Doblespacio: nueva iniciativa cultural

| 1 comentario

[calameo code=0026036588f43dee01ff5 width=300 height=194]

En la parte superior de este post podéis encontrar una publicación cultural muy singular surgida de la iniciativa De doble espacio. Y es que cuando la imaginación toma el mando nacen magazines como éste.  Lo he escogido entre miles que podemos encontrar en la jungla 2.0 llamada internet, donde la calidad  puede brillar con luz propia o no. En este caso así es, porque el esfuerzo de estas profesionales (Mª Isabel Díaz y  María Polán) va cobrando cada vez más protagonismo a base de constancia y trabajo diario.

Con la ayuda de las redes sociales, su comunidad ha ido creciendo y van camino de un nuevo número. Las convocatorias suelen publicarlas a través de estos medios y a partir de ahí hacen una cuidada selección del material que reciben. Su web blog tiene múltiples secciones, bien articuladas. Merece la pena visitarla. Pero para que nos hablen de esta experiencia y sepamos más sobre estos contenidos, me gusta siempre adjuntar a estos posts una entrevista donde las protagonistas tomen la palabra y lo cuenten en primera persona. Su historia resulta muy interesante y seguro que servirá de ejemplo a muchos emprendedores culturales que a base de las que suelo llamar “casualidades” surgen auténticas genialidades.

1) ¿Cómo nació De doble espacio? Habladme un poco de vosotras y de la iniciativa en sí.

Podríamos empezar con: “Todo comenzó un bonito día de julio…”, pero antes de eso nos presentaremos. Detrás de De Doble Espacio estamos dos licenciadas en Historia que se conocen desde hace más de quince años. Aunque compartimos la misma formación académica, nuestros perfiles profesionales son diferentes: María Polán es diseñadora gráfica e ilustradora, y Mª Isabel Díaz gestora cultural, gestora de contenidos y community manager.

De Doble Espacio surgió, en cierto modo, por una confluencia de casualidades. En julio de 2012, la asistencia a un curso de diseño de proyectos culturales, nos inspiró a dar forma a nuestras ideas y, sobre todo, nos ayudó a darnos cuenta de la importancia de compartir. Casi sin pensarlo, como ya apuntábamos antes, un bonito día de julio, surgió De Doble Espacio;  resultado de la suma de nuestro interés por la cultura y la búsqueda del medio más asequible y directo para conectar con otras personas: Internet. Un mes después De Doble Espacio ya estaba en marcha.

Fue un proyecto que comenzó para dar salida a nuestras inquietudes, pero en ningún momento nos planteamos dónde queríamos llegar, cuántas visitas queríamos tener… Nos sorprendió, muy gratamente, el hecho de que, casi sin darle publicidad, el interés por el blog iba en aumento y un proyecto personal se convirtió en un proyecto con vida propia y que crecía día a día.

Detrás de cualquier blog hay mucho tiempo y trabajo, y es una tarea no remunerada. Pero hemos de admitir que todo ese esfuerzo ha sido recompensado con creces, gracias a quienes leen De Doble Espacio, nos consultan, colaboran con nosotras, nos envían sus propuestas… Gracias a todos ellos tenemos la satisfacción de poder decir que en nuestro espacio ya no estamos nosotras solas, es un espacio compartido con otras muchas personas.

2) Desde el blog promovéis un magazine cultural, ¿A qué público está destinado?¿Cuál es su línea editorial?

Siempre tuvimos claro que el formato de De Doble Espacio debía ser un blog. Pero en un determinado momento, creímos conveniente optar por otra vía para abrir aún más nuestro proyecto a las colaboraciones. Inspirándonos en los fanzines, nació Doblespacio Magazine: una publicación digital colaborativa abierta a la colaboración de todos aquellos que entienden que la cultura es un pilar fundamental de la sociedad, independientemente de que sea o no profesional del sector.

3) Creo que la acogida está siendo muy positiva, ¿Qué metas tenéis a medio plazo?

Tanto la trayectoria de De Doble Espacio como la de Doblespacio Magazine nos ha sorprendido. Hemos intentado cuidar al máximo los detalles, teniendo muy presentes desde la importancia de la imagen corporativa, el diseño del site o la gestión de contenidos, aunque siempre son susceptibles las mejoras.  Pero la clave de la buena acogida y de su futuro,  creemos que reside en todos los que han confiado en este proyecto, porque Doblespacio Magazine no sería posible sin la generosidad de nuestros colaboradores.

A medio plazo queremos mantener la dinámica que hemos seguido hasta el momento: una publicación online, gratuita, en la que todos los que participamos lo hacemos por “amor a la cultura”. Aunque no descartamos la posibilidad de hacer un recopilatorio de todas las colaboraciones en papel.

4) ¿Cómo valoráis el uso de las redes sociales en el ámbito cultural?

Los tiempos cambian y no podemos frenarlo. Debemos ser conscientes de las transformaciones que se realizan en todos los planos. La evolución de la tecnología y la creación de nuevas plataformas afecta a todos los sectores, incluido el cultural. No podemos adelantarnos al futuro, porque no sabemos cuál será la evolución,  pero si debemos afrontar el presente y, nos guste o no, las redes sociales son un espacio en el que hay que estar. No es cuestión de ser omnipresentes y estar en todos sitios, pero si de elegir los canales más adecuados para nuestro proyecto.

Los gestores debemos pensar también como usuarios. ¿Qué hacemos cuando queremos tener más información sobre un evento, una empresa, un determinado profesional…? Buscamos en Internet, pero también en las redes sociales, para analizar trayectorias, conexiones… Si nosotros lo hacemos puede que otros también tengan la misma costumbre.

Un gestor no crea un proyecto para sí mismo, sino para los demás, por lo que, para difundir, comunicar y conectar con otros,  hay que elegir diferentes vías, tanto offline como online. No es una cuestión de escoger los medios tradicionales o los nuevos, sino de crear estrategias que involucren a ambos y que sirvan para mostrar nuestra iniciativa y consolidar nuestra imagen de marca en el sector.

5) ¿Qué redes o recursos on-line os han parecido útiles a la hora de montar vuestro blog?

La andadura de De Doble Espacio nos ha llevado a conocer y a descubrir los entresijos de muchos recursos que no siempre conocíamos de antemano. Además, tenemos la dificultad añadida de trabajar en la distancia, ya que no vivimos en la misma ciudad, por lo que las soluciones online han sido fundamentales. Podemos decir que este proyecto es 100% online.

Hemos utilizado multitud de recursos para agilizar tanto la organización interna como la producción de material para el propio blog y las redes sociales en las que tenemos presencia. Usamos desde Hangout y Drive de Gmail, hasta Prezi para realizar presentaciones, DropBox para compartir archivos, Vizify para crear una visión general, o Redbooth para organizar nuestro trabajo. Hay multitud de posibilidades en Internet, es cuestión de buscar porque la aplicación para resolver una determinada problemática seguro que está en la web. Y si no existe…, igual es que debemos ponernos manos a la obra para crearla.

6) ¿Cómo seleccionáis los contenidos?¿Qué secciones podemos encontrar en la revista?

Cada uno de los números de Doblespacio Magazine se centra en un tema concreto pero siempre asociado a la cultura, nuestro leit motiv.  Sin embargo, cada número tiene su propia dinámica, Es una creación que parte de la colaboración, así que su construcción depende de todas las propuestas recibidas. Podríamos decir que cada número es único, no hay unas secciones delimitadas previamente.  La selección se realiza una vez se ha cerrado el plazo de admisión de propuestas, para poder tener una visión general en base al material con el que contamos. Si nos permites el símil, es como hacer un puzzle, con la peculiaridad de que no sabes qué imagen te espera al concluirlo y la única conexión entre las piezas es la cultura.

