Inicio > Marta Está Harta > Poco dura la alegrìa en la casa del pobre.

Poco dura la alegrìa en la casa del pobre.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Toda la vida escuchando este soniquete , y cada año que pasa me doy cuenta de cuanta razón tiene el refranero español. Y es que si hace más o menos una semana que estábamos celebrando que la adolescente pasaba de curso y que este año estaba lleno de nuevos y expectantes proyectos., pues hoy ya es lunes, lunes 18 de septiembre, y  ha sonado el despertador a las 6 :45 am y todos mis maravillosos planes tipo madrugaré para que la adolescente vaya en la ruta escolar , iré al gimnasio, etc se han ido al garete y de repente me he dado cuenta que este curso será como el anterior ” estresante” ; madrugones , perros que chorimican para que los saques después de ya haber echo sus cosas por toda la casa,  café y tostadas  a toda prisa mientras piensas hoy llegaremos tarde otra vez y encima está tarde hay que ir a comprar el dichoso material escolar .

Odio comprar el material escolar y aunque este año nos las hemos apañado para conseguir los libros, de lo del compás, el juego de reglas  y la calculadora científica no hay quien nos libre, y para terminar un par de paquetes de recambios Oxford y el tipex. Y digo yo con la cantidad de tipex que consumen los alumnos hoy en día , ¿ cómo hacíamos los de la generación de EGB, que fuimos capaces de estudiar sin tipex? y lo que es peor aún sin recambios Oxford. Nosotros lo más cool que teníamos era el bic cristal, pero ahora la compra de material escolar para un estudiante de primero de BAC se asemeja a la compra de material de una oficina de diseño gráfico o arquitectura , con la diferencia de que al arquitecto el cartabón de 15 eurazos le dura más de un trimestre.

 

Este año además de la compra de papelería la tutora les ha recomendado a todos que deberían de tener ordenador personal para ampliar información sobre los temas y para estudiar. Ya no me voy a echar las manos a la cabeza por que en un instituto público se les hable de la necesidad de tener un ordenador para estudiar, ya que a día de hoy lo de tener una Tablet o un Ordenador está dentro de lo que podríamos definir como normal, aunque cabe discutirlo. Pero que la tutora de 18 adolescentes de 16 años se crea que éstos van a ampliar los temas con información, que ellos mismos tengan que buscar en internet, para mi que está un poco despistada, por no decir en Belén con los pastores.

Yo que trabajo con adolescentes  y soy de esas personas que presume de entenderlos y motivarlos para conseguir imposibles como aprobar 5 en septiembre, porque ya antes de Pablo Iglesias había dicho yo eso de ” quien quiere puede” . Pero con 16 años además de querer, porque lo que está claro es que todos quieren aprobar, hay que poner unos medios correctores básicos para poder trabajar y conseguir ese objetivo.  Una de estas medidas es que el acceso a internet y el estudio  son incompatibles porque en internet hay muchas cosas más interesantes que ampliar la información sobre un tema de filosofía. Para estudiar se necesita el libro, un boli y mucho papel ,para hacer esquemas resúmenes, resúmenes de los resúmenes, mapas de ideas …etc

Marta Está Harta

  1. Angeles
    lunes, 18 de septiembre de 2017 a las 12:18 | #1

    Muy bueno, como siempre aciertas

  2. Consuelo
    martes, 19 de septiembre de 2017 a las 08:52 | #2

    Que suerte que ya pasé esa etapa, es tal cual la describes

  3. Ines
    sábado, 23 de septiembre de 2017 a las 09:51 | #3

    Pasate por montero ríos que yo creo que hay hasta dos calculadoras….jjejejee con respecto a lo del ordenador yo flipo mucho! En mi biblioteca todas las tardes hay mieles de adolescentes con el ipad, y yo con el móvil apagado xa no distraerme…..enfin!

  1. Sin trackbacks aún.