Inicio > Reflexiones de una letrada > FUNDACION ANDREA.

FUNDACION ANDREA.

jueves, 16 de noviembre de 2017

¿Qué marca para ustedes la llegada de la Navidad?, ¿la iluminación de las calles?, ¿los escaparates de los comercios?, ¿la bajada de las temperaturas?, ¿los turrones en los supermercados? ¿el espíritu solidario? En mi casa la Navidad llega de la mano de la FUNDACION ANDREA y de su cena anual solidaria en beneficio de los niños con enfermedades crónicas, terminales o de larga duración. Se trata de una noche mágica en la que todos tenemos la oportunidad de sentirnos útiles con los que más lo necesitan aquellos de los que, lamentablemente, nos olvidamos tantas veces en nuestra rutinaria vida el resto del año. Esa noche es ya una tradición para muchas personas que tomamos allí nuestro primer trocito de turrón y vemos los primeros adornos navideños en un enclave maravilloso, el Pazo de San Lorenzo, que esa noche se viste de gala para recibirnos a todos sin distinción porque allí nos une lo mismo, la solidaridad, que no entiende de edades, de ideologías, ni de ninguna circunstancia personal.

La FUNDACION ANDREA debe su nombre a un ángel que pese a su daño cerebral hizo una labor en su corta vida mucho más fructífera de la que podemos hacer muchas personas sanas en toda la nuestra. Andrea fue una escuela de vida para sus padres que a través de su enfermedad tuvieron acceso a información y conocimientos que tristemente no están al alcance de todos. Andrea fue tan generosa que llena de mimos, cuidados y atenciones que recibía de su familia decidió compartirlo con los que lo necesitaban como ella pero no lo podían recibir y así sintió una madrugada que en su cuerpo nacían dos alas que le permitían volar a un lugar privilegiado desde el que ilumina el sendero de la fundación que con su nombre crearon sus padres para que otros niños tengan acceso a tratamientos innovadores, a terapias con animales, con música, etc. dedicando desde entonces el tiempo, el mimo y la atención que antes requería su hija a otros niños que también los necesitan.

LA FUNDACION ANDREA es una realidad que ayuda a los hijos de nuestros vecinos, de nuestros compañeros de trabajo, a todas esas personas que nos rodean y que también, sin saber porque y sin poder prepararse para ello, han recibido una Andrea en su hogar  con la impotencia que supone no tener suficientes medios para darle “la luna”…

Para conocer la labor de la FUNDACION ANDREA basta ver la sala de espera de la planta de pediatría del CHUS, sus pasillos, los carros de juguetes de la escuela hospitalaria, las tres casitas que se encuentran a disposición de las familias que no tienen domicilio en Santiago y sus hijos están ingresados en el hospital, las sesiones de musicoterapia, de hípica, las intervenciones quirúrgicas  que financian fuera de nuestra ciudad cuando así es preciso y tantas otras ayudas que se traducen en dinero que en su mayor parte se recibe  en la GALA ANUAL DE LA FUNDACION que este año se celebra EL SABADO DIA 25 DE NOVIEMBRE y a la que sería estupendo que también asistieses.

 

Reflexiones de una letrada

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.