Los mundos épicos de Antonio J. Cuevas

| 4 comentarios

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=yyBx82msw-0&feature=youtu.be[/youtube]

La literatura juvenil está dando giros inesperados. Los elfos ya no son lo que eran. Se han actualizado con los tiempos y hasta resuelven crímenes, como muestra este capítulo y la entrevista que me ha concedido el autor Antonio J. Cuevas.

ENTREVISTA CON ANTONIO J. CUEVAS

¿Cómo se te ocurrió la idea de crear un elfo detective? Después de Tolkien, creo que están muy mitificados y les falta acción, ¿no te parece?

Llevaba bastantes años trabajando como guionista, y me apetecía escribir una novela porque es algo en lo que yo llevaría el control. Como guionista, tienes que hacer los cambios que te pide el coordinador de guión, el productor ejecutivo o la cadena. Como novelista, puedes recibir críticas o sugerencias, pero es uno mismo quien tiene la decisión final sobre qué escribir. Con esto en la cabeza, dudaba mucho sobre qué novela comenzar. Al principio tenía ideas sobre una historia contemporánea protagonizada por treintañeros, pero no llegaba a motivarme. Y sabía que la motivación era muy importante porque una vez que comenzara sería un proceso largo. Un día, casi de repente (aunque seguro que no fue tan de repente como parecía), me vino a la cabeza un título un tanto cacofónico: “El hada ahogada”. Así, sin más. Y pensé: ¿y si encuentran el cadáver de un hada? ¿Y si ha sido asesinada? ¿Y si tienen que investigar su muerte? Así surgió la idea de la novela. Al principio pensé que iba a ser otro hada la que investigara, pero dándole vueltas, creí que sería mucho mejor que fuera alguien que llega de fuera, alguien que no tiene nada que ver. Y así surgió la idea de un elfo que va de país en país desenmascarando asesinos, ladrones, estafadores… Un elfo detective.

En cuanto a tu segunda pregunta, no creo que a los elfos les falte acción. No soy un experto en el género por mucho que pudiera parecerlo, pero sé que hay bastantes novelas sobre elfos y puedes encontrar de todo, aunque creo que soy el primero que ha escrito sobre un elfo detective. Eso sí, hay que quitarse el miedo a reinterpretarlos y a desmitificarlos, porque al fin y al cabo, cada autor es libre de hacer con ellos lo que quiera. Nadie puede negarnos el derecho a verlos según diferentes perspectivas. Después, el lector decide si le gusta o no.

En tu libro se fusionan dos géneros, el épico y el policíaco, ¿Son eses tus géneros favoritos o es una influencia de la infancia?

La verdad es que el género fantástico siempre me ha gustado mucho. Leí dos veces El señor de los anillos y terminé La Historia Interminable en un día o dos. Y es un género que sigo leyendo con bastante asiduidad. El policíaco también me encandiló en mi infancia y adolescencia, pero hacía tiempo que no visitaba este género. Recuerdo comprar aquellas colecciones de novela negra escrita a dos columnas que vendían en quioscos, o sacar de la biblioteca de mi pueblo las obras completas de Cornell Woolrich y devorarlas con pasión. Al pensar en mi novela, todas aquellas lecturas de juventud afloraron y me hicieron mezclar estos dos géneros en una sola obra. Estoy bastante contento con el resultado.

Las redes sociales y el blog, ¿te han ayudado a promocionar la novela?¿tienes una buena experiencia en las mismas?

Internet, las redes sociales y los blogs han sido fundamentales para la promoción de El caso del hada falsamente ahogada. Creé un perfil de Growyn (el elfo detective) en Facebook, inventé algún concurso, envié ejemplares a páginas de literatura juvenil o fantástica, me apunté a todas las páginas que me parecían interesantes… Poco a poco mucha gente ha ido leyendo la novela, comentándola y recomendándola. De momento toda mi experiencia es positiva, porque además me ha permitido conocer a otros escritores y asomar la patita a este mundo literario tan difícil.

En tu trayectoria profesional, has pasado del guión televisivo en series como Hospital Central a la literatura juvenil, ¿cómo vino dada esa transición?

Como te conté antes, quería escribir lo que me apeteciera y surgió de forma más o menos inconsciente la historia de un hada asesinada. Lo que yo no sabía era que estaba escribiendo una novela juvenil. Yo simplemente contaba la historia que me apetecía y que me permitía divertirme mientras escribía. Cuando la acabé y reflexioné sobre lo que había hecho me di cuenta de que el género fantástico siempre se relaciona con el público juvenil, por eso envié la novela fundamentalmente a editoriales que publicaban o fantástico o juvenil. Pero no fue una decisión consciente. Siempre hay que clasificarlo todo para ponerlo más fácil, pero creo que mi novela puede leerla tanto un joven de catorce años como un anciano de ochenta.

