No vale todo

| Sin comentarios

Hay días en los que me sorprendo demasiado con mi trabajo. Yo no soy una de esas chicas que gritan “¡uy! ¡uy!” y se sofocan cuando ven entrar al asalto a los malos. Más bien, soy de las de esperan en silencio y con la escopeta en la mano. Pero, lo que os digo: hay días en los que hasta los más experimentados se  sorprenden. Y eso es bueno.

Os cuento por partes: supongo que casi todo el mundo sabe que un late-night que se emite en una cadena de televisión propiedad del grupo Mediaset entrevistó a la madre de uno de los implicados en el caso de la muerte y desaparición de Marta del Castillo. La progenitora recibiría por aparecer en el mencionado programa la cantidad de 10.000 euros. Sobran los comentarios.

Y a partir de aquí, el caso. No se trata de hablar sobre moral, deformar hasta la náusea la libertad de expresión o criticar a los que se lo pasan pipa con casquería e higadillos catódicos. No estamos aquí para eso. Una de las reacciones más importantes tuvo lugar en la Red. Allí, varios bloggers y twitteros -comenzando por Pablo Herreros, de la bitácora “Comunicación se llama el juego”, y su post sobre las empresas que se anunciaban en el mencionado programa—lograron que una de las marcas que asaba sus comerciales mientras esta persona explicaba las truculencias de su caso pidiese disculpas y prometiese no volver a prestar apoyo financiero para tanta bajeza. El post de Herreros circuló a una velocidad endemoniada por la Red, y ahí estuvieron rápidos y eficientes los responsables de comunicación de Campofrío , y hay que aplaudirlo.

Os dejo la respuesta de Campofrío al blog de Pablo Herreros, que ha tenido la bondad de compartir. Todo el mérito para él, y la admiración, también:

“Efectivamente como empresas, cuando cualquier marca o anunciante acude a una central de medios, la misma compra (normalmente por paquete) X número de pautas publicitarias a las distintas cadenas televisivas, y éstas las colocan en los programas de su parrilla televisiva que consideran de mayor audiencia o rating y por lo general en horario de prime-time, obviamente para que estas comunicaciones comerciales puedan ser vistas por el mayor número de personas posible. Eso por supuesto no implica ni debería presuponer a priori que esa marca, tenga injerencia o poder de decisión, sepa con antelación o apruebe todos los contenidos, invitados y/o comentarios vertidos en los programas que finalmente serán emitidos en la misma franja horaria que sus anuncios. Tienes razón en que una marca en este sentido no suele elegir deliberadamente dónde y cuándo aparecer, puesto que el sistema de compra de espacios de las centrales de medios a grupos editoriales y de comunicación, no siempre permite conocer específicamente a priori, antes, durante o después de qué programas se emitirán sus anuncios, de hecho, no sabíamos la hora y el programa exactos en el que iba a salir el anuncio.

Sirviendo esta introducción como explicación y no como excusa, recogemos tu inquietud como consumidor y/o ciudadano, y la tendremos en cuenta para futuras ocasiones. Como marca, y a nivel individual como personas trabajadoras de la empresa Campofrío, nos solidarizamos sinceramente con el sentir general y lamentamos el dolor de la familia de Marta del Castillo y tantas otras que hayan tenido que pasar por experiencias similares y sentimos mucho cualquier molestia o repercusión involuntaria e indeseada que se haya generado con la emisión de la entrevista a la que aludes para las mismas. No solo nos solidarizamos con su petición sino que también pedimos disculpas (a pesar de que ignorábamos esos contenidos tan lamentables) y hemos dado orden URGENTE a nuestra agencia de medios de cancelar cualquier spot en La Noria de modo indefinido.
Sin más, aclarar que compartimos al 100% su repulsa por estos hechos. Saludos”.

También han seguido el camino de Campofrío marcas como Puleva, Nestlé y Bayer.

Desde este blog, queremos seguir divulgando estos hechos, porque significan que no todo vale para aumentar las ventas, que los consumidores no son una masa informe escondida tras la luz de la pantalla y porque la Red, de nuevo, ha demostrado que muchas pequeñas voces sí pueden hacer algunos cambios para mejor.

¿Y a ti qué te parece?

 

 

Autor: Ángeles Montecelo

Ángeles Montecelo es la actual responsable de marketing y comunicación de Tórculo Comunicación Gráfica. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidade de Europea de Madrid . Licenciada en periodismo (UEM). Máster en Dirección Comercial y Marketing por la Escuela de Negocios Novacaixagalicia. Desde el año 2007 es responsable de marketing de Tórculo Comunicación Gráficas, y desde hace dos años coordina también la plataforma Meubook en el ámbito del marketing colaborando en diferentes proyectos digitales.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.