Sin categoría

Lectura y elementos transversales del currículo


Cuando hablamos de historias siempre debemos elegir las más atractivas para el alumnado, así como aquellas que tengan unas ilustraciones de calidad, un texto con carácter educativo y unos personajes con los que el alumnado se pueda sentir identificado.

En la actualidad la edición de libros para los niños y niñas es cada vez de mayor calidad por eso es importante seleccionar los que nos resulten de mayor interés. De cara a su uso en el aula hemos seleccionado algunas historias que nos permitirán trabajar los elementos transversales del currículo.

La primera recomendación es Topito terremoto de la autora Anna Llenas.

 

Esta historia es útil para que nuestro alumnado más inquieto (también alumnado hiperactivo, con TDAH, etc.)  se sienta identificado con los personajes de los cuentos que leemos. Podemos utilizarla de diferentes formas, en educación infantil y primero segundo de educación primaria, para trabajar la educación en valores. Esta historia nos permitirá tratar los prejuicios, las etiquetas que se usan en la escuela, la familia así como la empatía y la comprensión.

Además el protagonista se convierte en un modelo a seguir ya que, pasa de ser un “terremoto” a aprender a controlar sus impulsos y sentirse motivado gracias a la realización de actividades que le gustan. En este caso, la cocina. Lo interesante de la historia es poder mostrar al alumnado la evolución de topito y como, con esfuerzo, cada vez nuestra concentración será mayor.

Abecemociones escrito por Susanna Isern e ilustrado por Marta Cabrol.

 Esta colección de la editorial Bruño es interesante para trabajar las emociones y el reconocimiento de las letras.
A través de ilustraciones de animales se nos irán presentando diversas emociones. De este modo recorreremos diferentes emociones desde la A de alegría hasta la Z de timidez, pasando por emociones como el amor, el enfado o la ternura.
Cada emoción está acompañada de una breve definición, una ilustración a todo color, otra ilustración más pequeña en blanco y negro y un pequeño ejercicio en el que hay que reconocer la emoción que da lugar al comportamiento del personaje.
Emocionario: dime lo que sientes de Cristina Núñez.
Este libro que, ya comentado por Cintia Villarino en este mismo blog, es un gran recurso para trabajar la educación emocional. Lo mencionamos nuevamente puesto que desde la Web de la editorial Palabras Aladas han comenzado a facilitar fichas de libre descarga tanto en castellano como en gallego e inglés. Esto nos permite trabajar las emociones de forma trasversal desde diferentes áreas, a la vez que la lectura y el tratamiento integral de las lenguas tan citado en la LOMCE. La editorial proporciona a mayores una guía para realizar lectura de las maravillosas imágenes del libro y diferentes líneas de trabajo a seguir.
 Estas son sólo tres propuestas. Os animo a visitar las secciones infantiles de librerías y bibliotecas y conocer las diferentes líneas editoriales en cuanto a ilustración y texto. Así podréis elegir las que más se adapten a vuestras necesidades. Al fin y al cabo, cada centro es un mundo.
Foto extraída de: https://www.zu.ac.ae/main/files/images/yor_site/yor00.jpg

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *