Archivo

Archivo para la categoría ‘Marta Está Harta’
viernes, 13 de abril de 2018

Días de 30 horas

 

Resultado de imagen de despertador

 

Dicen todas las madres que desde que tienes un bebé desde el primer momento no tienes un minuto para ti. Todas las que me lo dicen piensan que en el momento en el que el bebé se hace autónomo esa situación variará y ellas podrán volver a ir a la pelu o de compras con toda tranquilidad . Pues siento comunicarles que no es así , que aunque tu bebe se haya convertido en una adolescente, que se hace piercing a escondidas, sigue siendo una personita vampiro de tu tiempo  y de tu dinero, que aunque parezca que no es importante , lo es , y es que según estudios un hijo adolescente consume el  80% del presupuesto de una familia ( entre ropa , libros, pagas y tonterías varias).

Con los hijos adolescentes pasas de cuidadora a cancerbera , y os puedo asegurar que esto último requiere también dedicación exclusiva. Por ejemplo te levantas la seas la primera,  para que te de tiempo a todo , desayuno ,ducha , secador y nunca  te da tiempo a nada. ¿Por qué? ,  pues porque pierdes media mañana en poner a la adolescente a andar ( en sentido literal) y terminas saliendo la última de casa , sin darte tiempo a ponerte ni un maquillaje rápido. Mientras que la adolescente va a tu lado perfectamente pintada y peinada como si fuera a una fiesta de fin de año .
La miras y piensas : ” ¿Por qué?” , ¿por qué a ella le da tiempo si se ha levantado media hora más tarde que tú ?. Pues la respuesta es muy fácil por que ella no es madre. Ella es hija y como tal no recoge , no pone la comida de los perros, no saca a los perros, no recoge el desayuno . Ella malamente hace su cama.
La adolescente sólo se levanta con un objetivo bueno con dos : El primero pintarse perfectamente los ojos pero cuando digo perfectamente es perfección máxima . El segundo no repetir “modelito” ningún día de la semana. Mientras tú, madre cuarentañera, tienes una visión más holística del objetivo que va desde dejar todo en perfecto estado de revista a controlar que tu hija vaya al instituto esa mañana.
Y entonces en el ascensor te ves , no puede ser este pelo , estas arruguitas y estas ojeras. Mientras a tu lado la adolescente se retoca el “rímel”. Ella perfecta con su piel perfecta, sus ojazos perfectos y por un segundo le emborronarías los ojos pero luego vuelves en ti y piensas mañana prometo que me arreglo mejor.
Pero mañana andarás igual de estresada , no tendrás tiempo a no ser que pruebes a levantarte a las 6 : 00 am, a ver que pasa pero ya os lo digo ahora te levantes a la hora que te levantes estarás sin tiempo para la raya del ojo, porque un hijo adolescente mancha , desordena y da más trabajo que un bebé ,

 

 

 

 

 

 

Marta Está Harta

martes, 3 de abril de 2018

Volver , que 2 años no es nada!!!!

 

Resultado de imagen de gimnasio

 

Ayer invadida por una fuerza extraña , o por el miedo a pasar otro verano sin ponerme el bañador (ya no digo bikini), volví a mi gimnasio , a mi gimnasio que me vio hacer clases de cross fit , de body punp y hasta dos clases seguidas de spinning,  a mi gimnasio que me vio convertirme en runner de andar por casa y hasta hacer clases de body jump.

Pues sí, ayer volví acompañada de la adolescente , que la última vez que había ido conmigo al gimnasio había sido para ir a natación. Entramos triunfales , sonrientes y dispuestas a disfrutar de nuestro momento madre – hija en la elíptica. Yo convencida que la pequeña jugadora de vóley me iba a dar una paliza en esto del ejercicio ,pero sorprendentemente fui yo ,la madre cuarentañera con sobrepeso, pero con mucho “pundonor” la que le dio un repaso a la adolescente., que eso sí fue capaz de hacer una sesión de fotos en cada máquina de ejercicio a la que se subió.

Claro que yo jugaba con la experiencia y la madurez frente a las hormonas alteradas , los selfies y el postureo de la adolescencia. Empezamos con un poquito de cardio  , cinta flojita que son casi 2 años sin pisar centros deportivos. Trotando a – 6,5 , la madre aguantó sus 25 minutos así del tirón , la hija a partir de los 15 minutos empezó a quejarse de todo tipo de cansancios y dolencias y a los 18 minutos abandonó, para dirigirse a la elíptica . En la elíptica seguimos con ritmo flojito., la madre a pesar de que personalmente ” odia la elíptica” aguantó sus 20 minutos , la adolescente a partir del minuto 14 inició otro ritual de quejas y en el minuto 16 abandonó , según ella ya era suficiente , ya había sudado ahora le tocaba el jacuzzi . Mientras la adolescente se dirigía a la zona spa , la madre decidió probar la cinta otro ratito ahora un poquito más fuerte , 7 – 7,5 , que en esto del deporte hay que irse superando , y consiguió 15 minutitos más , y mientras la adolescente en el jacuzzi con unos amigos, ahí sí que aguantó sus 40 minutos , haciendo esperar a la madre agotada de su sesión de vuelta.

Moraleja ,  la adolescente necesita ir a un campamento de la “marina americana” para adquirir espíritu de trabajo y superación , que son imprescindibles en la vida y de los que carece en absoluto.

 

 

Marta Está Harta

lunes, 26 de marzo de 2018

PERO,¿ES TAN FÁCIL SER MADRE?

 

 

La imagen puede contener: una persona, primer plano

 

Ayer Sergio Ramos, el jugador de futbol y padre del tercer hijo de Pilar Rubio subió una foto de la presentadora recién parida, en el piel con piel con su pequeño. Una foto muy bonita y muy tierna pero lo más llamativo de la foto es  el buen aspecto de la “madre” parturienta perfectamente maquillada , ya quisiera yo muchas mañanas salir de casa con esa cara. Pero Pilar no es la única que luce estupenda el post parto, ¿os acordáis de Georgina la de Cristiano Ronaldo , y su profesor de baile dos días antes del parto ? ¿ y los posados de Paz Vega a la salida del Hospital ? . Y no sólo las madres “famosas” están estupendas en el embarazo , parto y postparto . También cuando sus querubines crecen parece que no pasen por ellas el estrés, el agobio y las preocupaciones de la maternidad. No me extraña que Samantha Villar se sintiera estafada con lo de ser madre , cuando vio que la realidad distaba bastante de la imagen que se nos quieren trasmitir muchas famosas,

Luego están esas entrevistas en las que las celebrities nos hablan de sus hijas adolescentes, todas responsables , todas estudiosas , vamos que el problema de hijos adolescente rebeldes no lo sufrían los famosos hasta que llegó Chabelita Pantoja para recordarnos que los “ricos también tienen hijas adolescentes difíciles, que dejan el instituto , se quedan embarazadas y se van de casa”, y es que estaba claro, aunque sólo fuera por estadística, que algún cafre tenía que haber entre los adolescentes famosos. Después de Chabelita salieron del armario otros como Froilán o la Hija del Cordobés , que reconoce que lo suyo no es estudiar, que va a probar otras cosas. Y siendo hija de famosos es fácil eso de probar otras cosas como salir en revistas , desfilar o hacerte diseñadora .

Ser madre es maravilloso pero tiene muchos “peros”, valga la redundancia . Y desde luego uno de ellos es que cuando te conviertes en madre , desde el mismo momento del parto tú físico sufre y refleja cansancio, nadie sale del parto con la “buena cara de Pilar Rubio” y nadie celebra los 18 de su hija con una sesión de fotos cargada de Photoshop como Terelu. La vida real es otra cosa y nosotras lo sabemos . La vida real es dura , es noches sin dormir por cólicos o por malas notas , la vida real es ir a buscar tu jersey preferido y que tu hija te lo hay mangado y devuelto hecho un higo, la vida real es arreglarse corriendo en 10 minutos después de un duro día de trabajo. La vida real es real  con todo lo que eso conlleva ,preocupaciones , ojeras , flácideces, calvas por estrés, uñas rotas ….

