Archive

Archive for the ‘O Tren Pantasma’ Category
Febreiro 25th, 2013

Pesadillas

Había tréboles debajo de mi piel y los veía en relieve. Volando sin fuelle, iba recorriendo un techo de madera antigua mientras alguien trataba de alcanzarme desde el suelo. Qué angustia, Dios. Fue una de las peores pesadillas que recuerdo haber tenido. Uno nunca sabe de donde vienen esas imágenes, pero resulta sorprendente que parezcan tan reales. A veces me despierto pensando que gran parte de nuestra creatividad se desborda mientras dormimos y que el resto del día funcionamos con las sobras.

Salté de aquella cama del averno y empecé a tantearme el brazo izquierdo con la mano derecha para ver si los tréboles aún seguían allí. Así llegué a la cocina, puse unos chococrispis con leche de soja en un tazón y encendí la tele. Por lo que vi, los creativos de la última campaña de Coca-Cola habían utilizado la idea de que el día debe dividirse en tres bloques de ocho horas; uno para dormir, otro para trabajar y otro para el ocio. Siempre me pareció que eso no debe de saber hacerlo todo el mundo. De hecho, yo lo encuentro tan difícil que creo que es casi imposible. Por ejemplo, ¿qué pasa si por la noche tu mente se pone a trabajar sola?, ¿y qué ocurre cuando tu trabajo te gusta tanto que se convierte en tu mejor opción de ocio?. De hecho, hoy en día el problema de muchos estará en adivinar la mejor forma de utilizar los otros dos cuando no tienes nada que hacer con el bloque del trabajo. En fin, pensando en estas cosas salí corriendo hacia la radio porque tenía que entrevistar a un guitarrista de Manlleu llamado Edgar Vila.

Cuando tengo delante a un músico así de bueno me apetece hablar de todo menos de música. Las composiciones de este tío ya hablan solas y darles vueltas me pareció una redundancia estéril. Delante de un micrófono, prefiero aprovechar para enterarme de que le sacaría de la cama sudando de miedo a un artista técnicamente tan infalible como éste. Después ya entraremos en armonías, en palos y en extensiones teóricas del arte. Pero por el camino de la charla dejemos que aparezca la persona y si se desnuda emocionalmente mejor que mejor.

A la pregunta de ¿qué me vas a preguntar? no le contesté en serio. Nunca lo hago. Solté la sintonía, leí un relato y salté con lo de los tréboles. Lo que siguió fue una sorpresa para todos.

(((El podcast estará pronto disponible en el canal de O TREN PANTASMA en ivoox)))

O Tren Pantasma

Novembro 1st, 2012

A Regadeira de Adela

Camiñaba de xeito automático. Na Rúa Tras San Fiz de Solovio creron recoñecela pero en seguida se deron de conta de que non era ela. Para cando gritaran o seu nome, Adela Steiner xa so lles amosaba unhas costas indiferentes. Aquel xesto e o feito de que morrera en 1987 acabaron por convencelos. Estaban a cometer un erro. Un deles, o humorista Antón Coucheiro, contou esta anécdota no Tren fai poucos días. Ao parecer, tras pasar varios meses pensando nela xa empezaban a desorientarse e vían a súa Pantasma por todas partes. O caso é que entre no ate agora almacén do café-concerto Embora, encontraran meses atrás unha carta firmada por un tipo chamado Fiódor McCudden. O tal McCudden entrara en contacto con Adela a mediados dos anos setenta en Praga. Fiodor falaba de algo que a Coucheiro, a Olalla Tesouro e a Alfonso Medina, soáballes moi familiar. Naquel documento histórico atoparían as claves para dotar de fantasía o continente dunha iniciativa que levaban meses argallando. Daquela forma tan casual puideron, ao mesmo tempo, cimentar as bases do NOVO MICROTEATRO COMPOSTELANO. Do vello McCudden non hai sinal rastreable, pero que Adela existiu e que viviu en Praga son feitos xa contrastados. O segundo apelido desta rapaza era galego. Aínda que nacera en Karlovy Vary alá polo 1925, escollera Compostela para morrer e aquí foi onde debuxou os principais trazos dunha actividade artística repleta de peculiaridades. Nesa súa traxectoria permanecía agochada a esencia que explica a historia que sigue.

A Antón, dende o seu encontro coa testemuña de McCudden, o apelido Steiner tíñalle a cabeza inundada de imaxes. Andaba a estudar os restos da súa estela con tanta intensidade que as súas crónicas na radio soaron un tanto obsesivas o outro día. En certo modo, pareceume que se esforzaba por recreala, que por traela de novo ao mundo.

Adela, filla do poeta dadaísta checo Karel Steiner e da modista galega Dolores Regueiro Taboada, pasara os primeiros anos da súa vida entre España, Checoslovaquia, Suiza e Francia. Os seus pais morreran novos e con catorce anos viuse obrigada a mudar a Compostela coa familia materna. Aquí crearía o seu universo teatral nunha atmosfera de contraste frontal entre a súa sensibilidade e a depresión da posguerra dos anos corenta. En 1952 fundou, xunto co poeta chileno Diego Rego, unha tertulia literaria nun modesto apartamento que este tiña nos arredores da Praza de Abastos. Foron moitos os que coñeceron aquel piso que acabou sendo o enclave imprescindible para comprender a bohemia artística dunha Compostela espida no eido da cultura. O caso é que en 1958 Rego morreu e estas tertulias literarias, que xa se transformaran en sesións de microteatro doméstico, entraron en decadencia. Os veciños, alleos ao anecdotario vital e artístico acumulado naquela casa durante aquela década, comezaron agora a facerse conscientes da existencia da viuda. Adela, que se esforzaba por manter en pe o chiringuito, comezou a ser tratada de tola e o seu tirón entre o gremio que durante anos alimentara aqueles encontros esfumouse. Ela sería recordada como ‘A Regadeira‘ durante o pouco tempo que transcorreu ate que a memoria colectiva do barrio decidiu esquecela para sempre.

O máis interesante deste conto é que, en poucos días, aquela ‘regadeira’ vai a empezar a estar moi presente na cotidianidade teatral da nosa cidade. O próximo día 10 de novembro, un grupo de artistas do circo, o teatro, o humor e a improvisación encabezado polos tres descubridores antes mentados, daralle o pistoletazo de partida a un proxecto chamado A REGADEIRA DE ADELA. Este teatro caseiro vai a estar sito na pranta de arriba do lugar onde Coucheiro, Tesouro e Medina, encontraron a carta de McCudden. Trátase precisamente da segunda planta do único bar que temos na Rúa Tras San Fiz de Solovio, o Embora. Alí, moi cerquiña de onde Adela e Diego viviran os seus momentos de máximo esplendor, terá lugar a réplica compostelá ao Microteatro por cartos no que Madrid, Barcelona, Segovia ou Zaragoza foron pioneiros no estado. En Galicia tamén temos precedentes como La Tuerka 27 (Coruña) e Microteatro por Casa de Cangas.

A nosa Regadeira vai a ser unha microcasa de artes onde se farán obras de quince minutos, para quince persoas polo prezo de tres euros. Ao longo da tarde haberá varios pases e cada quen pode decidir asistir ao que máis lle provoque. Aquí vos deixo a guía dos eventos que terán lugar a partires da estrea desta nova iniciativa teatral. ANIMÁDEVOS E GOZÁDEO, seguro que pagará a pena acercarse por alá.

 

##### sábado 10 de novembro 20:30/ 20:45 /21:00 h. visita guiada #####

21:30 h. -INAUGURACIÓN- (((aquí pode que caigan uns pinchos gratis e tal…)))

Compañías e artistas programados para as primeriras 8 semanas de vida:

##### xoves 15 e venres 16 nov. #####

PAULA QUINTÁS, “Breakfast Accumulation”, microdanza contemporánea, SALA: Alcoba de Adela – 20:30/ 21:00 21:30

VOADORA, “Happy End”, micromedia musical, SALA: Salón de Adela- 20:45/ 21:15/ 21:45 h.

CLARA GAYO, “Francotirador”, microteatro contemporáneo, SALA: Roupeiro de Adela – 21:00/ 21:30/ 22:00 h.

Voa Dora

##### sábado 17 nov. #####

Cía. IMPROBABLES, “Microimpro”, nas tres salas - 22:30/ 23:00 /23:30 h.

##### mércores 21, xoves 22 e venres 23 nov.

JOSÉ CAMPANARI, “333″, contador de microhistorias, SALA: Alcoba de Adela - 20:30/ 21:00 21:30

VOADORA, “Happy End”, micromedia musical, SALA: Salón de Adela – 20:45/ 21:15/ 21:45 h.

CLARA GAYO, “Francotirador”, microteatro contemporáneo, SALA: Roupeiro de Adela - 21:00/ 21:30/ 22:00 h.

Clara Gayo

##### sábado 24 nov. #####

Cía. IMPROBABLES, “Microimpro”, nas tres salas - 22:30/ 23:00 /23:30 h.

Cía Improbables

##### mércores 28, xoves 29, venres 30 nov. #####

MARTA ALONSO, “Track 6″, microdanza, SALA: Alcoba de Adela - 20:30/ 21:00 21:30 h.

VOADORA, “Happy End”, micromedia musical, SALA: Salón de Adela- 20:45/ 21:15/ 21:45 h.

BLANCA CENDÁN E SUSO ALONSO, “Lili Berlín”, microbeat alemán, SALA: Roupeiro de Adela - 21:00/ 21:30/ 22:00 h.

Suso Alonso e Blanca Cendán

##### sábado 24 nov. #####

Cía. IMPROBABLES, “Microimpro”, nas tres salas - 22:30/ 23:00 /23:30 h.

##### mércores 5, xoves 6 e venres 7 dec. #####

Cía. REDRUM, “Punto Com”, microteatro, SALA: Alcoba de Adela - 20:30/ 21:00 21:30 h.

ARTURO COBAS, “It´s happening”, microteatro, SALA: Salón de Adela - 20:45/ 21:15/ 21:45 h.

BLANCA CENDÁN E SUSO ALONSO, “Lili Berlín”, microbeat alemán, SALA: Roupeiro de Adela - 21:00/ 21:30/ 22:00 h.

Arturo Cobas

##### sábado 8 dec. #####

Cía. IMPROBABLES, “Microimpro”, nas tres salas - 22:30/ 23:00 /23:30 h.

##### mércores 12, xoves 13 e venres 14 dec. #####

Cía. NO SOMOS NADIE, “La humanidad es difícil, es difícil la humanidad”, microteatro, SALA: Alcoba de Adela - 20:30/ 21:00 21:30 h.

Cía. CISMA DANZA, “Un disfraz equivocado”, microdanza, SALA: Salón de Adela - 20:45/ 21:15/ 21:45 h.

Cía. LA TAPADERA, microclaqué, SALA: Roupeiro de Adela - 21:00/ 21:30/ 22:00 h.

Cisma Danza

##### sábado 15 dec. #####

Cía. IMPROBABLES, “Microimpro”, nas tres salas - 22:30/ 23:00 /23:30 h.

Cía. FUNBOA ESCÉNICA, “Another Espectacle”, microteatro, SALA: Alcoba de Adela - 20:30/ 21:00 21:30 h.

ENTRE PLATOS, “Pequeno Cabaret”, microrevista musical, SALA: Salón de Adela - 20:45/ 21:15/ 21:45 h.

Cía. LA TAPADERA, microclaqué, SALA: Roupeiro de Adela - 21:00/ 21:30/ 22:00 h.

Cía Funboa Escénica

##### sábado 22 dec. #####

Cía. IMPROBABLES, “Microimpro”, nas tres salas - 22:30/ 23:00 /23:30 h.

 

 

 

O Tren Pantasma

Outubro 17th, 2012

THE LÁKAZANS NO TREN

Hace pocos días, al caer la noche, me pasé por el Vaga (Entrepraciñas 4) porque daban churrasco de tapa. Allí estaba Ismael. Semanas antes me había fijado en este tío que tocaba la armónica y la guitarra en la terraza del Bierzo Enxebre (Rúa da Troia 10). Recuerdo que me llamó la atención lo bien que tenía pillado el momento ‘pasar el plato’. Consiguió inmiscuirse en la atmósfera creada entre las mesas sin resultar molesto. Allí, entre bandejas de embutidos y quesos, soltó el típico par de frases acertadas para poner en valor su trabajo. No dudamos en echar unas monedas. Ismael se estaba haciendo la universidad de la calle y el tintineo de aquellos euros parecía una calificación a la que estaba bastante acostumbrado.

Me dio la impresión de que se presentaba a pruebas como ésa con frecuencia y esto me inspiró respeto hacia él. Unos días después de aquello, Isma se me acercó en el Taraska (Entremuros 13) para decirme que me había visto tocar en una jam con el bluesman madrileño Tonky de la Peña. Esto había sido en el Pub Cachán (Rúa Loureiros 16) meses atrás. Vimos que los dos sabíamos algo del otro y compartimos unos tragos antes de despedirnos. Ahora, esperando las costillas de cerdo, nos habíamos vuelto a encontrar y enseguida me di cuenta de que tenía delante el Tren Fantasma que andaba buscando para el día siguiente. En cierto modo, éste debió de haber sido el auténtico motivo que me llevó al Vaga, sin yo saberlo. Isma me presentó al Benja (guitarra, slide guitar y mandolina) y en seguida acordamos que al día siguiente harían un directo conmigo en la radio. La idea les pareció genial y nos citamos a las 13:30 en la cafetería Agarimo (Rúa do Preguntoiro 2). Ambos dijeron formar parte de una banda de música negra que contaba con un total de siete integrantes.

..(pásome ao galego).. Alí apareceron unha morea de rapaces, de entre vintepoucos e trintaepoucos anos. Acababa de coñecer a The Lákazans case ao completo. Estes rapaces pariran a súa historia de blues tocando lonxe do Mississippi. Para ser máis exactos, no bar O Miúdo (Rúa dos Troques 3). Cando os vin así xuntos, caín na conta de que eu xa asistira nunha ocasión a un concerto deles, acompañado dunhas erasmus italianas que se empeñaron en levarme alí a tomar unhas birras. O que non sabía era que se chamaban así, nin que facían un traballo tan constante en Compostela. Nun pano de papel tomei un par de notas mentres eu os interrogaba a eles e Figui (armónica) me interrogaba a min. En seguida soubemos que tiñamos unha conversa deliciosa diante de nós e 20 minutos máis tarde estabamos a compartir anécdotas diante dos micros. The Lákazans se tocaron dous temas en directo e podo asegurar que parecían sentirse moi a gusto no tren de Radio Obradoiro. Non creo que tarden en volver por alá. Todo o que contaron sobre o mercado laboral, o seu local de ensaio, os bares que lles están dando a vida, as guitarras, a universidade, o paro, as segundas oportunidades, a amizade, o amor pola música, a mala e a boa vida, os seus cachés, os dúos, os tercetos, os cuartetos, os quintetos, os sextetos e a banda ao completo foi sinxelamente xenial. Aos sete xuntos non debe ser fácil velos. De feito a esta cita faltou o propio Ismael. Alguén o vira polos arredores da discoteca Ruta (Pérez Constantini 4 e Curros Enríquez 3) ven cedo aquela mesma mañá. Xa será para a próxima.

Benja, Sabela, Figui e Trilli, grazas por teres feito deste tren un sitio máxico unha vez máis. Ata pronto meus.

http://www.facebook.com/pages/The-Lákazans/274270722638955

 

 

O Tren Pantasma

Xullo 16th, 2012

PortAmérica pondrá a Nigrán en el centro cultural de Galicia

Aquí está por fin el Festival PorAmérica

Siempre he pensado que un cartel muy bien trabajado demuestra un afán por la consolidación de un evento cultural más efectivo que los esfuerzos promocionales de sus creradores. El del PortAmérica es, sin duda, el resultado de un trabajo intenso en la búsqueda de la coherencia y el respeto a un concepto claro. Dotar a esta cita de una presencia multicultural, crear campos de unión entre diferentes expresiones artísticas y configurar una red de intercambios que permita crear opciones de optimización comercial del evento, parecen ser algunas de las intenciones subyacentes en esta convocatoria.

El enclave elegido tampoco parece una casualidad. Los conciertos tendrán lugar junto a una playa de referencia en Galicia, Playa América, en la comarca de Vigo. Además, los organizadores de EsmerArte han sabido vender Galicia como un núcleo idóneo para la “convergencia de universos iberoamericanos”. Esto a priori parece una reivindicación bien planteada y un marco conceptual amable, y ambicioso al mismo tiempo, en el ubicar las performances que tendrán lugar el próximo fin de semana, 19,20 y 21 de Junio en el Porto do Molle, Nigrán.

De la energía que los gallegos y los llegados de diferentes partes del mundo aporten respondiendo a esta iniciativa con su asistencia y de la fluidez de la celebración del propio evento, dependerán unas críticas que, una vez transcurrido el Festival, podrían ayudar a consolidar una cita muy interesante que llega a Galicia en un momento en el que es más necesaria que nunca.

