Actualidad

Mindfulness o atención plena


Imagen: celappa.com

Hoy he decidido tratar este concepto, usado tradicionalmente en la religión budista y la psicología por su potencial en el ámbito educativo, así como, por su apogeo en España. He de decir que, en otros países, lleva un tiempo aplicándose y promoviéndose su uso entre la comunidad educativa.

¿Qué es?

Es la toma de conciencia del momento vivido, de los pensamientos, del cuerpo, de las emociones y de lo que sucede a nuestro alrededor. Consiste en centralizar toda la atención en un pensamiento, en un sentimiento, un objeto.

La filosofía midfulness puede ser adaptada a diferentes contextos y tiene muchos beneficios. Dentro del ámbito educativo podemos señalar los siguientes:

  • Mejora del autocontrol.
  • Mejora de la capacidad de atención.
  • Desarrolla de la resiliencia.
  • Potencia la memoria.
  • Aumenta la capacidad de tomar conciencia de algo.
  • Disminuye la ansiedad.
  • Potencia la empatía
  • Aumenta el conocimiento sobre uno mismo y su propio cuerpo.
  • Incrementa la comprensión hacia los demás.
  • Es beneficiosa para la salud.
  • Favorece la resolución de conflictos.
  • Potencia el aprender a escuchar.

Podemos practicar el mindfulness en el aula de muchas formas:

  • Concentrando la atención en la respiración. Siendo conscientes del aire que tomamos y expulsamos.
  • Cerrando los ojos para centrar la atención en elementos que nos produzcan relajación e imaginar que nos vamos acercando paulatinamente a ese lugar.
  • Escuchar los sonidos de nuestro entorno. Permaneciendo atentos a los sonidos que hay en el lugar en el que estamos, discerniendo si son agradables o desagradables.
  • El paseo a ciegas en el que, un niño es guiado por otro que debe describir el espacio con la máxima precisión.
  • Las fichas de emociones para que el alumnado aprenda a identificar las emociones y la forma en que se expresan.
  • Colorear mandalas prestando mucha atención a todos los detalles.
  • Regar flores: escribiendo frases positivas alrededor de las mismas.

En definitiva, el mindfulness se puede trabajar de numerosas maneras en función de las necesidades de nuestro grupo – clase: bien sean de relajación, de autoconocimiento, de mejora de la autoestima, reducción del estrés, etc.

Yo lo resumiría en en dos palabras, carpe diem, Aquí y Ahora.

Que tengáis feliz semana!

Referencias bibliográficas:

Rodero García, E. (2016). Aplicación del mindfulness en el proceso de enseñanza – aprendizaje en Educación Primaria. Sevilla: UNED.

Imagen extraída de: http://celappa.com/mindfulness-en-inacap-curico/

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *