Claros del bosque: la exposición

| Sin comentarios

claros del bosque

El próximo 11 de noviembre se inaugurará en Valencia la exposición Claros del bosque, inspirada en las imágenes que suscita el libro homónimo de la pensadora María Zambrano. Diecisiete artistas la interpretarán con su peculiar estilo, comenzando por el propio cartel diseñado por el maestro calígrafo Ricardo Rousselot.  Según el Diario de la Axarquía:

“La relación entre el texto de María Zambrano y la exposición ha generado el contacto con personajes relacionados con la filósofa andaluza como el teólogo y filósofo Agustín Andreu, que se encargará de presentar la exposición, así como con la participación de la pintora abstracta Rosa Mascarell, que trabajó con María Zambrano y realizó la primera página web de la filósofa”.

Esta exposición tiene un canal propio en Youtube (hacer click en la imagen superior) desde el cual se pueden ver vídeos relacionados con la muestra, además de una página de fans en Facebook en la cual se ha recibido la iniciativa con una gran aceptación por parte del público. Participa en la  exposición la artista abstracta Rosa Mascarell – reconocida por ser la primera creadora de una página web sobre María Zambrano y por ser su secretaria personal- una figura imprescindible para comprender su pensamiento. Su presencia otorga mayor relevancia a este espacio creativo, por la influencia que tiene el sufismo en sus obras, lo que le otorga un estilo y personalidad muy característico en sus obras.

El libro Claros del bosque es mi predilecto porque es un libro que se encamina hacia otras artes, tiene un programa iconográfico propio. Es un sendero que remite, directamente, al lenguaje metafórico. Es la más pura expresión de la razón poética y por eso, el que ha leído esta obra no puede quedar indiferente. Incluso yo misma me he inspirado en ella para crear un cuento, por lo que no resulta dificil creer que estos artistas han sucumbido a esta llamada zambraniana que los invita a conocerse a sí mismos y aprender a ver más allá del frondoso bosque, tan lleno de sombras.  Encontrar el claro es sólo cuestión de llamar a la “casa del ser”- en sentido heideggeriano- o lo que es lo mismo, el saber del corazón.

Autor: Arantxa Serantes

Humanista digital y Doctora por la USC

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.