El Madrid de las Letras

El Madrid de las Letras

Todos, o por lo menos casi todos podemos presumir de habernos acercado a la capital del reino alguna vez. Quien más y quien menos, se pierde siempre por una especie de círculo vicioso que incluye casi las mismas atracciones. Veamos, estamos en crisis. Cuantas veces deseamos huir a lo más cercano y gastar unas pocas perras. Os daré una idea bastante jugosa. ¿Habéis oído hablar del Madrid de las Letras?. Sueña bien ¿verdad?. 

Comenzamos volando con Iberia Express. No es que sea una gloria de compañía. Sustituye a Iberia en Lavacolla, como la versión cutre de la compañía de bandera. O sea, usando los aviones más antiguos de la flota, tiene todos los impedimentos de las tarifas caras de Iberia, y con más suplementos como por maleta, elección de asientos además de la inconveniencia de no poder comprar idas o vueltas por separado. Si optamos por una ida y vuelta, podemos encontrar tarifas por 36 euros el trayecto. Si optamos por el tren, Renfe nos ha reducido el trayecto por lo que podemos hacer un Santiago Madrid en cinco horas y media, y si miramos la tarifa en internet con la suficiente antelación podríamos ir a Madrid por unos 50 o 60 euros ida y vuelta.  Para el ahorro perpetuo los tres vuelos de Ryanair.

Alojamiento:

En mi caso, seleccioné un pequeño hotel de cuatro estrellas, que ofrece tarifas de 65 euros, llamado Hotel Lope de Vega. Tiene la ventaja, de estar muy bien situado. Entre el Museo del Prado y la llamada Madrid de las Letras. No es especialmente lujoso, pero es uno de esos pequeños hoteles boutique, discretos, moderadamente cómodos, que nos ofrecer todas las comodidades necesarias para una estancia agradable sin pretensiones. Al lado de Atocha a la que se llega en bus desde el aeropuerto, y en cercanías después de haber bajado del tren en Chamartín.

La  zona:

El Madrid de las Letras es una de las zonas más castizas de la ciudad. Entre el Paseo del Pradro, y Sol, lleva el marchamo además de  ser el lugar de concentración de una de las “animaciones” más sana de toda la ciudad, de estar encajado en un hermosísimo casco histórico, tranquilo, y aseado, y que desde el siglo XVII fue lugar de residencia de los escritores más famosos de nuestra literatura del siglo de Oro.  Callejuelas históricas estrechas, se concentra en el entorno de la Plaza de Santa Ana, y Huertas. Su desarrollo viene motivado a la expansión de la ciudad a esa zona, cuando María Pacheco cede su corral de gallinas para la representación de obras de teatro. De ahí el corral de la Pacheca. Allí se representaron obras de escritores como Lope, Cervantes, Gongora, Quevedo todos ellos vivieron en la zona por ser una zona de ebullición artística.

Hoy además de callejear por las encandoras calles, que parecen haber sido sacadas de un pequeño pueblecito con encanto, en donde aun se conservan pequeños ultramarinos de toda la vida, o lugares de tapeo con establecimientos centenarios, encontramos además de las casas de los escritores, citas de sus libros por las calles, curiosidades como El Ateneo, lugar de tertulias del Madrid cultural, el famoso Cristo de Medinacelli, o el Convento de las Trinitarias en donde se encuentra la tumba de Cervantes.

Además el Teatro Español, Teatro de la Comedia, y un ambiente realmente interesante.  Perfecto para una escapada de fin de semana. Es como volver a la Madrid de toda la vida.

Deja un comentario