En O Tren Pantasma Radio Show (martes, miércoles y viernes a las 23:00h), haremos durante esta semana un recorrido por los repertorios de algunas de las bandas presentes en el festival y recordaremos entrevistas realizadas en el programa a algunos de sus protagonistas, como el madrileño Jairo Zavala, de Depedro.

O Tren Pantasma

Xullo 16th, 2012

Noches Exprés en el Bar Camalea

Sírvame otra copa señorita cantinera, sírvame otra copa que hoy ando en la borrachera. Así se confesaba el mejicano Antonio Aguilar (1919-2007) en uno de sus versos. En La cantinera, lamentaba Aguilar sus motivos para darse a la botella mientras recriminaba a la culpable de sus desdichas las consecuencias provocadas por su desprecio. Incluyendo la propia acción de beber y lamentar. Otra frase sublime firmada esta vez por Los lobos (banda formada por emigrantes mejicanos asentados en Los Ángeles, California en los años 60) dice, los besos que me diste mi amor, son los que me están matando y las lágrimas me están secando… Esta última no parece tan etílica pero lo es. El tipo que lo canta sólo podría tener en la mano una pistola o estar sujetando entre los dedos su propio corazón ensangrentado. Me imagino el charco rojo oscuro y a una señora limpiando la viscosidad de su derrame mientras recrimina al malherido coyote que le haga trabajar de más y lo invita a seguir con su derroche visceral en otro bar.

Pues bien, éste es el ambiente que va a recrear la próxima Noche Exprés del Bar Camalea de Santiago de Compostela el jueves 19 de Julio. Estas citas musicales, que comenzaron el pasado 28 de Junio con periocidad semanal, tienen lugar cada jueves en el histórico bar de la Plaza San Martín Pinario. Esta semana contarán con la presencia del guitarrista y cantante Xavier Mera. El músico compostelano se subirá al escenario rodeado de los artistas habituales de las Exprés para teñir de rojo las paredes y llevar a la audienza a un viaje estremecedor a través de un repertorio crudo basado en canciones clásicas del cancionero popular centro-americano.

El jueves 26 de Julio, los Anfibia, banda anifitriona de las Exprés que cuenta con voces de Sandra Varela y Sergio Cearreta, cerrará este primer ciclo de actuaciones para dar la bienvenida a las vacaciones de Agosto y preparar el regreso de estas citas musicales para Septiembre.

Las Noches Exprés han contado con la presencia de multitud de músicos locales y se han consolidado como una de las citas imprescindibles para la libre expresión artística en Compostela. Junto con las Noches improvables de los miércoles, han situado al Camalea en la vanguardia de la creación cultural y el entretenimiento de Santiago.

O Tren Pantasma

Abril 28th, 2012

Del Marula funk al kelo de Max

Las rodillas se apuntaban entre ellas mientras las cejas arqueadas nos retorcían los rostros. En mi bolsillo cinco euros. Cadera en ángulo imperfecto, birra de botella y mucho meneo. El compás era frenético y descontrolado. Funk arrasando el Marula de la Escudellers 49 de Barcelona. Cuando entré se me puso la voz como a Robert De Niro y empecé a recorrer la sala poniendo la cara de majadero más inapelable que encontré. Era uno más en la pista y seguía los pasos de mi compadre Juan Sánchez. Para precalentar eché un par de verbos al aire y los surqué con sustantivos precisos y adjetivos certeros. Pero aquel malabarismo no lo entendí ni yo. No importó. Estábamos jugando. Jugando a bailar sin saber. Nos movíamos como si nuestros cuerpos estuvieran tomando sus primeras lecciones.

De pronto nos giramos arqueando tanto las cejas que esta vez casi se nos salen del rostro. Por entre la marabunta aspirantes a negros vimos aparecer al pianista Max Villavecchia. Arrastraba un pie y balanceaba los hombros como si tuviera que hacerlo para pillar cuerda y poder seguir caminando. Nos habló con la voz de Al Pacino y yo le dije que dejara de hablar con mi voz. De pronto, Juan entró en escena reclamando para sí la propiedad de aquellos vibratos vocales y cuando la conversación se calentaba, apareció Roger Oria con tres estrellas bien frescas. Los indicadores de peligro se pusieron al rojo vivo y…En fin, no me preguntéis como lo hicimos, pero cortamos con aquello y nos fuimos a dormir para que el punto de resaca nos permitiera grabar al día siguiente una composición de Villaveccia. A las 15:00h empezamos a desarmar el salón de Max y montamos un estudio improvisado. J. Sánchez reunió a un buen equipo de amigos de la danza, el cine y la música.

La sesión fue intensa y mágica. Comenzó con una charla guiada por Juan que sirvió para completar los preliminares empezados en la disco la noche anterior. A partir de ahí todo fue estirar las columnas vertebrales, ocupar sendas butacas y empezar a disfrutar. El resultado se emitirá en uno de los ciclos del Festival de Flamenco de Barcelona este verano. Pero esto no es muy importante al lado de la buena experiencia que fue trabajar con ellos. Todo un regalo.

El otro día escuché a alguien decir en la radio que no es tan importante lo que toques como con quien lo toques:

 

Dídac Saez Ulzurrun, cámara, realización, iluminación

Max Villavecchia, piano, kelo-studio, composcición

Melodie Cecchini, baile

Ferran Romeu Sunyer, cámara, realización, iluminación

Rebekka Debernitz, cello

Juan Sánchez, cajón

Xaime Barreiro, guitarra

O Tren Pantasma

Marzo 21st, 2012

Semanas de blues

A veces puede ser una pequeña confidencia de Marcos Coll a las 5 de la mañana en el Maycar. Haber seguido a una muchacha sevillana hasta su hotel en la Plaza de Galicia. Salir del garito, ponerse los headphones y no pedir nada más a la noche. Julia, John Lennon. Comencé la jornada escuchando de primera mano las aventuras de vida del guitarrista Emiliano Juárez. De como se plantó a tocar el blues en New Orleans y todo lo que ocurrió hasta que empeñó aquella Epiphone para poder salir de Mallorca. Con esos retales fabricamos el comienzo de lo que siguió hasta que las chicas nos sacaron de contar la history y nos metieron a vivir la story. La Reixa fue el escenario de un concierto que promete haberse convertido en un vestigio del futuro. Algo a lo que muchos miraremos un día para intentar explicar un presente que está por venir.

Estos días estuve poniendo juntas las declaraciones de Emiliano sobre como llegó a militar en los Reyes del Ko (Compostela-Madrid) con las revisiones que el co-fundador de aquella mítica banda de blues, Mr. Coll, me confesó a través de tímidos recuerdos. La profundidad personal y musical de estas historias me lleva a guardármelas por ahora. Creo que todo lo contable, y muchas de las cosas que no se deben contar ya se menearon por las ondas de Radio Obradoiro cuando Los Mighty Calacas (México-Berlín) visitaron O Tren Pantasma. En breve pondré a vuestra disposición podcasts en los que podréis reescuchar este material. Creo que haber tenido a la nueva banda de Coll tocando en directo (hasta cuatro temas) en el pequeño vagón de actuaciones de la radio fue un hito en el recorrido del tren. Así en la Obradoiro seguimos reivindicando una vez más la radio como escenario musical y conseguimos que los músicos se sintieran como en casa. Los Mighty agradecieron el poder tocar y hablar sin las prisas que otros medios imprimen a sus eventos y tener tiempo de mostrase entre charlas y tocatas. Luego llegaría el Mundosons y la actuación de la Capitol. Yo salí de allí con camiseta y pin porque el merchandising lo tenían muy currao. Creo que hacer cuadrar las cuentas de gastos e ingresos de este festi ya va a ser una batalla más compleja para su productor Goomer Meijón. Parece que esta vez la Bakin Blues (Compostela), los Mama Funko (Madrid) y los Mighty Calacas (México) no tuvieron el tirón necesario para levantar los eventos programados. Los factores que lo explican pueden ser diversos. Por ejemplo, la coincidencia de ofertas culturales en una ciudaden llamas como Compostela. Pero hay otros elementos que intervienen…Yo ya tengo algunas ideas y el sitio de llevarlas a debate va a ser O Tren Pantasma…Mañana (21/03/12) Alfonso Espiño (Los Chavales) viene al programa, será el primero de los contertulios a los que pondré a buscar repuestas…no se lo pierdan.

www.facebook.com/otrenpantasma

O Tren Pantasma

Marzo 21st, 2012

Heredeiros dos novos tempos

Achegueime a Ordes para ver o Heredeiros da Crus return concert. Entrei na LP45 pola zona de prensa e grazas a deus que puiden facelo así. Aló na porta principal había unha marabunta de rapaces gritando enfervorizados mentres vaciaban botellas de destilados. Non sei se podería ter lidiado con aquelo. Cando abriron as portas eu xa observaba dende o segundo piso como os porteiros e un par de axentes locales filtraban o paso da estampida dunha xuventude rockeira ansiosa por pillar posto nas primeiras filas. O que eu me preguntaba cando asistín ao concerto era se unha banda destas características podería manter a un público tan amplo esperando por case dez anos para velos. A resposta atopéina cando vin ás masas coreando vellos himnos coma se se tratara de cancións que sonaran a cotío na radio.

Logo marchei a Compostela e comentei a movida con varios músicos nos bares de Santiago. Falar é fácil pero apuntar as claves reáis deste fenómeno non me parece unha obviedade de curta definición. Nas barras escoitéi cousas como que era normal que tiveran esa repercusión ao contar con Tonito de Poi como cantante. Para moitos, que éste nunca deixara de aparecer en tiví axuda a explicalo todo. O feito é que Tonito non sólo non é o cantante, se me apurades, a pesar de ser un personaxe con carisma dentro da banda, non conta cun especial protagonismo no que sobre as táboas acontece nos directos de Heredeiros. Certo é que defende un momento de chow épico tomando parte no xa mítico estriptís pero, dende o meu punto de vista, é o cantante, Javier Vazquez Maneiro, o animal de escea capaz de atraer as miradas de todos os asistentes minuto tras minuto…Con esto digo que eso da tv, sendo as súas aparicións no Xavarín de fai tanto tempo, non pode ser a explicaión. Moitos dos rapaces que brincaban en Ordes eran novos de máis incluso para recordar aqueles programas. Nas redes sociais falábase do reclamo que supoñía para moitos deles ver ao vivo a esa banda que tantas veces sentiron e que nunca viran en directo. Alá non estabámos a rememorar vellos tempos senón a celebrar os novos. Como dixo Fran Velo ao remate do chou ‘estamos para quedarnos’, e ogallá sexa certo. Creo que esto sería unha boa nova para o rock feito aquí…

 

o que se di no wikipedia:

A principios de 2012 se confirma que vuelven a juntarse mediante la página web www.volvenosmaisjrandes.com, mediante la cual personajes famosos de Galicia hablan de la vuelta de los más grandes, sin decir en ningún momento el nombre del grupo, creando así la intriga de si son ellos o no. El regreso se produce el día 3 de marzo, con un concierto en la sala LP45 de Ordes de casi 3 horas de duración, en el que repasan sus temas más conocidos. Dias después de la actuación y ante la gran acogida por parte del público confirman que se volverán a reunir para tocar.

O Tren Pantasma

Xaneiro 26th, 2012

Travel Agency

Repetía su nombre precedido del pronombre yo sin utilizar siquiera el verbo ser en el medio. Era como si estuviera patinando dentro de un caracolillo cuando decía “yo fulano, fulano yo, surfin, fulano…, yo, surfin.’ ¿tú?…” Quince minutos más tarde pagó las copas. Veintiún minutos más tarde se subió a la Touran y recorrió A Virxe da Cerca. Treinta y siete minutos más tarde una chavala saltaba sobre sus muslos mientras él tensaba al máximo las correas del cinturón de seguridad intentando liberarse las muñecas. Desde donde yo estaba, había visto subir a la chica al coche. El resto de los movimientos tuve que tratar de intuirlos desde afuera mientras me fumaba un pitillo en plan voyeur. De pronto, y apenas unos minutos después de su llegada, mi colega escapaba en aquel vehículo febril y sofocado que patinaba sobre el asfalto mojado. Su corpulenta acompañante volvía a ser una pedestre sombra que se esfumaba en la distancia. Mientras tanto, él fundía el acelerador con la alfombrilla como si el suelo estuviera desapareciendo a su paso. Parecía como si la más mínima tregua con el pedal pudiera provocar su caída a un precipicio sin fondo. Al ver aquello mi imaginación se disparó en la oscuridad de la noche. Pensé en sus ojos retorciéndose entre los cimientos de la ciudad por aquel hoyo del que huía despavorido. Su gesto se movería con la solemnidad con la que imagino al viento meciendo las flores del campo santo cuando  Eugenia León canta La Llorona. Seguro que las pupilas lo castigaban desenfocando el aire y se le arrugaba la cara por el esfuerzo estéril de los borrachos que quieren ponerse serios de repente. Cada vez más lejos de aquel lugar yo caminaba fantaseando mientras las gotas de agua comenzaban a anular mis gafas de lejos. La lluvia vino a mi cabeza evocando otras gotas, ya exánimes, con cuyos restos empecé a soñar caminando. Vi como las cejas le sujetaban el sudor sin poder impedir que algunos pingotes suicidas le salpicaran de cuando en cuando el pantalón. Caminaban sin prisa hacia un hoyo tan profundo como la grieta de la que él escapaba. Pura velocidad envolviendo una lentitud extrema. Ese contraste me sedujo y seguí con mi viaje esperando encontrar de nuevo a mi colega en algún momento de la noche. Cuatro horas después un sms matutino confirmaba mis sospechas. “- te lo juro man…, no sabía que era un tío, te lo juro man, yo, man, surfin’ ya sabes!…”.

