+ que forense

Conceptos básicos: la imputabilidad


Para iniciar esta aventura, vamos a describir uno de los conceptos básicos de la psicología forense: la imputabilidad. Si os acordáis de nuestra primera entrada en la que hablábamos de M., presentábamos a un sujeto que estaba convencido de que su esposa había sido suplantada por “otra cosa” que estaba dispuesta a acabar con él. Este tipo de conducta se conoce como el síndrome de Capgras, y consiste en un problema de identificación que sufre el paciente, y por el que está seguro de que algún ser querido ha sido sustituido por un doble. Os pido que os pongáis en la situación de M., imaginad que llegáis a casa y vuestro ser querido ha sido sustituido por otra persona, que además intenta acabar con vosotros. Si ese extraño os ataca, ¿no intentaríais defenderos? Si esta situación tiene como desenlace un asesinato, lo primero que nos preguntaríamos es si esta muerte fue provocada conscientemente. En principio la respuesta es sí, pues nos estábamos defendiendo… pero, ¿éramos conscientes de lo que hacíamos? De nuevo, la respuesta parece ser afirmativa. Para que una persona pueda ser considerada imputable, ha de ser consciente y responsable de sus actos. En este caso, aunque nuestras capacidades volitivas (intencionalidad) estaban intactas, nuestras capacidades cognitivas no lo estaban. No agredimos a la persona con el objetivo de dañarla, sino que estaba mediada por una distorsión de la realidad: agredíamos a un extraño que nos intentaba hacer daño.

Un ejemplo en el que las capacidades volitivas están anuladas, lo encontramos en el caso de una persona que sufre un retraso mental severo y jugando con un arma dispara a otra persona, es decir, cuando el agresor no tiene intención de cometer el delito. Cuando en un caso confluye alguna de estar circunstancias se requiere un análisis exhaustivo, pues podría ser motivo de inimputabilidad, es decir, no sería considerado culpable ni responsable de sus actos.

En la próxima entrada analizaremos algunas circunstancias y trastornos que hacen que una persona sea inimputable.

 

Psicólogos en Santiago | Confluir Psicología & Coaching


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *