Yo, oposito

¿Nuevo sustituto? Esto te interesa


A la hora de afrontar un primer llamamiento (o un llamamiento en una nueva provincia, como veremos) es necesario preparar una serie de aspectos burocráticos. Si conocemos cuáles son y los preparamos con anterioridad, podremos evitarnos las prisas tras la tan ansiada llamada.

Es buena idea tener todo preparado con anterioridad puesto que deberemos recopilar los documentos, buscar cómo llegar al centro, el horario de trabajo, dónde alojarnos… Y así no olvidaremos nada en esa tarde frenética que sigue a la primera llamada para sustituir.

Como decíamos, esto es así tanto la primera vez que nos llaman como cuando nos llaman para una provincia por primera vez (por ejemplo, si hemos trabajado en un centro de la provincia de A Coruña y nos llaman para trabajar en uno de la provincia de Lugo, deberemos volver a presentar todo).

Además, en algunas Comunidades Autónomas (como en Andalucía o Asturias) deberemos presentarnos el primer día en la jefatura territorial de la provincia, mientras que en otras Comunidades Autónomas (como en Galicia) podremos presentar estos documentos directamente en el centro.

Independientemente de a dónde nos debamos dirigir, en todas deberemos presentar:

-Titulación que nos acredite para el puesto: no importa que lo hayas presentado ya a la oposición o al apuntarte a la bolsa de interinos, deberás volver a presentar el título relativo al puesto (grado, máster…) y, de ser el caso, al idioma a impartir (B2, C1…).

-En el caso de las Comunidades con lengua cooficial, deberás presentar el título que acredite tu conocimiento de tal lengua (CELGA 4, EGA, título de la Escuela Oficial de Idiomas)…

-El DNI.

-El número de afiliación a la seguridad social.

-El número de la cuenta bancaria en que quieras que ingresen tu nómina.

-El certificado de ausencia de Delitos de Naturaleza Sexual.

-Un certificado médico de estar en condiciones de realizar el trabajo al que se incorpora (no en todas las Comunidades Autónomas).

Tener todo esto preparado de antemano nos puede ahorrar una tarde de estrés (o incluso días, si debemos solicitar alguno de los documentos) o algún disgusto si olvidamos alguno (sobre todo si vamos a trabajar lejos de donde vivimos).

Así pues, es buena idea guardarse la lista anterior y dejarlo todo preparado en una carpeta si estamos esperando en una bolsa de sustituciones.

 

Imagen: www.lampadia.com

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *