Home > Mira ti! > Pescados con redes socias

Pescados con redes socias

Xullo 8th, 2011

Os que podemos escribir a nosa idade cun número de dous díxitos, escribimos tamén o noso nome cunha combinación de dúas palabras que nos identifican a todos. E esas dúas, amigos, son ?nome de usuario? e ?contrasinal?. E é que xa restan pouquiños que non accedan un día si e outro tamén a esa ventá á interacción que son as redes sociais. Unhas veces por curiosidade, outras por rutina.

Fotolog, Myspace, Tweeter, Tuenti, Facebook… todas comparten o afán dos seus usuarios por ver e ensinar. Está claro que ver, facémolo todos (sei de anónimos especializados nesa contenda). O problema está en cánto se ensina.

Agora mesmo non preciso máis que entrar na miña páxina de inicio para saber onde estiveron, qué fixeron, cales son os plans e, segundo de quen falemos, cómo vai a vida sentimental de trescentos contactos. Todo cunha rápida visual dos seus ?estados? (frases curtas sobre como se atopa un cada día), ou das súas fotos. Ultimamente disque tamén as empresas se suman ó carro da investigación persoal por estas vías á hora de contratarnos, así que coidadiño coas fotos en calzóns co vaso na man. Estades todos fichados.

O feito de que ás veces sexa tan divertido, todo hai que dicilo, temos que agradecérllelo a aqueles propensos a describir de xeito profundo a súa situación emocional publicamente, enviando notificacións ó actualizar o devandito ?estado? sobre o último desengano amoroso, adicando reproches ou frases de amor segundo o día da semana… Menos mal que para o noso deleite soen utilizar letras de baladas, parafraseando a poetas tan inmortais como Chayanne ou o mesmo Don Omar (que cando se pon serio tócalle a un a freba…).

O tema das fotos xa é peliagudo. Sacalas dende arriba para verte máis delgado e evitar a temida papada, poñelas en sepia ou branco e negro como se fosen de repente a gañar en calidade, darlle contraste a mansalva para queimar os brancos e porqué non, os granos… son trucos do máis trivial. Pero vouvos aportar aquí outro e xa nos tiramos polas pozas: se vos facedes unha auto-foto no espello do baño, alomenos quitádelle o flash, para que non reflexe o fogonazo e se aprecie ben a valdosa e mailo retrete, que non son de balde. Sempre lle suma un punto ó resultado final poder apreciar se é de cerámica, pedra, porcelana…

Redes houbo moitas, e moitos dos da nosa quinta fomos pasando dunhas a outras segundo as modas. Outro día cóntovos a miña andaina.

Mira ti!

  1. Setembro 28th, 2011 at 20:18 | #1

    Los jóvenes de hoy creen haber descubierto algo nuevo con internet y no es así. Quienes por nuestra profesión nos hemos dedicado a las comunicaciones sabemos el riesgo que encierra cualquier medio, sin ir más lejos el teléfono: por imperativo legal y por principios éticos, quien tiene acceso a conversaciones privadas, por motivos técnicos, no las menciona. Pero por una vez y sin que sirva de precedente, voy a contar un caso del que fui testigo hace muchos años: un tecnico en comunicaciones contactó con una compañera del cero nueve por medio de una línea sin tarificación, donde el tiempo no cuenta, la comunicación es gratis. En principio no hubo mala intención en ninguno de los dos, pero el tiempo trastocó las cosas hasta estrellar a ambos como seres humanos: Ella pertenecía al Opus Dei como monja seglar y él era casado y con varios hijos. Se enamoraron hasta tal punto si conocerse que él abandonó a su mujer y la chica casi se suicida al saber que era casado. Y no eran unos niños, él tenía cuarenta años y ella treinta y cinco. Imagínese lo que puede pasar entre gente más joven. La comunicaciones son útiles a la humanidad en muchos órdenes, pero mal utilizadas sirven para delinquir, engañar y destrozar la vida de quien se deje. Quien se enamora sin contacto personal, tiende a idealizar al otro según sus gustos y preferencias. Y el “cuelgue” puede ser tal que afecte a su estabilidad sicológica por un tiempo. El amor debe tratarse cara a cara, con gente de igual edad y parecido ambiente social. Lo demás es jugar con fuego y el fuego quema.
    Para que sepa quien escribe soy un señor de setenta años, feliz con mi mujer desde hace cuarenta. Tengo dos hijos a los que quiero y una nieta preciosa. Qué busco escribiendo en su blog, nada importante. Me gusta escribir desde siempre y lo hago en cualquier medio si puedo. Un saludo.

    • Henrika
      Outubro 3rd, 2011 at 11:03 | #2

      Agradézolle de novo a súa participación! Teño que dicir que a historia que relata é sobrecolledora, e que estou totalmente dacordo con vostede en considerar as comunicacións anónimas ou virtuais perigosas en moitos casos. O que me gustaría preguntarlle é qué quere dicir con que os xoves non descubriron algo novo con internet.
      Un saúdo

  2. Outubro 8th, 2011 at 10:02 | #3

    Lo que es una inmovación y algo reciente son las redes sociales. Internet _antes Fidonet_ existe desde hace muchos años. En principio lo usaba el ejército americano para comunicar las bases entre sí. Y cuando el ejército lo rechazó por inseguro pasó a tener un uso civil. Un saludo.

  3. Outubro 29th, 2011 at 21:24 | #4

    Antonio gracias por hacerme esbozar una gran sonrisa, cuando los españoles emigraron hubo muchos matrimonio entre personas que ni se conocían, por referencia de algún familiar, algunas cartas y hasta matrimonio por poder, o sea que otra persona iba en tu nombre a un juzgado a casarse por tí, sea por las razones que fueren eso se repitió muchas veces. La red informática está abierta a todos, unos le sacan ventajas hasta económicas, otros se enamoran, pero también ha habido matrimonios para toda la vida, el amor en la red es la orden del día, hablas mirando a la persona, si te miente ya se verá pero cada cual debe tomar las medidas de seguridad. En el comercio es un éxito, se evitan viajes, llamadas telefónicas, ya hasta se cierran negocios por esta vía, adoro la red informática, escribo, me divierto, charlo con la familia y amigos en cualquier parte del mundo, no tengo hijos menores pero aconsejo a los padres más control y todos a ser felices.

  1. No trackbacks yet.
*