Apagar la luz

por Alberto Ladero (*)

Cuando la sonrisa

Sólo es un trazo en un papel

Arrugado por el paso del tiempo

Que se llama vida

Cuando la verdad

Es tan relativa que se confunde

Con la realidad

Cuando las mentiras

Se hacen tan obvias

Que se convierten en afirmación

Cuando los sentimientos

Se diluyen entre pesadillas

Que ahondan en el sufrimiento

Cuando el amor

No existe hasta transformarse

En un estado mental demencial

Cuando la existencia

Tan sólo es un abismo al que caer

Sin posibilidad de resurgir

Cuando es una bandera

La que me separa de mis semejantes

Hasta el punto de llegar al odio

Cuando la percepción

Se distorsiona hasta el punto

De ser irreconocible

Cuando el poema de amor

En reivindicación

Tengo que convertir

La canción de protesta

Ha de mostrar disconformidad

Entre las cuerdas de mi guitarra

Cuando todo eso ocurre

Mejor apago la luz y cierro la puerta

Que yo me voy

Será que digno no soy de estar aquí.

 

(*) Texto y fotografía cedidos por el autor. Mi más sincero agradecimiento por compartir su talento en este espacio.

2 Responses to Apagar la luz

  1. Gaviota dice:

    Me han dicho que tengo Duermevela.

    Se me apagó la luz…arre!,Que también me fui.

    • Arantxa Serantes dice:

      Gracias por el comentario. Es un gran poema y creo que todos de un modo u otro también apagaríamos la luz al ver lo que sucede por doquier. Cuando vivimos a duermevela, todavía encontramos un lugar o un espacio propios a los que volver cuando hay oscuridad. Eso es lo que importa verdaderamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *