Vuelve la experiencia: Cuarto Público

| Sin comentarios

pedro ramos

Este es mi segundo año como blogger de la feria de arte contemporáneo Cuarto Público. La primera edición tuvo lugar en noviembre de 2015 y este año en marzo de 2016. Las fechas han cambiado y el formato, aunque en esencia es el mismo, también. Lo positivo de todo ello es que es siempre para mejor. Instalada en la sexta planta del NH Collection y con unas vistas al exterior magníficas, me integro en la Sección Editorial con mis colegas, que con sus stands bien dispuestos con revistas especializadas y obras de arte, esperan a los visitantes (cuya afluencia ha sido notable).
Mi primera incursión en la feria se dirigió a un escritor, Pedro Ramos, cuya experiencia curricular es más que notable en lo que a las letras se refiere: guionista (en concreto de algunas de mis series favoritas), creador de una serie para teléfonos móviles, profesor de talleres de literatura, etc. En Cuarto Público, firmaba su libro En el país de los méritos editado por Noroeste. Ejemplares numerados y con una estética que recuerda a la e-poetry por tener de fondo una base tecnológica que va del papel al vídeo en Youtube. Aunque lo que hizo más especial el encuentro, fue la creación de un poema exclusivo y en tiempo real sobre un recuerdo especial. Tengo el original y espero que sea un recuerdo que pueda perdurar con los años, visualizándolo con esa perspectiva que da la madurez y el tiempo.
En el tiempo que estuve con él, pude conocer mejor su trayectoria intelectual y me animé a hacer un podcast que desde aquí podéis escuchar. Lo cierto es que sus palabras me inspiraron mucho, porque es un autor que logra captar las esencias de forma sublime. Se nota que es observador y que sabe escuchar. Tal vez así se entiende como puede escribir textos como éste:

En el país de los méritos el pasado se ignora, el futuro se hipoteca y el presente no existe. En el país de los méritos conviene que así sea (p.36)
En el país del ayer se va levantando el manto de nubes, casi sin que nos demos cuenta, como si no tuvieran vida, como si las montañas o las nubes estuvieran muertas y esa danza matutina, esas manchas de nieve como azúcar, fuesen sólo producto de los elementos (p.38)

A pesar de su brevedad, son versopoemas ácidos y perspicaces, plagados de guiños de actualidad que no dejan al lector indiferente por lo que recomiendo su lectura y os emplazo a que veáis algunos de los interesantes vídeos asociados a este libro. Al autor sólo me cabe darle las gracias por su magnífica conversación. Algo que hoy en día es un privilegio (tú ya me entiendes).

Autor: Arantxa Serantes

Humanista digital y Doctora por la USC

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.