También has pasado por el mundo de la autoedición, ¿Cuál es tu opinión al respecto?¿Crees que es una experiencia necesaria para dar comienzo a una carrera literaria?¿Qué le recomendarías a un joven autor?

Lo primero que autoedité fue Memorias de un mindundi, que ya existía como blog. Por eso puse la descarga gratuita y solamente costaría dinero si se compraba en papel, por los lógicos costes. Después publiqué en autoedición un guión por el simple placer de verlo encuadernado en formato libro, una colección de cuentos infantiles y una de relatos. Lo hice así porque no me apetecía enviar estas obras a mil editoriales.

La autoedición tiene cosas bastante buenas. Por ejemplo, autores que no encuentran hueco pueden hacer llegar su obra al público sin pasar por el intermediario. Con una labor de autopromoción, esa obra puede ser conocida. Y si es buena, el público lo valora.

Lo que tiene malo la autoedición es que puede aparecer cualquier cosa. Si yo lleno cien páginas con la palabra “tractor” y me lo autoedito, nadie va a impedirlo. Sin embargo, creo que el filtro aquí no es la editorial, sino el público. ¿Quién va a leer cien páginas de “tractor tractor tractor tractor…”?

No soy nadie para recomendar nada porque al fin y al cabo sólo tengo una obra publicada, pero sí creo que si confías en la calidad de tu producto, hay que insistir hasta que ya no puedas más, y entonces, insistir de nuevo.

En “Memorias de un mindundi” exploras tu intrahistoria personal. Es un libro intimista, por eso me sorprende el título, ¿Hay en él algún significado especial en él?¿Qué recuerdo destacarías de este libro?

Memorias de un mindundi es el resultado del primer blog que creé. Cuando me propuse escribir sobre algo de forma asidua, me di cuenta de que el tema que mejor conocía era yo mismo, por eso comencé un blog en que cada entrada era una anécdota de mi infancia. Elegí la infancia porque es un periodo que me permite distancia. Lo que no sabía era que según iba relatando historias, mi cerebro iba rescatando del olvido otras sobre las que jamás había vuelto a pensar. Fue un ejercicio muy interesante para mí.

El título viene dado, entre otras cosas, porque cuando me propuse escribir mis memorias pensé que eso no debía interesar a nadie. Yo no he descubierto la penicilina, ni he conquistado el espacio exterior, ni siquiera he inventado la fregona, así que hablo de mindundi en ese sentido, en el sentido de un ser normal y corriente, como el noventa y nueve coma nueve por ciento de la humanidad.

En cuanto a un recuerdo que destacaría, sé que la primera vez que probé el jamón es algo que le hace gracia a mucha gente que lo ha leído, pero yo destacaría aquella vez en que mi padre se metió en las acequias cuando pensaba que mi hermano mayor podía estar ahogándose. Aquella figura de mi padre como héroe es un bonito recuerdo, sobre todo porque mi hermano al final estaba jugando tranquilamente por el sembrado.

¿De qué serie o película te hubiera gustado ser guionista o que guión te gustaría realizar en el futuro?

Sería un tópico decir que me hubiera gustado ser guionista de “Los Soprano”. Pero viniendo a un terreno más realista, creo que me hubiera encantado escribir guiones para la serie Makinavaja, con Pepe Rubianes de protagonista. En el futuro me gustaría escribir un guión que se vendiera por una millonada, diera como resultado una película con mucho éxito y me abriera las puertas para escribir otro guión en que me pagaran aún más. Por pedir, que no quede.

Retomando las aventuras de nuestro amigo Growyn, ¿Se convertirá este libro en una saga?¿Habrá nuevas aventuras?

No será una saga en el sentido de historias que se cierran en tres o cinco libros, pero sí voy a escribir más novelas con Growyn de protagonista. De hecho, estoy ya redactando el cuarto capítulo de su siguiente aventura, donde tendrá que descubrir y atrapar a un escurridizo ladrón. Mi intención es tener acabada esta novela para finales de este mismo año. Después ya veremos cuándo se publica.


Autor: Arantxa Serantes

Humanista digital y Doctora por la USC

4 comentarios

  1. Muchas gracias por la entrevista. Si alguien quiere hacerme más preguntas, estaré encantado en responder aquí, en los comentarios.

    • Gracias por tu colaboración. Se lo comentaré a los seguidores del blog en mis redes sociales. Seguro que se animarán a preguntarte.

  2. Lo ví en un programa de televisión. ¿Que supuso para usted el cambio entre estar ante las cámaras o permanecer detrás de ellas (como guionista)?¿Qué prefiere?

  3. Bueno, ante las cámaras he estado respondiendo a preguntas sobre mi novela, por lo que me sentí bastante cómodo en todo momento. En general las cámaras no me imponen demasiado. Recuerdo que en un programa en el que escribí varios sketches hice un papelito corto.
    Pero sigo prefiriendo permanecer oculto y creando guiones. Es lo que más me gusta: escribir.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.