Inicio > Marta Está Harta > Paciencia es lo único que nos queda .

Paciencia es lo único que nos queda .

jueves, 26 de octubre de 2017

Resulta que la adolescencia según las guías de psicología dura hasta los 19 años. No me lo puedo creer o más bien no me lo quiero creer, que aún me quedan 3 años más de adolescencia..3 años si nos ponemos en plan purista , porque la realidad dice que esta fase de la vida puede alargarse en lo que llamamos juventud.

 

La adolescencia la podemos dividir en tres etapas , pero determinar su duración es cuanto menos difícil , ya que cada niño es un mundo y los hay que nacen casi adolescentes y otros que entran en la adolescencia en una edad tardía.

Las etapas de la adolescencia son : Pre-adolescencia, Adolescencia temprana, y Adolescencia tardía .

La cuestión es que tenemos adolescente en casa durante casi 10 años , siendo optimistas ,por lo que es muy importante aprender a convivir con ellos y educarlos , en la medida de lo posible como dice el código de circulación.

1. Pre-adolescencia
La pre-adolescencia va de los 8 a los 11 años, y consiste en la etapa en la que se produce la transición entre la infancia y la adolescencia. Es la etapa de los cambios físicos, el cuerpo crece y eso lo tenemos que aceptar padres, hijos y madres a la hora de comprar los ” modelitos” de nuestros hijos , se acabaron los vestidos rosas ahora hay que pensar en otras cosas por muy duro que sea para muchas madres. Pero más duro es para algunas hijas llevar lazos con 11 años. En esta etapa la convivencia paterno filial no es complicada, se necesita paciencia, cariño, firmeza y poco más.

2. Adolescencia temprana
La adolescencia temprana ocurre entre los 11 y los 15 años, y en ella se dan los principales cambios súbitos de tipo hormonal, hasta el punto en el que al abandonar esta fase el cuerpo es muy distinto al que se tenía durante la pre-adolescencia. Es la fase de los cambios psicológicos , si en la pre-adolescencia hay que decirle adiós a los vestiditos  y los modelitos de madre , como dice mi hija. En la adolescencia temprana tenemos que hacernos a la idea que se acabo nuestro hijit@, ya no somos sus referentes , ya no somos lo más importante de sus vidas , o por lo menos no es lo que sienten y te hacen sentir . Es cuando tu no sabes nada , y el que lo sabe todo es su amigo. En esta etapa lo de la convivencia se va complicando , se necesita una dosis más alta de paciencia, y alguna sordera momentánea. Es la etapa de recordar que no lo puedes matar porque es tu hijo y lo quieres y porque es delito.

La principal diferencia entre un niño y un adolescente la ves cuando llegas a casa. Si tu hijo aún es niño , cuando abres la puerta el correrá hacia ti con una maravillosa sonrisa y te dará un beso . Si es adolescente en el momento que tu entras oirás el portazo que cierra la puerta de su habitación , ya no hay besos, ni saludos, sólo portazos.

3. Adolescencia tardía
Esta es la tercera y última de las etapas de la adolescencia, y ocurre aproximadamente entre los 15 y los 19 años, según la Organización Mundial de la Salud.

En esta etapa termina de desarrollarse la conciencia social y se empieza a dedicar mucho tiempo a pensar en situaciones y procesos que no están limitados a lo que se puede ver, oír y tocar en el entorno inmediato. Es una renuncia al egocentrismo típico de las etapas anteriores, si bien no desaparece del todo. El adolescente tardío es aquel que siempre te llevará la contraria en todo lo referente al mundo que le rodea , es decir temas socio-políticos. Si tu eres de misa los domingos tu hijo dirá que la iglesia es una casta opresora, si eres empresario te convertirás en un explotador del proletariado  y así hasta el infinito y más allá . Es la etapa del “tocapelotismo” y que puede enzarzarse en una discusión interminable sobre “la verdad de la vida”.  Aquí la convivencia familiar  mejora si la comparamos con la adolescencia temprana, empezamos a ver el final del túnel. Pero la paciencia sigue siendo la herramienta imprescindible para manejarte con tus hijos.

 

Marta Está Harta

  1. Angeles
    jueves, 26 de octubre de 2017 a las 09:56 | #1

    Genial

  2. TERESA
    jueves, 16 de noviembre de 2017 a las 06:46 | #2

    Y LA ADOLESCENCIA TARDIA, SEUN MI EXPERIENCIA SE PUEDE PROLONGAR HASTA EL INFIMITO.
    YO TENGO UN “ADOLESCENTE TARDIO” QUE RONDA LA TREINTENA, Y CONTINUA ESTANDO CONTRA EL MUNDO Y SU CONVERSACION SIGUE RONDANDO ALREDEDOR DE LA CASTA OPRESORA, LA INJUSTICIA SOCIAL, LA CASTRACION DE LA IGLESIA….
    ACABARA EN ALGUN MOMENTO?

  1. Sin trackbacks aún.