Archivo

Archivo para la categoría ‘Marta Está Harta’
jueves, 14 de junio de 2018

¡Mamá todos pueden menos yo!

 

Resultado de imagen de adolescentes

 

No hace falta que os cuente que cuando tienes hijos eso de la rutina y el orden desaparecen de tu vida , a cambio inicias una vida llena de emociones y si tus hijos están en la franja de edad de entre 12 y 18 años , ya ni os cuento. Porque vivir con un adolescente es estresante y agotador , pero también realmente divertido, porque,  como ya os dije en más de una ocasión, a través de tu hij@ vives una segunda adolescencia , pero esta vez desde una cabeza más vieja y sabia.

Y todo este preámbulo para hablar de esos adolescentes que llevan contando las mismas cosas a lo largo de la historia , ¿sabéis que los romanos ya escribían sobre sus adolescentes? ¿ y que sus quejas no distaban mucho de la de cualquier madre cuarentañera del SXXI?.

Hoy  voy a hablar de esos hijos e hijas que se quejan porque: “todos pueden hacer muchas más cosas que ellos y tú eres una madre o padre “chungo” que te estás cargando su vida social” (palabras textuales). Seguro que a todas os suena estás palabras que vuestros hijos sueltan por la boca , cada vez que les dices que no a sus disparatadas ideas como las de salir toda la noche , ir a las hogueras de la ciudad de al lado, traer al novio a casa o pasar un finde de camping con las amigas , aunque sólo tenga 16 años.. Su principal argumento es que “todos lo hacen”, todos duermen con sus novios, todos salen, todos tienen su tarjeta de crédito, todos van de festivales, y todos son libres  menos tu pobre hij@, que es un  “paria social” por tu culpa. Y sino le crees, pregunta a otras madres, te suelen retar, y  cuando  llamas a otra madre y esta desmiente “la teoría del todos” y  se solidariza contigo reafirmando tus horarios. Entonces es que esa madre quiere quedar bien contigo y miente, porque su hija puede pasar tres días de botellón y nadie le dice nada y eso lo sabe muy bien tu hijo, que lo sabe todo.

Y pueden estar con este discurso día y noche , como martillo pilón para ver si consiguen lo que quieren o por convencimiento o por agotamiento, pero la idea es salirse con la suya . Y lo peor, es que suelen conseguirlo porque las madres ( malasmadres) y los padres ( buenospadres) no estamos preparados para el martillo pilón y estamos demasiado cansados para entrar en el cuerpo a cuerpo, y ellos lo saben . Saben que con esta táctica hay un 70% de posibilidades de conseguir lo que quieren y un 30 % de que sus padres se pongan  “chungos” de verdad y la cosa acabe mal. Por lo que, sopesado el riesgo, se lanzan cuan kamikazes, y a los padres solo nos queda una estrategia:  la de “paciencia y resistencia” , o la de “ponerse chungos de verdad” , pero esa conlleva muchos daños colaterales y un gran desgaste emocional, yo os recomiendo la paciencia, aunque entiendo que en muchas ocasiones la que sale es de la chungueria.

Sé que pensaréis que siempre os digo lo mismo, que tanta historia para recomendar dosis de paciencia. Pero no olvidéis que la paciencia es la madre de todas las ciencias:

 

Marta Está Harta

viernes, 1 de junio de 2018

Se pasa de creer en El Ratoncito Pérez a Creer en Cofidis.

 

Resultado de imagen de cofidis

 

 

Siempre os digo que una de las principales características de la adolescencia es que viven en una perpetúa paradoja, un “sí pero no” continúo. Los adolescentes se creen mayores e intentan vivir como tales, pero en el fondo son “niños”. Niños que necesitan de sus padres, de las reglas y de un control, porque en muchas ocasiones las cosas se le van de las manos.

Os voy a contar una historia para que entendáis esto de que esos adolecentes, que a veces os parecen tan adultos, son unos niños.

Esta es la historia de una  adolescente, que va por la vida diciendo que es mayor y adulta ,  insiste en que es más madura que sus compañeros, que sabe lo que hace y lo que quiere. Vamos, el típico discurso de adolescente “rebelde sin causa”, que vuelve locos a sus padres.  Bueno, pues a esta adolescente, que es tan madura, el otro día no se le ocurrió otra cosa que llamar a Cofidis y pedir un minicrédito , para hacer una compra en AliExpress.

Lo mejor fue la llamada en si, , no os creáis que fue una llamada de esas de hacerse pasar por una persona mayor de edad, o algo similar.  Si no que fue una llamada, en serio, en la que expuso clara y directamente sus intenciones, que no eran otras que pedir 500 euros para gastar a lo loco la web de Ali Express , y llenar “a tope” ese carrito de los deseos., que te dan en dicha página para hacer tu compra. Pero lo mejor fue la contestación de la teleoperadora de Cofidis que sin anestesia, le dijo que por muy madura, que fuera, , no dejaba  de ser menor de edad y que para esto de pedir dinero , pues lo mismo que para beber o fumar hay que tener 18 años. Ella lo cuenta indignada, y alega a su favor que cuando quiere fumar, pues fuma, aunque sólo tenga 16 años y si necesita 500 euros, porque no se los va a dejar Cofidis , si en su publicidad  dice que deja dinero,

Mientras ella me contaba esto, llena de indignación y de razón , yo sólo podía pensar :  “¡Ay, adolescente mía!, no sabes cuan engañosa es la publicidad, y dura la vida”, mientras me reía hacía dentro, en plan “sexo tántrico”.

 

Este es sólo un ejemplo de lo que os digo siempre:  “No os dejéis engañar por esa aparente madurez de nuestros hijos adolescentes”, porque en el fondo siguen siendo niños que ahora ya no creen en el Ratoncito Pérez pero si en Cofidis.

Marta Está Harta

viernes, 25 de mayo de 2018

El cuento de Harry, El Principe , que fue un adolescente rebelde.

 

 

 

Resultado de imagen de boda del principe harry de inglaterra

 

 

Pues se casó Harry,  el pequeño de Diana y Carlos, el preferido de su abuela ( según cuentan ) y el adolescente rebelde de la familia Windsor.  Y es que como dice el refrán: “en todas partes cuecen habas”, y no hay familia que se libre de un adolescente, por lo menos, de esos que les gusta la juerga, están enfadados con el mundo y te tienen en un “ay” durante  los 5 años que dura esto de la adolescencia . Pero Harry , igual que la mayoría de adolescentes maduró ,se volvió más responsable  y hasta más guapo y eligió a una mujer ,que lo ha subido al top de la popularidad, a él y a su ya popular Royal Familly.

Harry tuvo una adolescencia tipo, de joven enfadado con el mundo ( y no le faltaban razones ya que perdió a su madre de niño) , y como tal se pasó la adolescencia de borrachera en borrachera y de novia en novia . Pero un día maduró, se puso unos chinos y una impecable camisa oxford blanca remangada y se convirtió en el ” príncipe atractivo “. Mientras su hermano , Will, se iba haciendo “mayor” y perdiendo pelo, pero no encanto.

Y de repente, un día sale en el Hola que Harry tiene novia americana, mestiza ( ya que en el hola no se utiliza la palabra mulata) actriz y divorciada. Otra locura del príncipe adolescente , se pensó. Pero un día la novia americana apareció paseando por las calles de Londres con un Barbour y unas Huntter, y en ese momento  yo lo vi  y lo dije “esto terminaba en boda”. La actriz americana se estaba mutando al estilo Windsor (y le sentaba muy bien , por cierto), así que el único final que quedaba, era el “final feliz”.

Y llegó la boda, y el príncipe no podía estar más guapo , pero es que el uniforme de príncipe favorece mucho. Y ella no podía estar mejor , pero es que las actrices siempre están estupendas, y si son actrices y princesas más.  Y como era una Boda Real, pero no de Estado, nos  perdimos el desfile de princesas y príncipes por el Castillo de Windsor. Pero, no olvidemos que él fue adolescente rebelde , y se casaba con una actriz americana, por lo que su agenda estaba llena de personajes chic , glamourosos y hasta extravagantes.  Y el príncipe a invitó también a sus dos “ex”, eso si es moderno y tolerante. Y la verdad que estaban estupendas , para mí la última,  Cressida Bonas de las más guapas.

Los comentaristas de la tele venga a decir que el espíritu de la madre estaba presente , que hasta quedó una silla vacía en su honor. Y si os digo la verdad,, lo de la silla vacía no me gustó mucho , un poco de “paranormal activity”, ¿no?, y  además un poco feo para Camilla , la segunda esposa del padre , que estaba estupenda con su modelo en color rosa empolvado, “paso desapercibida”. Lo mismo que la madre de ella , en verde empolvado ,” pasaba por aquí” , con sus rastas , su piercing y sus lágrimas.

En cambio la familia Spencer (familia materna del príncipe) , si que se puso de tiros largos y de “aquí estoy yo”. Pero es que las sobrinas de de  Lady Di son de rompe y rasga,que dirían las abuelas. Y la pequeña , la que se llama Kitty , llevaba un modelito de esos de ” porque yo lo valgo “.

Y la boda salió en todas las televisiones  y revistas, y todo el mundo habló bien del príncipe, que en su día fuera adolescente rebelde, menos Jaime Peñafiel , que se dedicó a recordarnos esa adolescencia rebelde del “príncipe atractivo”. Pero nos dio igual porque esta historia confirma que la adolescencia pasa, y ahora todos están muy orgullosos de su príncipe casado y asentado. Y él esta feliz con su radiante princesa.

 

 

 

 

Marta Está Harta

miércoles, 16 de mayo de 2018

¿Qué hacer con tu adolescente en verano?

En nada estamos con las notas finales en casa . Los más afortunados planeando vacaciones , campamentos , playa y todas esas cosas típicas del verano. Otros muchos estaremos con las broncas , los castigos y los lloros también típicos del verano del “mal estudiante”.  Pero todos los padres tendremos un sólo pensamiento , ” ¿qué hacer con el adolescente?”. Y es que apruebe o suspenda ,hay que buscar alguna actividad para que no se pase el día en la cama , las noches en la calle y el fin de semana de botellón en botellón detrás de la Orquesta Panorama.

Si nuestro hijo suspende será más fácil eso tan antiguo, y necesario , de atarlo corto, pues tendrá que preparar los exámenes de septiembre, sirvan o no para nada. Muchas veces cuando un adolescente rebelde suspende, les digo a sus padres que lo miren por el lado positivo (siempre hay que mirar el lado positivo). Si suspende, ya tienes una razón para tenerlo todo el veranito castigado a tu vera. Pero, y si aprueba , ¿le tenemos que dejar pasara casi 3 meses haciendo lo que él quiera?. Pues la contestación correcta es “no”, principalmente porque los adolescentes no pueden hacer lo que les de la gana.  Ya que son unos kamikazes y lo que ellos suelen querer hacer,  no es compatible con la vida normal (beber ,salir y dormir), por eso tenemos que buscarles algo. Lo peor es que a partir de los 15 es difícil mandarlos a un campamento o actividad organizada , no quieren nada organizado y menos si es por ti Así que hay que resignarse a pasar la mitad de las vacaciones en la playa o el pueblo con tu hijo , haciendo el papel de la señorita Rotermayer. Ya decía mi abuela, que hubiera sido una magnífica coach, que educar es muy duro porque te tienes que castigar a ti mismo, ¿o  no es castigo pasarse  un mes con tu hijo una media de 12 horas al día escuchándole quejarse por todo?, ¿para eso estás tú esperando las vacaciones?

 

Yo siempre digo lo mismo en el verano hay que organizar muy bien el tiempo,  y dejarle claro a nuestros hijos “lo que hay”, como dicen ellos . Si apruebas un mes de asueto , fiestas y juergas y otros dos de vida ordenada y familia,. Aunque con esta regla parezca que los castigados somos los padres que estamos condenados a pasarnos un mes o mes y medio pegados a nuestros adolescentes contestones y protestones. Y si suspendes, un par de findes de libertad y el resto de verano de “estudio” valga o no valga para nada. Insisto en esta coletilla por los que tenéis hijos, que suspenden, la vais a oír mucho este verano.

En resumen, las vacaciones de los padres de adolescentes empiezan en septiembre con la vuelta a la rutina.

Resultado de imagen de verano

Marta Está Harta

martes, 8 de mayo de 2018

¿Por que le gusta tanto a la gente opinar sobre la educación de tus hijos?

Investigando y cotilleando en esto de las “mamás blogueras”, me encontré un post en el blog de otra “mamá”, que me encantó , aunque desde mi punto de vista de mamá cuarentañera y políticamente incorrecta le falta un  6º punto.

El post se llamaba: “Las 5 cosas que no me gustaban de ser madre” (https://nosoyunadramamama.com/2018/05/03/5-cosas-que-no-me-gustan-de-ser-madre/). En él esta joven madre de familia numerosa, hablaba de no dormir, no tener “libertad” , ni  siquiera para comer lo que te apetezca. De la angustia y el sufrimiento que conlleva criar a tus hijos,y el consumo de paciencia continuo que  esto requiere.  Y estando totalmente de acuerdo con ella y confirmándole que,aunque parezca imposible, los contras crecen de forma proporcionalmente directa al crecimiento de los hijos, y eso es inevitable. Ya sabéis el dicho:  ” Hijos pequeños , pequeños problemas.. Hijos grandes, grandes problemas”.

Me atrevo a añadir, desde mi punto de vista de mamá,mas vieja  y experimentada , algo que o  se le ha olvidado, o ha obviado con toda intención, pues es más políticamente correcta que servidora,  lo que no es muy difícil..  Este 6º punto , que yo añadiría es :  lo incómodo que es para las madres que todo el mundo se vea con licencia para “opinar y aconsejar” sobre la crianza y educación de sus hijos.  Y esto empieza ya con el embarazo y a partir de ese momento no para nunca.

Cuando tienes un hijo todo el mundo opina sobre todo: tomas , biberones , pecho , colecho, brazos, mimos, disciplina, coles , notas, castigos, deberes …. y así, como dirían nuestros niños, hasta el infinito y más allá .

Es curiosa la alegría, el desparpajo con que la gente opina. ¿Por qué existirá esa especie de inercia irresistible en el ámbito educativo y de la crianza para opinar de todo lo que uno piensa, y a veces ni sabe?. Las suegras, las cuñadas, las amigas, los expertos educativos, las redes, las empresas que venden productos, las revistas educativas. Todos opinan con una alegría, una contundencia y una seguridad que dan miedo. Menos mal que sabemos que la veracidad de un juicio no depende de la fuerza con la que se emite.

Cierto es que cuando te dan a tu bebé en el  hospital, este viene sin libro de instrucciones y todo consejo es bienvenido , sobre todo si viene de esa madre, que te educó a ti , o la que educó a tu marido , que las suegris a veces ayudan mucho.

Lo peor no es que la gente opine, o le encante comparar al tuyo con el suyo, si el tuyo no habla y el suyo ya desde los 10 meses.Si el tuyo no va al colegio bilingüe , pero el suyo ya está con clases de alemán y chino.  Lo peor, que tras la humillante comparación, siempre viene un zasca, disfrazado de consejo final. Pero, sin duda, el peor consejo de todos es el que yo llamo “el consejo del resabido”.  El resabido es el que lo sabe todo, porque se conoce de memoria lo que predica la industria del consejo empaquetado, y siempre tiene la respuesta a punto a todos los problemas. Aunque en la mayoría de los casos no tiene hijos  y  no es consciente de lo imprudente que resulta hablando desde un punto de vista de panfleto, sobre todo cuando alecciona en público.

Resultado de imagen de bla bla bla

 

 

 

Marta Está Harta

jueves, 26 de abril de 2018

ENVIDIA DE LA MALA

En mi trabajo recibo a muchas madres alteradas y desesperadas con sus hijos adolescentes. Todas me cuentan las mismas historias , por lo que puedo asegurar, desde mi trabajo de campo , que la adolescencia es un “patrón de comportamiento” , que afecta en mayor o menor intensidad , pero siempre con las mismas actitudes.  No importa que tu hija haya ido a equitación , ballet y al liceo francés, que como tenga una adolescencia complicada blasfemiará como la que más y tengo pruebas que lo acreditan , como dicen en los programas de tv.

Las madres de adolescentes en un 80% de los casos somos madres alteradas , pero aún así existe un 20% de madres que podríamos definir como raras , aunque a veces también las llamamos cursis y bobas , pero creo que esto último se debe a la envidia malsana. Envidia que te invade cuando otra madre empieza a hablarte de su “hija perfecta” , que se porta superbién, que saca super-buenas notas , que es super-responsable cuando sale y no ha pisado un botellón en su vida , aunque sus amigas sí que vayan. Esta mujer tiene  la superadolescente, que toda madre quisiera tener bajo su techo y parece una señora normal., te dices con tono de envidia, mientras ella no para de hablar de su hija perfecta.

Cuando oyes hablar a estas madres, lo primero que piensas es que es todo mentira, que es imposible. Y tras el momento negación, fruto de la rabia, llega el momento envidia malsana , y no paras de pensar que esa madre, que no para de presumir de hija, es tonta ( por no decir otra cosa ) y que su hija tiene que ser tonta también. Piensas para consolarte que  la tuya será adolescente “rebelde”, pero seguro que es más guapa y simpática que para eso es hija tuya. Y es en ese momento, en el que te estás viniendo arriba, pensando que tu hija, la vaga-maleducada,, por lo menos es guapa y simpática, cuando aparece la hija perfecta, y resulta que también es guapa y muy simpática y encima no es gurú de la moda y los piercings,. Entonces no  puedes evitar decir  “¡ es que lo tiene todo la tía!”, y esta vez en tu tono se ve la envidia , pero envidia de la mala.

MARTA ESTÁ HARTA

MADRE CUARENTAÑERA Y ALTERADA

 

Imagen relacionada

Marta Está Harta

viernes, 13 de abril de 2018

Días de 30 horas

 

Resultado de imagen de despertador

 

Dicen todas las madres que desde que tienes un bebé desde el primer momento no tienes un minuto para ti. Todas las que me lo dicen piensan que en el momento en el que el bebé se hace autónomo esa situación variará y ellas podrán volver a ir a la pelu o de compras con toda tranquilidad . Pues siento comunicarles que no es así , que aunque tu bebe se haya convertido en una adolescente, que se hace piercing a escondidas, sigue siendo una personita vampiro de tu tiempo  y de tu dinero, que aunque parezca que no es importante , lo es , y es que según estudios un hijo adolescente consume el  80% del presupuesto de una familia ( entre ropa , libros, pagas y tonterías varias).

Con los hijos adolescentes pasas de cuidadora a cancerbera , y os puedo asegurar que esto último requiere también dedicación exclusiva. Por ejemplo te levantas la seas la primera,  para que te de tiempo a todo , desayuno ,ducha , secador y nunca  te da tiempo a nada. ¿Por qué? ,  pues porque pierdes media mañana en poner a la adolescente a andar ( en sentido literal) y terminas saliendo la última de casa , sin darte tiempo a ponerte ni un maquillaje rápido. Mientras que la adolescente va a tu lado perfectamente pintada y peinada como si fuera a una fiesta de fin de año .
La miras y piensas : ” ¿Por qué?” , ¿por qué a ella le da tiempo si se ha levantado media hora más tarde que tú ?. Pues la respuesta es muy fácil por que ella no es madre. Ella es hija y como tal no recoge , no pone la comida de los perros, no saca a los perros, no recoge el desayuno . Ella malamente hace su cama.
La adolescente sólo se levanta con un objetivo bueno con dos : El primero pintarse perfectamente los ojos pero cuando digo perfectamente es perfección máxima . El segundo no repetir “modelito” ningún día de la semana. Mientras tú, madre cuarentañera, tienes una visión más holística del objetivo que va desde dejar todo en perfecto estado de revista a controlar que tu hija vaya al instituto esa mañana.
Y entonces en el ascensor te ves , no puede ser este pelo , estas arruguitas y estas ojeras. Mientras a tu lado la adolescente se retoca el “rímel”. Ella perfecta con su piel perfecta, sus ojazos perfectos y por un segundo le emborronarías los ojos pero luego vuelves en ti y piensas mañana prometo que me arreglo mejor.
Pero mañana andarás igual de estresada , no tendrás tiempo a no ser que pruebes a levantarte a las 6 : 00 am, a ver que pasa pero ya os lo digo ahora te levantes a la hora que te levantes estarás sin tiempo para la raya del ojo, porque un hijo adolescente mancha , desordena y da más trabajo que un bebé ,

 

 

 

 

 

 

Marta Está Harta

martes, 3 de abril de 2018

Volver , que 2 años no es nada!!!!

 

Resultado de imagen de gimnasio

 

Ayer invadida por una fuerza extraña , o por el miedo a pasar otro verano sin ponerme el bañador (ya no digo bikini), volví a mi gimnasio , a mi gimnasio que me vio hacer clases de cross fit , de body punp y hasta dos clases seguidas de spinning,  a mi gimnasio que me vio convertirme en runner de andar por casa y hasta hacer clases de body jump.

Pues sí, ayer volví acompañada de la adolescente , que la última vez que había ido conmigo al gimnasio había sido para ir a natación. Entramos triunfales , sonrientes y dispuestas a disfrutar de nuestro momento madre – hija en la elíptica. Yo convencida que la pequeña jugadora de vóley me iba a dar una paliza en esto del ejercicio ,pero sorprendentemente fui yo ,la madre cuarentañera con sobrepeso, pero con mucho “pundonor” la que le dio un repaso a la adolescente., que eso sí fue capaz de hacer una sesión de fotos en cada máquina de ejercicio a la que se subió.

Claro que yo jugaba con la experiencia y la madurez frente a las hormonas alteradas , los selfies y el postureo de la adolescencia. Empezamos con un poquito de cardio  , cinta flojita que son casi 2 años sin pisar centros deportivos. Trotando a – 6,5 , la madre aguantó sus 25 minutos así del tirón , la hija a partir de los 15 minutos empezó a quejarse de todo tipo de cansancios y dolencias y a los 18 minutos abandonó, para dirigirse a la elíptica . En la elíptica seguimos con ritmo flojito., la madre a pesar de que personalmente ” odia la elíptica” aguantó sus 20 minutos , la adolescente a partir del minuto 14 inició otro ritual de quejas y en el minuto 16 abandonó , según ella ya era suficiente , ya había sudado ahora le tocaba el jacuzzi . Mientras la adolescente se dirigía a la zona spa , la madre decidió probar la cinta otro ratito ahora un poquito más fuerte , 7 – 7,5 , que en esto del deporte hay que irse superando , y consiguió 15 minutitos más , y mientras la adolescente en el jacuzzi con unos amigos, ahí sí que aguantó sus 40 minutos , haciendo esperar a la madre agotada de su sesión de vuelta.

Moraleja ,  la adolescente necesita ir a un campamento de la “marina americana” para adquirir espíritu de trabajo y superación , que son imprescindibles en la vida y de los que carece en absoluto.

 

 

Marta Está Harta

lunes, 26 de marzo de 2018

PERO,¿ES TAN FÁCIL SER MADRE?

 

 

La imagen puede contener: una persona, primer plano

 

Ayer Sergio Ramos, el jugador de futbol y padre del tercer hijo de Pilar Rubio subió una foto de la presentadora recién parida, en el piel con piel con su pequeño. Una foto muy bonita y muy tierna pero lo más llamativo de la foto es  el buen aspecto de la “madre” parturienta perfectamente maquillada , ya quisiera yo muchas mañanas salir de casa con esa cara. Pero Pilar no es la única que luce estupenda el post parto, ¿os acordáis de Georgina la de Cristiano Ronaldo , y su profesor de baile dos días antes del parto ? ¿ y los posados de Paz Vega a la salida del Hospital ? . Y no sólo las madres “famosas” están estupendas en el embarazo , parto y postparto . También cuando sus querubines crecen parece que no pasen por ellas el estrés, el agobio y las preocupaciones de la maternidad. No me extraña que Samantha Villar se sintiera estafada con lo de ser madre , cuando vio que la realidad distaba bastante de la imagen que se nos quieren trasmitir muchas famosas,

Luego están esas entrevistas en las que las celebrities nos hablan de sus hijas adolescentes, todas responsables , todas estudiosas , vamos que el problema de hijos adolescente rebeldes no lo sufrían los famosos hasta que llegó Chabelita Pantoja para recordarnos que los “ricos también tienen hijas adolescentes difíciles, que dejan el instituto , se quedan embarazadas y se van de casa”, y es que estaba claro, aunque sólo fuera por estadística, que algún cafre tenía que haber entre los adolescentes famosos. Después de Chabelita salieron del armario otros como Froilán o la Hija del Cordobés , que reconoce que lo suyo no es estudiar, que va a probar otras cosas. Y siendo hija de famosos es fácil eso de probar otras cosas como salir en revistas , desfilar o hacerte diseñadora .

Ser madre es maravilloso pero tiene muchos “peros”, valga la redundancia . Y desde luego uno de ellos es que cuando te conviertes en madre , desde el mismo momento del parto tú físico sufre y refleja cansancio, nadie sale del parto con la “buena cara de Pilar Rubio” y nadie celebra los 18 de su hija con una sesión de fotos cargada de Photoshop como Terelu. La vida real es otra cosa y nosotras lo sabemos . La vida real es dura , es noches sin dormir por cólicos o por malas notas , la vida real es ir a buscar tu jersey preferido y que tu hija te lo hay mangado y devuelto hecho un higo, la vida real es arreglarse corriendo en 10 minutos después de un duro día de trabajo. La vida real es real  con todo lo que eso conlleva ,preocupaciones , ojeras , flácideces, calvas por estrés, uñas rotas ….

Marta Está Harta

lunes, 19 de marzo de 2018

La adolescene de las Campos.

 

 

Terelu Campos y su hija Alejandra

 

 

Hace ya tiempo que no escribo sobre el Hola, pero este fin de semana me compré el Hola y eso que ya llevaba tiempo sin hacerlo, porque a mi lo de los Goya y los Oscar me parecen aburridísimos. A mí lo que me gusta es lo que podemos definir como  el Hola “costumbrista”, que nos lleva a la casa y vida de los famosos nacionales , los Pantoja, los Jurado, los Ortega Cano, la Obregón y como no,  las reinas del famoseo patrio : LAS CAMPOS.

Y esta semana se presentaba en sociedad la última generación de la familia Campos, la adolescente hija de Terelu ,¿cómo para no comprarlo?. La adolescente de las Campos posa junto a su madre para celebrar su 18 cumpleaños y decirnos que como “hija de la generación HOLA” y siguiendo el ejemplo de otras como Isa Pantoja o Tamara Falcó va a estudiar Diseño de Moda, ya que dice que le encanta la moda ; ¡Hombre y a mí también ! sobre todo la moda que le compra su abuela en la Milla de Oro madrileña.

Terelu nos presenta a su hija como una adolescente simpática, afable y responsable , tantos piropos le dedica que te quedas pensando: Uno, que la tal Alejandra aún no ha pasado la adolescencia, vamos que es de adolescencia tardía . Dos, que estos famosos que viven en casoplones de 500 metros cuadrados no conviven con sus hijos adolescentes, por lo que no sufren portazos , enfados  y demás sintomatología de la adolescencia, y eso les da una visión más dulce de esto de la adolescencia.

A la joven de 18 años en el reportaje se le ha aplicado el mismo Photoshop que su madre , así que golpe de Hola la podemos definir como una chica muy mona y bastante estilosa, pero no olvidemos que su madre también sale muy mona y estilosa, así que no sé yo hasta que punto Alejandra está tan estupenda como se nos presenta. Con todo,  yo personalmente le auguro más éxito en esto del diseño que a Isa Pantoja, lo que tampoco quiere decir que vaya a ser un éxito tremendo, y es que la adolescente  nos cuenta que su abuela en ocasiones va vestida con modelos diseñados por la nieta, lo que levanta mis dudas sobre su valía como diseñadora y estilista.

 

 

 

Marta Está Harta

Arriba Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
Titulares RSS