 


Download | YouTube to MP3

O Tren Pantasma

Xaneiro 8th, 2012

Chapuzón

La visión estaba compuesta como un río formado por capas sin fin que se alzaran y se perdieran en el infinito. En lo más profundo la realidad para la que mirábamos era puro resplandor y los reflejos resacosos del sol eran los últimos hilos visibles de un verano casi extinto que ahora flotaba impreciso ante nosotros. Anaïs Nin escribió algo muy parecido sobre un sueño en el que se repetían temas en una espiral sin techo ni fondo que la empujaba al centro de un laberinto. En este caso no había laberinto. Al tiempo sin motor se le sumó el silencio y formaron una estampa simplemente agradable en la que darse un baño. Creo que extrañábamos nuestra infancia y como no supimos que decir nadie dijo nada. Alguien desconocido debió pensar que la bolsa de papel del McDonald’s meneándose en mi mano rompía todo, chocaba transversalmente con aquella escena, tan natural, tan de ponme un poco de Nivea que no llego. Pero a mi me pareció que lo único que podría estropear aquello era precisamente lo de la crema, así que traté de mirar para otro lado mientras descargaba la salsa de las patatas deluxe.

Pocos segundos después los cabellos flotaban y se mecían con el agua recordando a la aureola de un santo. Los oídos taponados hacían como si el mundo estuviera apagado mientras a los cuerpos se los llevaba la corriente. Eso es la infancia. Jugué con ella un rato antes de que el frío me pusiera a calcular el tiempo necesario para secarse todo el cuerpo con una camiseta.

Miré hacia afuera y vi a mi abuelo (93) concentrado en mis movimientos. Me dio la sensación de que él también se estaba dando un baño a su manera. Salí del agua y agarré la Taylor. Una pareja joven empujaba una silla de ruedas sobre la hierba. En ella llevaban a una niña que observaba todo a su alrededor con una admiración afectada de un modo que ahora no consigo describir. La pararon delante de mi y seguí tocando. De pronto paré con aquello y ellos siguieron su camino.

De regreso a Santiago recordé la vieja ganadería. Llevaba semanas pensando en husmear por allí. Conduje hasta su epicentro surcando los rastros de tierra húmeda remarcada por los tractores y allí estaban los terneros. Desfilaban haciendo ringleras de esas que se enroscan en zig zag tocándose los hocicos con los rabos. Me hicieron recordar a los pasajeros de Ryanair esperando su turno de llegada al mostrador de facturación. Al abrir la ventanilla para saludar al paisano el coche se llenó de moscas en un sólo segundo. Decliné la invitación para ver como embuchaban a los pollos. Pensé en los ingleses. Procrastiné. Aceleré y abrí las ventanillas. Las moscas pillaron la indirecta y se esfumaron. De pronto recordé cuando caminaba por el centro de Bogotá y Diego y yo tratábamos de convencer a un par de chavalas de que ir a los toros aquel domingo era un plan perfecto. Al aproximarnos a la plaza acabamos rodeados de gente ensangrentada posada en el suelo y de sujetapancartas que gritaban ASESINOS bajo carteles gigantes de animales maltratados. Me puse a hacer fotos y al final no fuimos a los toros (nunca he ido). Aquella cámara me la robarían antes de abandonar el país.

En fin, cuántos minutos de locura para tan pocos segundos de flotar en el silencio. Es domingo por la tarde y mi abuelo acaba de llamar por teléfono. Nos vamos al río.

 

 

O Tren Pantasma