Yo también AMODIO a mi país

| 2 Comments

El anuncio de Campofrío va camino de convertirse en un “clásico navideño” junto al ya mítico hij@ pródig@ de “El Almendro” (emigrante o no) que regresa a casa por Navidad.

Tras haber presentado en los últimos cursos el orgullo patrio de un modo bastante parcial e unilateral (recordemos a aquellos emigrantes que maleta en mano gritaban a Fofito “Volveremos” o la irónica invitación de hacernos extranjeros de Chus Lampreave), este año la empresa charcutera se atreve a presentar la dicotomía de nuestra idiosincrasia que nos hace capaz de lo mejor y lo peor.

No sé si será porque yo llevo dando la matraca en este blog desde 2012 con la humilde intención de presentar ambos aspectos, pero creo que hacer ese ejercicio simultáneo de crítica y alabanza puede ser muy sano para nuestra sociedad.

Estos días el INE también publica las cifras de emigrantes retornados que, pese a mostrar algunas tendencias que abrigan cierto optimismo, no dejan de esconder una realidad demográfica sangrante: mientras nuestro país envejece preocupantemente, una importante parte de la generación nacida en los 70, 80 y 90 estamos teniendo a nuestros hijos en el extranjero.

Si bien antes la distancia física dificultaba mantener vivo el vínculo con la tierra a través del Atlántico; hoy en día navegamos hiperconectados gracias al océano de Intenet y podemos viajar con frecuencia para ver a los nuestros. Aún así, existe el riesgo de que no volvamos (definitivamente) jamás, de tal modo que para las sucesivas generaciones, e igual que hace 80 años, “España” o “Galicia” sólo sea un ente que principalmente pertenece al pasado de sus padres.

El deseo de muchos emigrantes es que las maletas que estos días hacemos dejen de ser temporales para convertirse en definitivas, aún sabiendo que en nuestro país no todo es perfecto y que seguiremos manteniendo con él una relación de amor-odio. Desde aquí o desde allí, continuaremos luchando para que lo positivo pese cada vez más que lo negativo y lo primero supere a lo segundo.

Desde esta plataforma, un año mas, y a pocos días de hacer ese equipaje para volar a Santiago 🙂 querría desear a tod@s, y especialmente a los emigrantes y a sus familiares, unas buenas fiestas y un 2018 con muchos regresos. ¡Feliz Navidad a tod@s!

#queremosvolver

2 Comments

  1. Bo nadal! vénomos pronto na casiña!! Que, ainda estando ben fora, é donde mellor se está 😉 Bicos!

Deja un comentario

Required fields are marked *.