Archivo

Archivo para Julio, 2017
Jueves, 13 de Julio de 2017

Un poquito del Hola .

 

 

Resultado de imagen de fotos boda ernst august de HANNOVER

Y es que esta semana tenemos boda de “alto copete “, que diría mi abuela, en el Hola. se ha casado uno de los Hannover*.

La Casa de Hannover fue la dinastía alemana reinante en Gran Bretaña desde 1714 hasta la fundación del Reino Unido en 1801, y desde entonces hasta 1901,  fecha en la que murió la Reina Victoria y  ascendió al trono su hijo Eduardo VII , perteneciente a la dinastía Sajonia Coburgo, reinante en la actualidad bajo el nombre de Windsor.

A día de hoy y para el común de los mortales , que no sean unos “frikis” de las series de época y se hayan  visto este invierno la última de la Reina Victoria (que por cierto a mi me gustó mucho) .Pero, a lo que íbamos, a día de hoy si decimos Hannover  , lo primero que se nos viene a la cabeza es el príncipe alemán, que se caso con la Princesa Viuda Carolina de Mónaco, que le gusta mucho Ibiza los pareos y los gyntonics , con una pinta estupenda, que en la boda del príncipe Felipe tenía resaca y que finalmente dejo a la Princesa de Mónaco  viuda de nuevo, sin haberse muerto.

Y desde hace un par de años gracias al Hola , también sabemos que es padre de varios príncipes de Hannover, y que estos se llevan estupendamente con los Casiraghi, ya que comparten aventuras de su adolescencia y una hermana pequeña. Y todos junto con las dinastías más adineradas de Sudamérica le han dado a París y Londres un toque a lo Gran Gatsby, que para sí quisieran algunos.

Fue una boda llena de glamour, príncipes y princesas , de las de verdad . Una boda en la que el novio, fiel a su apellido apareció con aspecto de venir de tomarse la última copa , eso sí luciendo chaqué y junto a él una princesa  perfecta.

En esta boda desde mi punto de vista los Hannover y los Casiraghi aparecieron con aspecto de que no les dio mucho tiempo al arreglado. Como si la juerga del día anterior hubiese acabado demasiado tarde y se le pegaran las sábanas la mañana de la boda y no les reprocho nada que a todos nos ha pasado en alguna ocasión.

El novio arrugado y despeluñado, la hermanastra, Carlota , con un sombrero “socorrido” , de esos que te pones para que no se te vea el pelo sucio , de hecho no se le veía el pelo. La hermana pequeña con un arreglado informal de los de “me he puesto lo primero que he pillado”.

En esta boda las que realmente estaban estupendas eran las cuñadas,, Tatiana y Beatrice. Perfectas, como si no las hubieran invitado a esa preboda de hermanos y hermanastros , que debió de terminar muy tarde, tanto que a Carlota no le dio tiempo a lavarse el pelo y  que hizo que el novio al más puro estilo Ernest Hannover , el patriarca, apareciera con aspecto de tener resaca en su propia boda.

 

 

Marta Está Harta

Jueves, 6 de Julio de 2017

El Síndrome de Burnout

 

 

 

Resultado de imagen de padres histéricos

 

 

ENTRE los padres más cool ahora se habla mucho de: “el síndrome de Burnout”.  Se supone que tienes este síndrome si tienes un hijo y sufres estos síntomas :Agotamiento físico, ganas de llorar, tristeza y sentimientos a veces negativos, aislamiento social, dificultad para dormir, pérdida de antiguos intereses y motivaciones, estado de nerviosismo constante, así como dificultad para concentrarse y en muchos momentos sentimiento de fracaso, agotamiento e impotencia, y para terminar dificultad para pensar con claridad.

Si eres padre y en algún momento has sentido alguno de estos síntomas levanta la mano. Ahora que todos los padres tenéis la mano levantada os comunico que  dicen los especialistas que podéis padecer “síndrome de Burnout”.

Dicen los especialistas que el  síndrome de Burnout se basa en una respuesta al estrés que sufrimos los padres por querer ser perfectos.

Pues va a a ser que todos los padres sufrimos este dichoso síndrome desde el primer día que sabemos que vamos a ser padres, desde el embarazo me atrevería a decir. Pues que padre no está agotado siempre, a veces deprimido ( sobre todo si tu hijo está en esa edad maldita de la adolescencia), muchas veces encerrado en casa con sus hijos, casi siempre nervioso y en ocasiones muy desmotivado. Digamos que si definimos la palabra padres, deberíamos incluir estos síntomas en su definición.

En estos tiempos en los que todo ha de ser diagnosticado y etiquetado, en la que somos incapaces de aceptar la frustración o la evidencia de que la felicidad completa no existe, han surgido nuevas patologías, que nos hacen dormir más tranquilos y sentirnos menos culpables. Estas patologías las definimos como síndromes: síndrome postvacacional, síndrome postparto, el síndrome de la vuelta al cole entre otros muchos y ahora el síndrome de los padres perfeccionistas. Todos estos síndromes los podemos aglutinar bajo una sola palabra, o dos si me apuras, todo esto es “La Vida”, así, sin más.

Yo, ahora mismo me autodiagnostico un síndrome de burnout galopante, además de una crisis de los cuarenta y tantos bastante aguda, junto con un estrés “fin de curso”. Creo que sólo se me puede curar si me paso al Prozac, o en su defecto me tomo unas cervecitas bien frías para celebrar que se acaba el curso y con él la mitad de mis problemas aunque el verano me traerá otros con nombre de Orquesta Panorama, salir de noche, botellón…

Marta Está Harta