Como editoras hay momentos incómodos, porque nos convertimos en juezas del trabajo de otras personas. Tenemos una meta muy clara, queremos que este proyecto se mantenga, continúe creciendo y sea de calidad, por lo que hay momentos en los que hay que tomar decisiones que no siempre resultan cómodas, sobre todo, porque implican a otras personas.

8) ¿Creéis que la gestión cultural está realizándose debidamente en las instituciones de nuestro país? (Museos, Fundaciones, etc)

A veces parece que la gestión cultural que se lleva a cabo en algunas entidades es una “gestión cultural interna”, que se limita a mantener abierto un determinado espacio y  pagar facturas. Evidentemente, eso es muy importante y en los tiempos que corren no es fácil, pero creemos que cualquier entidad, sea del tipo que sea, debe aspirar a algo más. Aspirar a crear sinergias con su público, a convertirse en un referente en su comunidad, a ser una entidad proactiva. Por suerte, hay grandes ejemplos de entidades españolas que llevan a cabo proyectos relevantes y de gran calado, como es el caso de Educa Thyssen. Pero aún hay mucho trabajo que hacer a nivel general. Hay que olvidar los miedos, innovar, adaptarse a los cambios, emplear estrategias de otras disciplinas…, muchos gestores deberían abrir la puerta del despacho y pisar la realidad para poder crear proyectos reales para un público real. Ya no vale con tener la puerta abierta, hay que conectar.

9) ¿Tienen futuro las humanidades en España?

Tradicionalmente se ha dado preferencia a las ciencias y la técnica sobre las Humanidades. Una valoración que siempre nos ha parecido anacrónica y sin sentido. Una idea que, aún hoy se sigue arrastrando. ¿El hecho de ser de humanidades implica que no nos puedan gustar las matemáticas, o no podamos usar la tecnología para llevar a cabo nuestros proyectos, o que no apreciemos el valor de otras disciplinas?

Las Humanidades tienen tanto futuro como cualquier otra disciplina, porque para el desarrollo de una sociedad, a todos los niveles, todas las partes son importantes. Debemos mirar hacia delante para crear un futuro próspero, pero eso no significa que debamos olvidar nuestras raíces, nuestra identidad. En definitiva, debemos sumar fuerzas y tener claro que nuevos tiempos requieren de nuevas adaptaciones, a las que deberemos hacer frente los profesionales de todos los sectores. El problema actual no afecta únicamente a los humanistas, ya que reside en las limitaciones del mercado laboral para absorber al alto número de profesionales y en la actual situación económica.

Lo que si está claro y ya es una tendencia, es que el perfil del humanista actual es muy diferente al de hace años. El humanista de hoy es un todoterreno que se reinventa día a día.

10) ¿Debe accederse gratuitamente a contenidos culturales en internet? ¿Os parece que ese es el motivo de la crisis de las industrias culturales?

Tal vez habría que hablar de la gratuidad a nivel general. La situación del sector es el resultado de la unión de muchos factores, pero, sin duda, la gratuidad de eventos, proyectos y contenidos culturales, tanto offline como online, son una de las claves de dicha situación.

Durante años se ha accedido a la cultura de manera gratuita, incentivando la creencia de que “la cultura es gratis”, sin embargo, toda actividad tiene un coste. De hecho, en muchas ocasiones el coste no recaía sobre el público pero sí que era costeado por una determinada entidad.  Ahora tenemos que hacer frente a la consecuencia de todo ello, nos enfrentamos a un doble reto: revalorizar el sector de las industrias culturales en un momento complicado, al tiempo que se trabaja por restaurar el valor de la cultura.

Muchas gracias por tu atención y tu tiempo Arantxa y, por supuesto, por tener el detalle de querer compartir con tus lectores y dar a conocer nuestros proyectos.

 Y yo os digo: A vosotras… Mucho ánimo y seguid así :)

Autor: Arantxa Serantes

Humanista digital y Doctora por la USC

Un comentario

  1. Pingback: “Doblespacio, nueva iniciativa cultural” en blog de El Correo Gallego. | DE DOBLE ESPACIO

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.