Marta Está Harta

lunes, 19 de marzo de 2018

La adolescene de las Campos.

 

 

Terelu Campos y su hija Alejandra

 

 

Hace ya tiempo que no escribo sobre el Hola, pero este fin de semana me compré el Hola y eso que ya llevaba tiempo sin hacerlo, porque a mi lo de los Goya y los Oscar me parecen aburridísimos. A mí lo que me gusta es lo que podemos definir como  el Hola “costumbrista”, que nos lleva a la casa y vida de los famosos nacionales , los Pantoja, los Jurado, los Ortega Cano, la Obregón y como no,  las reinas del famoseo patrio : LAS CAMPOS.

Y esta semana se presentaba en sociedad la última generación de la familia Campos, la adolescente hija de Terelu ,¿cómo para no comprarlo?. La adolescente de las Campos posa junto a su madre para celebrar su 18 cumpleaños y decirnos que como “hija de la generación HOLA” y siguiendo el ejemplo de otras como Isa Pantoja o Tamara Falcó va a estudiar Diseño de Moda, ya que dice que le encanta la moda ; ¡Hombre y a mí también ! sobre todo la moda que le compra su abuela en la Milla de Oro madrileña.

Terelu nos presenta a su hija como una adolescente simpática, afable y responsable , tantos piropos le dedica que te quedas pensando: Uno, que la tal Alejandra aún no ha pasado la adolescencia, vamos que es de adolescencia tardía . Dos, que estos famosos que viven en casoplones de 500 metros cuadrados no conviven con sus hijos adolescentes, por lo que no sufren portazos , enfados  y demás sintomatología de la adolescencia, y eso les da una visión más dulce de esto de la adolescencia.

A la joven de 18 años en el reportaje se le ha aplicado el mismo Photoshop que su madre , así que golpe de Hola la podemos definir como una chica muy mona y bastante estilosa, pero no olvidemos que su madre también sale muy mona y estilosa, así que no sé yo hasta que punto Alejandra está tan estupenda como se nos presenta. Con todo,  yo personalmente le auguro más éxito en esto del diseño que a Isa Pantoja, lo que tampoco quiere decir que vaya a ser un éxito tremendo, y es que la adolescente  nos cuenta que su abuela en ocasiones va vestida con modelos diseñados por la nieta, lo que levanta mis dudas sobre su valía como diseñadora y estilista.

 

 

 

Marta Está Harta

martes, 6 de marzo de 2018

Huelga Feminista.-

 

Resultado de imagen de dia de la mujer trabajadora

 

Esta semana del 8 de marzo , Día de la Mujer, es una de esas semanas en las que el tema de la Mujer y la Igualdad  están en todos los medios de comunicación y redes sociales, ya que el tema no es baladí si pensamos en todas esas mujeres que trabajan de sol  a  sol  fuera y dentro de casa y que no son valoradas en un sitio ni en otro, todas las que sufren abusos y violencia y son silenciadas o se tienen que silenciar a si mismas. He de decir que no es mi caso , que yo siempre me he sentido igual que cualquier hombre con el que he trabajado, igual de valorada profesionalmente, igual de independiente, pero no se han de hacer discursos de situaciones personales, así que vayamos a lo nuestro que es “la adolescente”.

Como ya os comenté de un tiempo a esta parte se ha convertido en una activista feminista , y hasta ahí está todo ok,  que si los micromachismos, que si me pongo lo que quiero y que ellos son los que no tienen que mirar ( toda la razón por cierto) , que si mi cuerpo es mío , que  si “yo” soy machista porque fiscalizo el largo de sus faldas y porque la voy a buscar de noche para que no le pase nada… etc. Pero con lo último sí que me ha tocado la fibra por no decir otra cosa. La adolescente me ha comunicado que va a ir a la Huelga Feminista ( con estas palabras) del 8 de Marzo, y hasta aquí llegó mi tolerancia con el feminismo de la adolescente y en defensa de todas esas mujeres que han trabajado  y trabajan de sola sol no pude evitar por esta vez saltarle a la yugular y en el más puro estilo lenguaje de género empecé mi disertación:

¡Qué huelga ni huelgo!. ¿Huelga ,tú?, será una huelga japonesa, de esas de trabajar , porque más en huelga que llevas todo este curso no se puede estar , ni vas a clases , ni estudias , ni ayudas ni nada. ¿Realmente, crees que se va a notar en el instituto si vas a la huelga? . Así le contesté ,  y es que no pude poner freno a mis palabras. ¿Cómo me podía decir Doña Adolescente que iba a hacer huelga? , si lleva un curso , por no decir dos , sin hacer nada , por no hacer no hace ni la cama.

A mis palabras respondió rápidamente  con lo que era de esperar,  con eso de que yo soy machista y ahora también un producto del heteropatriarcado , esto último según ella porque limpio y friego. Ella no piensa fregar, ni limpiar, ni recoger porque eso es machista , y la cuestión es que en nuestra casa el “patriarca” trabaja en hostelería, cocinero, y no le vemos el pelo para exigirle su cuota de limpieza y ayuda en el hogar. Por lo que el trabajo de la casa queda para las dos , que por otra parte somos las que estamos en casa, pero si ella es feminista en huelga indefinida y sin servicios mínimos , ¿quién tiene que limpiar?. Pues ya os lo imagináis, la “madre” machista, fruto del heteropatriarcado, que además de limpiar, cocinar , cuidar y aturar a la adolescente y sus mascotas , es pluriempleada: Secretaria de mañanas y Profesional Independiente  de tardes, con su propio negocio.

Esta madre que está pensando en ponerse en huelga indefinida de madre y cuidadora a ver si así su pequeña feminista se da cuenta que aquí la única machista es ella y que por eso no tiene derecho a la huelga. A ver si el año que viene se lo gana y no digo yo fregando y haciendo la cama que eso es un micromachismo horrible, pero y si es estudiando para igualarse con los grandes científicos de la historia como Ramón y Cajal  o Madame Curie.

 

 

 

 

 

 

 

 

Marta Está Harta

miércoles, 28 de febrero de 2018

Comunicación Vinculante.-

Con tus hijos adolescentes según he estudiado puedes mantener tres tipos de comunicación: La Comunicación Efectiva , que es esa conversación que inicias tu para lo que llamamos “poner límites y normas ” , vamos lo que viene siendo poner las cosas claritas, esta comunicación es en la que tu hijo adolescente sólo contesta con monosílabos y las famosas “caras”: Caras de paso, caras de déjame … Esta dicen los especialistas que no debe ser la única, porque sólo nos llevaría al cansancio y al enfrentamiento.

El segundo tipo de comunicación es la Comunicación Afectiva, que es cuando es tu hijo el que se acerca a ti para contarte algo, y que suele pasar en el momento no más oportuno ( fregando , conduciendo, o leyendo…) Esta es la “madre de las comunicaciones ” con tu hijo adolescente, según estos especialistas y es que es de la que vas a sacar más información de tu hijo, y ya sabes eso de que ” la información es poder”.

Y existe un tercer tipo, que es la Comunicación Vinculante, aquella que es superficial y que sólo sirve para unirte a tu hijo y ponerte nerviosa escuchando lo que escuchas. Normalmente es una charla cotilleo sobre la vida de otros adolescentes , que no te interesan lo más mínimo, pero que tienes que escuchar y participar para vincularte con ese adolescente, que es tu hijo. Y así cuando se le pase esto de la adolescencia podáis sentaros a tomar un café, pues ya estaréis muy vinculados.

Pues pensando en ese café y en que se la va a pasar lo de la adolescencia soy capaz de seguir al dedillo los cotilleos de mi hija y sus amigas , dignos del mejor culebrón venezolano. Y es que a la adolescente le gusta esto de la Comunicación Vinculante y todos los días me pone al día de los vaivenes de la vida amorosa de todas sus amigas ,  y a veces va más allá de lo amoroso.

Yo ya me conozco a todos los que están “superbuenos” y os comunico cuarentañeras del mundo que los gustos no han cambiado mucho. A las adolescentes les sigue gustando el prototipo guapito de cara de toda la vida , ese que tiene la nariz respingona de ratoncillo de Disney. Cada vez que me cuenta y me enseña fotos de los que son tan “supertíosbuenos”, no puedo evitar pensar en los superguapos de mi época , porque en mi época eran superguapos y no supertíosbuenos, , y en como están ahora. Entonces se lo cuento a la adolescente en plan sermón-moraleja de esas que hablan de que la belleza exterior se acaba y  que después sólo queda la interior. Y que la belleza interior a partir de los treinta se convierte en belleza exterior, porque hay más cosas que la nariz respingona. Y aunque ella me escucha, que para algo estamos vinculando, no me cree y me mira raro. Mientras  yo para mis adentros pienso en Paul Newman, ese si que era guapo, y cuan ingenua es la adolescencia.

 

 

Resultado de imagen de CHIP Y CHOP

Marta Está Harta

martes, 20 de febrero de 2018

Necesitamos un mundo para adolescentes.

 

superpop-01

 

¿Qué está pasando,que no somos capaces de construir un mundo para adolescentes?

Cuando yo era adolescente era igual que cualquier adolescente de hoy en día , de esos que salen en programas y sobre los que escribo tantos blogs. No quería estudiar, mis padres me caían mal porque me obligaban a cumplir con sus reglas. Mientras yo sólo quería fiesta  y sólo pensaba en los maravillosos chicos de mi clase , que vistos a día de hoy no tienen nada de maravilloso. Pero cuando yo era adolescente yo vivía en un mundo para adolescentes en el que había discoteca de siete a diez, en el que salíamos todos los adolescentes juntos y nos reíamos de nuestras cosas de adolescentes, en el que no existía ni el botellón,ni el after , ni el regeatton. En un mundo en el que nos enamorábamos con edulcoradas canciones de los Hombres G y no con canciones porno de algún que otro portoriqueño gangoso. En mi mundo de adolescente hablábamos de que queríamos ser de mayores, y de lo difícil del examen de mates y eso que muchos suspendíamos, que los adolescentes de hoy en día no han inventado la pólvora ni los suspensos..

Aquel era un mundo a nuestra medida en el que también cabía la juerga, los amigos y la vida de adolescente, en la que te enamoras y a los 6 días ya te has desenamorado, o ¿no?. Un mundo en el que la palabras sexo y drogas  , eran  tabú , aunque no hace falta que explique que existían

Creo que hoy más que nunca en el 2018 es necesario crear un mundo para nuestros hijos adolescentes , un mundo en el que no sean mini adultos  de  16 años, que llevan una vida loca. Un mundo en el que tengan una discoteca en la que ir de siete a diez y en la que bailar alguna de esas de exaltación de la amistad, y no de exaltación del sexo machista y denigrante. Un mundo en el que no tengan su teléfono, su tarjeta y su cita con el ginecólogo, así como si tuvieran 25 y un apartamento en Manhattan. Un mundo en el que los padres dejáramos de entender tanto, de justificar tanto y de proteger tanto . Un mundo de niños porque son niños , aunque se les deje entrar en una discoteca hasta las siete de la mañana , beber en el parque o pedir cita en el COF.

 

Melancólica y preocupada con las cosas que hay que ver y oír.

Marta Vidal Pardo

Coach Educativo

Marta Está Harta

miércoles, 14 de febrero de 2018

Marta Está Harta 2001

Empezaba el siglo XXI y servidora aún era jovenzuela de “vintenove”  cuando nació Marta Está Harta , como la mejor versión de Bridget Jones a la gallega.

Creo que podría recordar casi todo aquel monólogo, que empezaba contando el porqué y para qué de  la “braga faja” y terminaba con un contundente me cago en el amor. A día de hoy y ya con cuarenta y  bastantes sigo poniendo en duda los beneficios de la faja y es que las fajas no son mágicas, como nos hacen creer,  y no te reducen dos tallas así sin más. Las fajas lo que hacen es recolocar y apretar los michelines para que te abroche el vestido, aunque para ello puedas perder la respiración y en ocasiones la dignidad, ya que con una faja de las de verdad sentarse es complicado y caminar con soltura también.

En aquel monólogo hablaba yo también de los rituales de chapa y pintura de los sábados tarde, aunque ya os digo que no tenían comparación con los de la adolescente,  a los que ella llama  “make up” y “contouring”, pero que no deja de ser una sesión de chapa y pintura de toda la vida.

Este fin de semana de carnaval tuve reunión de adolescentes en proceso de maquillado, disfrazado y arreglado en casa, y observándolas volví a la Marta Está Harta del 2001. Entre contouring,  eye liner , cotilleos y risas,  de repente el drama.:  El DRAMA, con mayúsculas, a una de las amigas de la adolescente  le dejó el novio por WhatsApp a las nueve de la noche del sábado de Carnaval y después casi 5 meses, ¡que fuerte tía! . El drama fue máximo, tanto que la adolescente me llamó para que la aconsejará y tranquilizará con ese discurso de toda la vida de : “los hombres son tontos , ya verás que cuando pases de él vuelve, es que no se enteran de nada” . Mientras hablaba me daba cuenta que llevaba la friolera de 30 años con este discurso, 30 años “cagándome en el amor” y que nada había cambiado, que por muy modernas que sean las adolescentes, por mucho IPhone , redes sociales y demás , la escena es la de siempre:

La amiga abandonada lloraba amargamente, las otras la consolaban poniendo verde al mísero “abandonador” y animándola a salir porque no se iba a quedar en casa llorando, le decían que tenía que salir, ponerse guapa y ligar, este último consejo totalmente egoísta, porque si la dejada se negaba a salir , ellas tampoco podrían salir,  tendrían que acompañarla y consolarla. Pero era Carnaval y ocasión para salir hasta Dios sabe cuando, por lo que insistieron hasta que finalmente la convencieron y salieron dispuestas a arrasar y fastidiar al ex.  Pero desde su tierna adolescencia no sabían qué aquella era la noche del duelo, qué su amiga no iba a parar de llorar y que tendrían que volver mucho antes por qué la amiga dejada no estaba en su mejor momento. Y así tal cual lo predijo Marta Está Harta 2001 pasó y la adolescente volvió antes de lo acordado, y como una Marta Está Harta del 2001 sentenció eso de ” me cago en el amor”.

Imagen relacionada

Marta Está Harta

lunes, 5 de febrero de 2018

Resiste y Vencerás

En mi  relación con la adolescente tengo que tener clara la premisa de “quién resiste gana”. Y aunque suene fácil lo de resistir, os prometo que no es nada fácil resistir a los envites de un adolescente.

