El content curator

portada el content curator2

Recientemente, acaba de editarse una guía esencial para los que aportamos contenidos en la red y que está comenzando a consolidarse como una profesión de futuro. Se trata del content curator,  labor que también vienen realizando los community managers (manteniendo las redes sociales y seleccionando el contenido en función de los intereses del público y del perfil al que se dirigen). Pues bien, este libro escrito por Javier Guallar y Javier Leiva es un excelente punto de partida para iniciarse en esta temática. Lo bueno de este libro es que no es exclusivamente teórico, algo que caracteriza a la mayoría de manuales. Las herramientas y su aplicación práctica, también son tenidas en cuenta. Algo ue sin duda es de agradecer.

Internet, se parece a una jungla, cuando queremos buscar información relevante sobre un tema.  Si no se seleccionan correctamente los contenidos, podemos perdernos en medio de la diversidad y perder el valor que deseamos otorgar a la marca. A través de este post os quiero mostrar la entrevista on-line que le he hecho a los autores, para que nos digan algo más al respecto y aclaren algunas cuestiones relevantes que pueden surgir tras la lectura del libro. También os aporto unos cuantos enlaces relacionados.

presentacion leon - leiva - guallar2

Entrevista:

1) ¿Qué pueden hacer las herramientas de “content curator” por nosotros?

El trabajo del content curator es fundamentalmente manual o intelectual, porque lo que diferencia fundamentalmente la content curation de otros sistemas de filtrado de contenidos, como la agregación de contenidos por ejemplo, es precisamente el aporte personal y experto del profesional frente a la mera automatización de la agregación. Ahora bien, una vez tenemos claro esto, hay que decir que el content curator debe conocer a la perfección las herramientas necesarias para hacer curación de contenidos. Existen herramientas especializadas para cada una de las fases del proceso (siguiendo el método que explicamos en nuestro libro “El content curator”, podemos hablar de cuatro fases de la curación de contenidos, las 4 S’s: search, select, sense making, share) y también hay algunas herramientas que sirven para más de una fase o incluso para todas.
Por citar solo algunas:
-para Search (búsqueda), son imprescindibles sistemas de alertas como Google Alerts o Talkwalker Alerts, de seguimiento via RSS como Feedly o Tiny Tiny RSS, de monitorización de redes sociales como Hootsuite o Tweetdeck…;
-para Select (Selección), se pueden emplear sistemas más clásicos como Delicious o Diigo o más recientes como Evernote o Pocket;
-para Sense making y Share (Caracterización y Difusión), hay que conocer bien las posibilidades de plataformas de blogs como WordPress o Blogger, de servicios especializados en curation como Scoop.it, Pinterest, Storify o Paper.li, de servicios para hacer listas como List.ly, o para hacer curation en tiempo real en redes sociales como Twitter.
Herramientas que sean todo en uno, las hay, pero no son gratuitas: un ejemplo es Curata.

2) ¿Por qué lo llaman “content curator” cuando quieren decir documentalista?

Esta frase es el título de un conocido artículo que escribió hace un par de años la profesora de la UOC Sandra Sanz. El título reflejaba la opinión de muchos documentalistas entonces –y aún ahora- de cierto recelo ante esta denominación de content curator para referirse a funciones o capacidades que los documentalistas consideran como propias y para los cuales algunos consideran que no es necesario un nuevo nombre. Hay una parte de razón en este planteamiento, porque la figura del content curator tiene muchos puntos en contacto con el documentalista, pero nuestra opinión es que el content curator sí es un perfil profesional nuevo, que tiene cosas de los documentalistas, pero también de otras profesiones o especialidades como el periodismo y el marketing. Es decir, la misma frase de la pregunta aplicada a los documentalistas también se podría aplicar a los periodistas, por ejemplo. A nuestro juicio, el content curator ideal es un profesional a caballo entre la Información-Documentación y la Comunicación.

3) ¿Cuál fue el origen del libro El content curator?

Ambos estábamos interesados en el tema, y habíamos empezado a hacer algo de formación y a dar alguna charla sobre content curation por separado, cuando en la primavera de 2013, pensamos en hacer algo juntos. Es así como se nos ocurrió la idea de escribir el primer libro en castellano sobre el tema. Estuvimos trabajando en el libro a lo largo de varios meses, lo acabamos en octubre, y se publicó en noviembre. Paralelamente iniciamos el proyecto más amplio de loscontencurators.com, que incluye además del libro, página web, elaboración de diversos recursos en las redes sobre content curation y realización de consultoría y de formación, tanto interna para organizaciones como cursos, entre otros, para diversas universidades y asociaciones profesionales.

4) Internet produce más cantidad de información que calidad y la selección de la información es algo muy importante, ¿Cómo se puede reconocer el valor del contenido? No creo que sea únicamente por el número de referencias, ¿A qué herramientas se puede acudir?

