Vuelta a España en tren. 2) De Madrid a Barcelona

Vuelta a España en tren. 2) De Madrid a Barcelona

Avexperience. Digamos que en la cola de embarque, de la línea más prestigiosa de España, o sea esa que no tenemos en Galicia, los extrajeros se hacían la siguente pregunta. ¿Pero este es un país en crisis?. ¿Saben los españoles que este despliegue de lujosos trenes hay que pagarlos?. ¡Que diablos¡.

Quiero experimentar velocidades de vértigo. El AVE es algo así, como la forma de ganar mucho, mucho dinero, y hacer que la mayoría de los Españoles que viajen entre Madrid y Barcelona, casi todavía lo hagan todavía en avión. ¡Que paradoja¡. 117 euros por una mísera clase Turista que en sí es moderadamente lujosa pero tampoco nada espectacular.

Puntualidad?. Pues parece ser que no, ¿tendremos devolución de los billetes?. Y por supuesto, no hay wifi. Sería esperar demasiado en un país tan técnologicamente atrasado en el tema de las comunicaciones telefónicas. Solo diez minutos, que son olvidables cuando ves como el Siemens se desplaza a más de 300 km por hora como si fuera una garza. Los paisajes pasan “a todo tren” detrás desde mi ventana panorámica. Lástima que la desidia de Renfe con la sufrida clase turista, empañe ciertos aspectos del viaje. No hay enchufes individuales en tu asiento para el móvil y portatil, nada de revista de abordo, que intente explicar las particularidades del tren, o que el catering de pago sea similar a una tasca de polígono. ¿Tan complicado es servir un vino, cerveza, cava o café en baso de cristal o taza?. ¿Tan complicado es entender que el español medio pide algo más que el mendrugo de pan con fiambre cutre, las patatas fritas revenidas, o una bollería industrial pasada?. ¿Tan complicado es cuidar un poco lo que se sirve en el tren, para que no sea una sucesión de comida basura en fungibles y envases de plástico?.

He llegado a Barcelona, a cientos de Kilómetros de Galicia en dos horas y media. No está mal. Pero no espere que una estructura tan arcaica tenga una mentalidad moderna, y que te venda tarifas conjuntas cuando debes hacer conexiones. Si optas por ir desde Santiago a Barcelona, via Madrid tendrá que pagar como mínimo más de doscientos euros, y viajar más de trece o catorce horas, por el chiste de la conexión entre Chamartín y Atocha

 

 

 

 

Deja un comentario