En esta entretenida tarea que es la de educar hijos.algunos padres nos encontramos, de repente, enfrente de unos hijos, que parecen no tener freno en imponer sus ideas para salirse con la suya. Y tanta es la insistencia que a veces por cansancio te dejas convencer de que su propuesta es la correcta, aunque sea un disparate,  y que quizás tú seas la intransigente.Y además a tu alrededor sólo escuchas esa manida frase de :”es que las cosas ya no son como eran., ¿entiendes?”   entonces, aunque no entiendas, aunque pienses que las cosas son como siempre fueron y que todos los adolescentes han cumplido, cumplen y cumplirán los mismos patrones. Y aún sabiéndolo tu haces por entender, y  te convences que hay que negociar, y que hay que hacer a los hijos felices , que los hijos felices te harán feliz a ti. Así que embriagada por los cantos de sirena te dejas ir y te dejas llevar por la teoría de la negociación, hasta que de repente te das cuenta que la única que negocia y que cede eres tú. Es en ese momento, en el que la realidad se estampa en tu cara,  y te das cuenta de que aunque tú hagas lo imposible por  mantener esa “falsa” felicidad con tus hijos,  ellos lo único que quieren es salirse con la suya, aunque ésto sea a consta de tu ya debilitada salud mental, la cual no les preocupa en absoluto,porqué los adolescentes son egoístas  y ególatras.Cuando en tu vida se cruza un adolescente no olvides que tu mayor mantra es: “resiste y vencerás” y para eso sólo necesitas una cosa, paciencia. No intentes otra estrategia, no intentes llevarlo a tu terreno, es imposible  tú sólo insiste y resiste, y al final vencerás. 

 

Marta Está Harta

jueves, 25 de enero de 2018

Demagogia.

 

Mi hija está aprendiendo a utilizar la demagogia ,”estrategia utilizada para conseguir el poder, que consiste en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica, la desinformación, la agnotología y la propaganda política”, en las discusiones del día a día.

Todo empezó con el modelito de fin de año y los vestidos demasiado cortos y ajustados. Después de que se probará unos diez vestidos , cada cual peor,  no se me ocurrió otra cosa que decirle que no era muy elegante, ni adecuado ir de “minicantante de la Panorama”. A lo que me contestó, muy seria , que yo era de otras épocas y que esa declaración era un “micromachismo”,  y que las mujeres tienen que poder ponerse lo que quieran.  Menos mal que soy rápida de reflejos y le contesté que poder, claro que pueden ir como quieran, pero que lo que yo ponía en duda era que con ese vestido ella fuera cómoda y no disfrazada.

A partir de ese día en  el  que de su boca salió la palabra “micromachismo” no ha dejado de utilizar ese tono panfletero cada vez que le decimos que no a algo. Después de lo de que yo era machista , llegó lo de que era homófoba , porque no le dejaba que invitará a un amigo gay a pasar el fin de semana en casa. Y dio igual que le dijera una y mil veces que no era por que su amigo fuera gay, sino por sus últimos resultados académicos.  Tras el machismo y el odio a los gays me acusó de clasista , porque se me ocurrió decirle que no me gustaba cierto instituto de Lugo, al que le gustaría cambiarse, porque está lleno de “ninis” de barrio y de chonis.

Y ayer llegamos al culmen de la demagogia , soy racista porque no me gustaría que tuviera un novio colombiano, que le pidiera matrimonio a los 16 años , como le ha pasado a una amiga suya, que ya está prometida con 16 años.

¿Racista yo?; ¿Homofoba, clasista  y machista?.  Ahora resulta que soy la madre retrógrada del año:

Yo que trabajo para tener mis caprichos y sus caprichos, sin depender de nadie.  Que le he enseñado desde pequeña, que ella es autosuficiente y no necesita machito ninguno que la cuide y mantenga.

Soy una madre carca porque mi ilusión es que mi hija estudie una carrera, se labre un futuro y no que ande de bar en bar en  las horas de clase con todos los ninis de la ciudad

En fin pronto aprendemos los usos de la manipulación, como le dijo el otro día su amigo gay, que al final vino a dormir a casa  : “tenías que vivir con mi abuela latina y  te ibas a enterar “.

Marta Está Harta

Arriba Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
Titulares RSS