La curation es equivalente a calidad. Si no hay calidad, no hay curation. Esto lo han dejado meridianamente claro los principales impulsores y gurus de la content curation, como Steven Rosenbaum por ejemplo. Frente a la cantidad de informaciones (la infoxicación), la curation ofrece una cuidada selección de contenidos de calidad para una audiencia concreta. ¿Cómo se puede reconocer el valor del contenido? El principal elemento es sin duda el propio criterio del curator, que debe ser especialista y conocer bien el tema o temas sobre los cuales hace curation. La manera de distinguir el contenido de calidad que vale la pena seleccionar y ofrecer a la propia audiencia dependerá de muchos factores: criterios de verificación de las fuentes originales, por supuesto, pero sobre todo entra en juego la propia experiencia que incluye la combinación de conocimiento del tema y conocimiento de la audiencia, así como el toque personal o creativo del curator. La aspiración de todo buen curator es la de ser un referente en su tema de especialidad, ha de llegar a ser un guía en ese tema.

5) ¿Tiene la reelaboración de la información algún valor añadido? ¿No se puede tender a la repetición?

El aporte de valor añadido es la clave de la content curation. Si no hay valor añadido no hay curation, o en todo caso, hay curation de muy bajo nivel. Y la pregunta del millón es cómo ofrecer valor a la curation. Esto se llevará a cabo sobretodo en las dos fases centrales del proceso: selección y caracterización de contenidos (Select & Sense making). Hay diversos métodos para ofrecer caracterización a los contenidos. Por ejemplo, siguiendo a Deshpande podemos distinguir seis, desde retitular (nivel bajo) a resumir (nivel medio) o al storytelling o la paralelización (nivel alto).

6) ¿”Content curator” o “community manager”? ¿Hay algo que los una o que los separe?

Son dos nuevas profesiones, que hace algo más de 10 años ni siquiera existían, y que tienen puntos en común (ambas trabajan en internet, con los social media), y claras diferencias, fundamentalmente que mientras el CM pone el énfasis en la comunidad, para el CC su foco es el contenido. De las dos, el CM es una profesión más veterana y está bien asentada en las empresas (nació hace ya casi diez años) mientras que el CC es de aparición muy posterior (el primer texto que anuncia la nueva profesión de CC, de Bhargava, es de septiembre de 2009) y en España se está empezando a hablar con fuerza de este perfil desde hace bien poco. En la práctica, en España, como el CM está muy extendido y el CC está empezando, hay muchos CM que están haciendo también curation como parte de sus actividades; por eso puede haber una cierta confusión en algunos casos entre ambos roles. Es de esperar que el progresivo mayor conocimiento de las especificidades del CC lleve a disipar los malentendidos. Una organización de tamaño mediano y grande que trabaje con internet, puede emplear a profesionales CM y CC de manera diferenciada. En organizaciones pequeñas sí que puede pasar que una misma persona haga funciones de CM y de CC.

7) ¿Por qué la RAE no reconoce el término “curación de contenidos”? Aunque sólo fuese por analogía al curador de arte (comisario de museo).

Pues no lo sabemos; se trata de un perfil muy reciente, y habrá que ver lo que pasa en el futuro. Por otra parte, como sucede con muchas profesiones de internet (community manager, por ejemplo) es habitual utilizar el término en inglés. Es la opción que preferimos nosotros.

8) Marianna Fossatti decía que un buen curador debe tener habilidad con la tecnología aportando un toque “más humanístico”, ¿En qué pueden contribuir las humanidades en el desempeño de esta función?

Marianna se refiere, creeemos, a lo que decimos en la primera pregunta respecto a que el aporte personal del profesional es básico en la curation frente a un sistema automatizado más propio de la agregación de contenidos. En curación de contenidos es la persona frente a la agregación, que es el simple algoritmo. En este sentido creo que se puede hablar de la curation como sistema humanístico de filtrado de contenidos

9) ¿Es su nuevo libro una guía de iniciación en la materia o también aporta herramientas a usuarios avanzados?

El libro, al ser el primero en castellano sobre la materia, lo hemos planteado de manera que sirva de guía básica para que cualquiera pueda acercarse por primera vez al concepto y a la profesión, intentando que incluya todo lo que necesita saber un content curator. Pero, a la vez, al tratarse de una profesión tan nueva, creemos que igualmente puede ser útil para el content curator que ya ha empezado a ejercer como tal; al menos, así nos lo han manifestado algunos curators que han leído el libro.

10) ¿Crees que esta línea de trabajo se está profesionalizando de algún modo? ¿De qué manera puede ayudar a afianzar a las empresas? A veces se preocupan más por el ROI o el SEO que por el impacto que provocan los contenidos.

En las empresas se está empezando a introducir en España: no sucede así en otros países, donde ya ha penetrado con fuerza. En general, los content curators ahora mismo están trabajando en departamentos de contenidos o en departamentos de social media en organizaciones; y también, en menor medida en departamentos de gestión del conocimiento o de inteligencia empresarial. Está claro que para las empresas que tienen una estrategia clara de contenidos en línea con lo que se denomina marketing de contenidos o marketing de atracción, la curation es un papel fundamental en esa estrategia. También, podemos ver content curators en medios de comunicación (en productos en medios o en blogs), a nivel personal (profesionales de todo tipo, como parte de sus actividades de marca personal) y en otros sectores, como el educativo. En suma, es una especialidad y una profesión emergente y transversal.
……….
Enlaces:

Blog Los content curators
Libro El content curator  
Página en Facebook Los content curators 
Video de una charla (presentación del libro en León) 

2 Responses to El content curator

  1. […] Continuar leyendo: El content curator […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *