LOMCE

Currículum primaria LOMCE – Objetivos de área


Cogemos nuestro currículum recién impreso, con sus tropecientas páginas, pareciendo más bien las ensoñaciones de Tolstoi sobre los tiempos de guerra y el día de la paz que está a la vuelta de la esquina -el título era algo así- y nos encontramos que los famosos anexos en los que nos dejábamos los ojos con su letra diminuta, apretada y a doble columna se han convertido en enormes cuadros en los que predomina el espacio en blanco. Menudo alivio, oye. Le echamos un ojo, así por encima, y vemos que hay cosas nuevas. “¿Qué es eso de los estándares de aprendizaje?” resuena en tu cabeza. Después te fijas en que hay columnas extrañas, con siglas y letras sueltas… “¡Ah! las famosas competencias clave” lees escrito en la parte superior. “Bueno… vamos a aprovechar el tiempo y empezar por el principio”, sentencias. Diriges las páginas de tu nueva guía telefónica al inicio de una de las asignaturas; “¡vaya! han cambiado de nombre las áreas de conocimiento” percibes. Y entonces lo ves. O mejor dicho, no lo ves. Miras en un lado, miras en otro, vuelves a las primeras páginas, cierras el currículo y lo miras de canto, porque en tanto volumen de árbol talado cogería perfectamente. Nada. Los objetivos de área han desaparecido. Pánico. ¿Y ahora cómo haces tú la programación?

Esto es lo que sucedió a toda profesora y profesor de educación primaria en el mes de septiembre de 2014.

Pero, ¿de verdad que ya no hay objetivos de área?

Y esta es la pregunta que más se escuchó al día siguiente en todas las salas de profesores de los centros de educación primaria. Pues sí. Los objetivos de área son historia. Acaban de ser instalados al lado de la distribución de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales en el museo de la educación.

Los objetivos de área eran, según la definición clásica, una concreción de los objetivos generales de la etapa que se enunciaban para cada una de las áreas de conocimiento, en términos de capacidad y para el conjunto de los 6 cursos -3 ciclos de entonces- que componían la etapa. Eran también el referente de programación de todo docente medio. Tú cogías tus objetivos de área y los concretabas al nivel en el que impartías. Coser y cantar. Pero eso ya no es así.

¿Qué pasa con los objetivos en la programación? ¿Los quito?

Todos somos mayorcitos y sabemos cómo va esto de la legislación educativa. Se quita una cosa, se pone otra, se deja algo anterior sin modificar y al docente, que en este caso es el eslabón más bajo en la cadena alimenticia-legislativa, le da un ataque. A esta pregunta tenemos varias respuestas posibles y todas ellas contradictorias.

Entendiendo que el cuerpo docente es uno de los niveles de concreción curricular del que se compone este nuestro sistema educativo, adaptando a las características del alumnado y del aula las enseñanzas que provienen del nivel de concreción inmediatamente superior, este no tiene competencia para crear un elemento curricular de la nada. Lo aquí contado nos sugiere que no hay que poner objetivos en la programación didáctica. “Pues no era tan complicado”, pensarás. Espera.

Antes os he contado una mentira. Los objetivos de área han desaparecido. Pero no los objetivos. ¿Parece ya suficientemente complicado? La cosa es la siguiente. Los objetivos de área solo son un tipo de objetivo de los múltiples que tenemos en educación y ese es el que ha desaparecido, pero no pasa esto con el resto de ellos. De esta forma, aún perduran los siguientes tipos de objetivo: objetivos generales de la etapa y objetivos de unidad didáctica. En toda programación didáctica anterior a la reforma constaba el desarrollo de los objetivos generales en ese curso, mientras que los de unidad didáctica aparecen recogidos en cada una de las unidades didácticas en los que se desarrolla la programación.

Por tanto, es necesario concretar en nuestra programación didáctica los objetivos generales de etapa, para que llegado el momento de desarrollar las unidades didácticas podamos incluir los objetivos de unidad didáctica. Es decir, sí hay que poner objetivos en la programación didáctica.

“Y… ¿qué hago? ¿me los invento?” – Concretando objetivos generales de etapa

Los objetivos de etapa están recogidos en la LOE en su artículo 17: objetivos de la educación primaria, siendo esto modificado por el punto 8 de la LOMCE; aunque cada Comunidad Autónoma los concreta a sus características. En el caso de Galicia esto se hace en el Decreto 105/2014, en su artículo 3: obxectivos da educación primaria

Cuando las competencias llegaron a nuestro sistema educativo -primero como básicas y ahora como clave- se nos decía que eran, salvando las diferencias de nombre, muy parecidas a nuestros objetivos de etapa. Los objetivos de etapa es un elemento curricular que no se desarrolla específicamente en una asignatura, como sí hacían sus homólogos de área, por lo que se trabajaban de una forma transversal a todo el currículo. Pongamos un ejemplo que ilustre tanta oscuridad.

Objetivo i) Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran.

Este objetivo se puede desarrollar desde el área de lengua castellana a través de la utilización de diferentes medios de comunicación digitales, creación de un blog de aula o utilización de fuentes de información digitales; desde el área de matemáticas mediante el uso del ordenador como procesador de información para la creación de tablas y gráficos o con programa específico del área; en las áreas de Ciencias Sociales y Ciencias de la Naturaleza -antiguamente Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural- con el análisis del impacto medio ambiental del uso de las nuevas tecnologías, los oficios relacionados con estas herramientas, la utilización de las mismas como fuente de información…

Como veis no cuesta mucho imaginarse una forma en la que cada área desarrolla a cada uno de los objetivos de etapa. De lo que se trata es de poner por escrito esta concreción. En algunos casos es más obvio que en otros, pero todos los objetivos de etapa se desarrollan mínimamente en todas las áreas de conocimiento. Ni siquiera es necesario hacerlo en terminología objetivo, ya que no se trata de crear un objetivo nuevo a partir de ese, sino de decir cómo se va a desarrollar.

Y para finalizar… – Concretando objetivos de unidad didáctica

En cada una de las unidades didácticas se introducían objetivos que se concretaban directamente a partir de los objetivos de área. Al desaparecer estos nos encontramos con un vacío que no podemos cubrir. Debido a que la implantación de la LOMCE ha sido más rápida de lo normal y aún estamos en los inicios de este período, no hay mucho escrito o dicho al respecto y todo queda en manos de cada uno y cada una. De todos modos, parece obvio que si los objetivos de etapa se mantienen y solo se eliminan los de área, que los objetivos de unidad didáctica también permanezcan.

A diferencia de los objetivos de etapa o de área, que vimos hasta ahora, los de unidad didáctica están mucho más concentrados en el tiempo y son más cercanos a la actividad final del alumnado. Para concretarlos tenemos dos opciones claras:

  • Partir de los objetivos de etapa: una vez clara la forma de cómo vamos a contribuir al desarrollo de cada uno de los objetivos generales de etapa, ya podemos dilucidar cómo lo va a hacer cada unidad didáctica, empleando el mismo método. Sin embargo, con esto corremos el riesgo de que nuestros objetivos de unidad didáctica resulten demasiado generales.
  • Partir de otros elementos curriculares: aprovechando que en nuestro decreto figuran nuevos elementos, como los estándares de aprendizaje, podemos emplear los mismos que, si os fijáis, son mucho más concretos a actividades del alumnado y, además… ¡están puestos a nivel de curso! Con esto uno ya no debe estrujarse el tarro para adaptarlos al curso de cada uno. Estos objetivos serán mucho más parecidos a los que ya teníamos en las unidades didácticas del sistema LOE, cuando aún no había una LOMCE que la modificase.

 

Espero haber resuelto la mayoría de vuestras dudas, aunque a diferencia de otros aspectos del nuevo currículo, en este existen todavía muchos espacios que, con la práctica o nuevo material legislativo y teórico, se irán solventando.


7 comentarios on Currículum primaria LOMCE – Objetivos de área

  1. Alicia

    Buenas tardes, teniendo esto en cuenta, me surge una duda: en el apartado de objetivos de la programación al desaparece los objetivos de área, ¿sería aconsejable que reflejáramos los objetivos generales de la etapa y los objetivos de nuestra programación además de los objetivos de casa unidad? Muchas gracias

    • Manuel G. Crespo

      Exacto… Los objetivos de área desaparecen, pero deberías reflejar cómo tu programación desarrolla los objetivos de la etapa.

  2. Noelia

    Buenas tardes,
    a mi también me surge una duda.
    ¿Que elementos debería tener nuestra unidad didáctica?
    ¿Objetivos didácticos, contenidos, criterios de evaluación y estándares? Pero los criterios de evaluación con la LOMCE viene formulados como los antiguos objetivos?
    Muchas gracias!
    en las unidades didácticas concretamos objetivos? pero, ¿como los formu

  3. LUCIA

    Yo en realidad soy de las que piensa que si algo no viene en la ley, desarrollado, mejor no ponerlo. La loe, quedo atrás, y tenemos que evaluar por competencias. Vamos más por un camino de desarrollo de perfil de competencia q desarrollo de objetivos de área…

  4. Andrés

    Hola. En primer lugar felicidades por el blog y por la información que publican.
    Tengo serías dudas en relación a lo de poner los objetivos didácticos en la Unidad Didáctica, ¿cuál sería su función si lo que ahora tenemos que tener en cuenta para evaluar son los estándares de aprendizaje? Considero que lo que hay que hacer es distribuir los estándares asignados al curso a cada una de la UD, a partir de aquí y de la ponderación que asignemos a cada unos de los estándares tendremos la nota del área. Además si estos estándares están asignados a una área determinada, la suma de las notas de cada uno de los estándares nos dará la nota en la competencia en cuestión.
    Un cordial saludo

  5. Noé

    Hola, yo creo que no hay que inventar nada. En este nuevo currículo nos viene casi todo dado. Incluso para la programación didáctica los estándares por curso hace que casi no tengamos que concretar nada. Yo sólo haría referencia a qué objetivos generales trata cada criterio de evaluación, contenido y estándar (poniendo como referencia centra el criterio de evaluación como se hace en el currículo de Galicia, que creo que son los substitutos de los objetivos anteriores). Así pues los elementos esenciales son Contenidos, Criterios y Estándares, haciendo referencia a qué objetivos generales y qué competencias trabajan (mencionando número o letra de dicho objetivo o competencia por ejemplo)

  6. Alm

    Buenas a todos…
    independientemente de que aún hay comunidades que sí mantienen los ciclos (por ejemplo Ancalucía) y del mismo modo que mantienen tambien los objetivos de área (Andalucía de nuevo) nocomparto tu opinión en relación a los objetivos de área…. Sí es cierto que desaparece la idea de objetivo de etapa del área correspondiente, pero aparece los perfiles de área, que en definitiva, vienen a ser los objetivos que perseguimos alcanzar con nuestro alumnado en un nivel determinado y para una materia en concreto. Eso se observa co una simple lectura de los decretos de cada comunidad, salvo la andaluza, que desarrolla los indicadores, similares a los estandares.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *