Sin categoría

Expresarse en voz alta: del colegio al mundo.


Escribe César Bona (nominado al Global Teacher Prize entre los 50 mejores profesores del mundo) en su libro La nueva educación: “En nuestras escuelas hay miles de niños y niñas tímidos que buscan un canal mediante el cual poder comunicarse. Muchos niños y niñas tienen cosas muy importantes que contar y nunca las conoceremos si no les damos la oportunidad de expresarse”.

Esta afirmación no tiene implicaciones únicamente para el presente, sino que, como tantas otras cosas que suceden en la infancia, tiene repercusión para todo el resto de la vida.

A menudo se oyen quejas (y estoy seguro de que tod@s las hemos emitido alguna vez) de que vivimos en una sociedad pasiva, acrítica, sumisa. Sin embargo, en cualquier bar se oye un sinfín de comentarios ante el estado del mundo en el que vivimos: que si la política, que si los sueldos, que si las guerras… Por tanto, la crítica existe, pero no se expresa. No al menos más allá del ámbito de influencia de una conversación de bar.

Señala César Bona (quizá inspirado por Neill), que podemos (y yo diría que debemos) ver el colegio como una microsociedad. Como la persona es en el colegio será en la sociedad. Y si queremos cambiar el mundo, podemos empezar por hacer a nuestros alumnos capaces de expresarse en público, sin la habitual vergüenza que se ve en cualquier aula (desde la escuela a la universidad). Para esto podemos crear teatros, tanto mediante piezas como a modo de escenas absurdas e improvisadas; o juegos que representen situaciones de la vida real o de cualquier vida imaginaria.

César Bona toma la expresión en voz alta como un punto básico en las actividades que lleva a cabo en su aula. A partir de ahí sus alumnos han llegado a ganar festivales internacionales de cine para niños, o a crear una protectora virtual de animales de la que habla la primatóloga Jane Goodall en sus conferencias.

Nunca subestiméis lo que la expresión creativa puede hacer por ellos. Nunca subestiméis lo que vosotros podéis hacer por ello. Enseñadles a expresarse en voz alta.

 

Bibliografía:

-Bona, C. (2016). La nueva educación. Barcelona: Plaza Janés.

-Neil, A.S. (1980). Summerhill. Madrid: Fondo de Cultura Económica.

 

Imagen: http://blogs.comillas.edu/


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *