?????????????????????????????????? En el trabajo

El emprendimiento


En los últimos tiempos, las personas que buscan empleo se están encontrando con que lo que antes era formación en herramientas de búsqueda se ha convertido en programas de emprendimiento. Las universidades, los ayuntamientos, entidades privadas y públicas dedican ahora sus esfuerzos a convencer, sobre todo a los jóvenes, de que deben trabajar por cuenta propia. Eso supone conocer el mercado, saber cómo realizar un plan de negocio y ponerse en el camino de iniciar la actividad.

Durante los meses de octubre a diciembre – aún estamos en ello-  he tenido la oportunidad, y también la suerte, de poder participar como formadora y tutora en uno de esos programas. PROEMGA (Programa de formación y acompañamiento para la mejora del emprendimiento juvenil en Galicia) se diferencia de otros programas del mismo tipo en que se apoya, además de en un gran equipo de profesionales, en la formación absolutamente personalizada y en el trabajo, a lo largo de tres intensos meses, con cada uno de los participantes, todos menores de 30 años. Este programa ha sido posible gracias a  la Fundación Galicia InnovaFundación IncydeServiguide y FSE.

La habitual actividad grupal se ha reducido al máximo para poder dedicar la mayor parte del tiempo y el esfuerzo a trabajar con los 60 chicos y chicas, repartidos en 4 localidades gallegas, que forman parte del programa. La experiencia está siendo muy enriquecedora. Todos los profesionales que estamos implicados en el programa nos contagiamos cada día de sus ganas de trabajar, de su interés y de su capacidad para aprender.

El lado negativo es comprobar como la educación reglada sigue sin dar respuesta a las necesidades del mercado, como sigue quedando lejos de cubrirlas, ni en el ámbito de la formación ni en el de la información. Vemos, también, como la universidad sigue al margen de eso que se denominan competencias transversales, que hoy en día son tan necesarias para trabajar en una empresa.

Nos sorprende ver que, en gente tan joven, cunde el desánimo y que gran parte de la resistencia a emprender tiene que ver con sus miedos y con su inseguridad porque tienen la sensación, no de saber menos de lo que saben, sino de valer menos de lo que valen, porque nadie les ha dicho que los conocimientos técnicos son sólo una parte, necesaria, pero sólo eso, para trabajar, por cuenta propia o ajena.

Estamos teniendo la oportunidad de conocer personas con inquietudes, que temen ir a una entrevista de trabajo porque han trabajado en cosas diferentes durante periodos cortos de tiempo y muchas empresas, obviando la situación del mercado y el gran mérito que tiene el buscarse la vida casi desde adolescentes, lo consideran como un obstáculo. Personas que, cuando buscan trabajo, no ponen en sus CV los trabajos en prácticas porque como no han cobrado por hacerlo creen que eso no es trabajar.

Tenemos un gran potencial humano que estamos desperdiciando porque por muchos programas de emprendimiento, por mucha moral que les insuflemos para que si no se atreven a emprender busquen trabajo por cuenta ajena, si los poderes públicos no apoyan para que se cree empleo de calidad, si las organizaciones educativas no son capaces de adaptarse a las necesidades del mercado, nuestros jóvenes sabrán hacer un plan de negocio o destacar sus cualidades en un CV pero lo único que encontrarán será un camino absolutamente plagado de dificultades. Pongamos remedio.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *