquí mismo que me siento super orgulloso de ser del barrio de San Pedro y, como ya comenté en su día en este mismo blog, pienso que Santiago es la mejor ciudad del mundo. El “Día das letras galegas” intenté explicar lo grande que significa para mí ser gallego y lo orgulloso que estoy de Galicia. Pero como, por suerte, un sentimiento no excluye en absoluto al otro, también puedo decir con orgullo que me siento muy identificado con España.

Es posible que vivir a tantos kilómetros de casa permita ganar cierta distancia para considerar determinados aspectos con mayor objetividad. En muchas ocasiones no somos realmente conscientes del valor de algo o alguien hasta que lo echamos de menos. Yo, desde luego, puedo decir que ayer disfruté como un niño, como en otras tantas ocasiones lo hice con los triunfos de Pau Gasol, Rafa Nadal o Fernando Alonso.

Realmente pienso que, aunque es probable que ni ellos mismos se hayan dado cuenta, este fantástico grupo nos ha dado (además de una serie de triunfos deportivos a los que el paso de los años dará su verdadera trascendencia) la posibilidad de unir los sentimientos y alegrías de TODOS los españoles.

Después del machaque masivo de los medios de comunicación internacionales a la imagen de España, sería precisamente importante utilizar ahora este triunfo deportivo de tal forma que España deje de ser vista en el extranjero como un lugar de ocio y vacaciones; rompiendo el tópico de país de pandereta, dando POR FIN una sensación solvente y seria que reestablezca la credibilidad en nuestra economía.

AHORA empiezan los partidos más importantes: ¡ ¡VAMOS ESPAÑA!!

2 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.