Diálogo con Víctor Pliego de Andrés

Junto a este hermoso retrato de María Zambrano, realizado por el artista Antonio Belda del Corral, presento un diálogo con el nieto de Don Pablo de Andrés Cobos, además de la presentación empleada en el I Foro María Zambrano, que tuvo lugar en la Fundación homónima. Recientemente, acaba de publicarse una reseña sobre el  libro en el que se editan las cartas de Pablo de Andrés y María Zambrano. El autor Luis Antonio de Villena, deja muy claro el sentimiento que provoca este epistolario en el lector. Os recomiendo leer su artículo que lleva por título “De ley y corazón”.

1) Antes de nada, a los lectores del blog les gustará saber, ¿Cuál era tu relación con Pablo de Andrés Cobos? ¿Cómo lo definirías? ¿Qué recuerdos tienes de él?

Don Pablo (así le llamaban todos) era mi abuelo materno. Lo traté de niño y lo recuerdo rodeado siempre de muchos familiares. Le gustaba organizar comidas y celebraciones con todos sus parientes, cuántos más, mejor. Había niños y adultos. Los niños nos lo pasábamos muy bien jugando entre las mesas.

 2) ¿En qué medida influyó Blas y María Zambrano en el pensamiento de Don Pablo? ¿Tuvieron relevancia las Misiones Pedagógicas para que fructificara un encuentro personal?

Pablo de Andrés se consideró discípulo de don Blas Zambrano, que le animó a convertirse en maestro y le contagió el espíritu regeneracionista. La relación con María fue de amistad. María Zambrano tal vez influyera en mi abuelo en su exquisito cuidado por la escritura, y puede haberle inspirado a la hora de convertirse en un escritor tardío. Si bien María Zambrano y mi abuelo colaboraron en las Misiones, su amistad se forjó con anterioridad.

 3) ¿Llegaste a conocer en persona a María Zambrano?

No conocí a María Zambrano en persona, porque cuando regresó a España en los años ochenta, mi abuelo ya había fallecido, mi abuela era muy anciana y el vínculo se había roto. Además yo era entonces joven y no conocía su importancia.

4) ¿Quedan todavía manuscritos inéditos sobre Pablo de Andrés? ¿Con qué intelectuales tuvo más relación?

Mi madre está ordenando poco a poco el archivo familiar y esperamos que ver próximamente publicados algunos relatos, así como los epistolarios con Juan David García-Bacca y con Noberto Hernánz. Pablo de Andrés fue además amigo de Antonio Machado, del señor Cossío, de Alejandro Casona y del doctor Luis Calandre.

5) ¿Hay alguna publicación de su autoría que merecería la pena leer o algún libro sobre su persona que pudieras recomendarnos?

Fernando Hermida de Blas ha publicado una biografía sobre mi abuelo en “Pensamiento y palabra. En recuerdo de María Zambrano” (Junta de Castilla y León, 2005). Mi abuelo escribió muchísimos artículos y varios libros: “Estampas de Aldea”, “Viaje por las escuelas de España”, “Humor y pensamiento de Antonio Machado en la metafísica poética”, “Sobre el amor y la muerte”, “Juicios y figuras”, “El humorismo de Antonio Machado”… Naturalmente están descatalogados, pero algunos se pueden encontrar en las bibliotecas.

5) ¿Qué supone para tí el ver publicada la correspondencia de María Zambrano y Pablo de Andrés? ¿Qué te parece el trabajo del prof. José L. Mora?

La edición del epistolario entre Cobos y María Zambrano, que ha sido preparada por José Luis Mora y por mi madre, Soledad de Andrés, es un testimonio muy valioso y un reconocimiento al quehacer intelectual de aquella generación truncada por la guerra y por el franquismo. Quisiera destacar que las cartas se conservaron gracias a mi abuela, que guardó con celo el archivo familiar.

 6) ¿Puedes explicarnos alguna curiosidad acerca de las imágenes de la presentación del libro? (Véase presentación)

Para la presentación del libro en la Fundación María Zambrano, en Vélez-Málaga, preparamos una presentación con imágenes de las cartas originales y fotografías relacionadas con ellas. Por ejemplo, aparece una foto del inmueble de la Calle del Prado de Madrid, donde residían mis abuelos. Muchas de estas imágenes forman parte del excelente apéndice documental que incluye la edición de las cartas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *