Recursos tradicionales

Correspondencia Escolar


SAM_7790    “No podéis preparar a vuestros alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños si vosotros ya no creéis en esos sueños; no podéis prepararlos para la vida, si no creéis en ella; no podríais mostrar el camino, si os habéis sentado, cansados y desalentados en la encrucijada de los caminos”

Célestin Freinet

    En los anteriores artículos:  El texto libre  y Más allá del texto libre se introdujo el texto libre de Célestin Freinet, una de las técnicas más utilizadas por el pedagogo, junto  con la no menos importante Correspondencia Escolar, que se presenta en el siguiente.

 

 

¿Qué es la correspondencia escolar?

La correspondencia escolar nace de un deseo innato del ser humano de comunicarse con otras personas y, por supuesto, del deseo que tienen los niños de comunicar sus pensamientos y deseos a los demás.

Dentro de la pedagogía de Célestin Freinet y su esposa, la también pedagoga Elise Freinet, la correspondencia escolar es la manera de dar salida a esa necesidad innata.

¿Cuándo y cómo se inicia la correspondencia escolar?

Se inicia en el año 1926 estableciendo comunicación por medio de cartas entre la escuela de Freinet y la de Saint Philibert, en las cuales se había implementado el uso de la imprenta.

Para el matrimonio Freinet, la escuela es el lugar en el que los alumnos deben unir pensamiento y acción. Para ello fomentan el trabajo del alumnado en tareas comunicativas a través de los medios de que dispone. Su objetivo es que el niño piense haciendo y haga pensando.

¿Por qué es útil la correspondencia escolar?

SAM_7793

Mediante esta técnica se consiguen múltiples objetivos. Entre ellos destacan mejorar la socialización de cada alumno o alumna y mejorar la habilidad lingüística. En relación a la primera meta, cada niño/a se comunica, preferentemente de manera anónima, con otro joven de una edad similar, de manera que comiencen una amistad a través de la cual se puedan expresar libremente.

El segundo objetivo persigue mejorar la caligrafía, la ortografía y, por supuesto, la capacidad expresiva, creando oraciones y textos cada vez más complejos.

La primera imagen presentada corresponde al inicio de una correspondencia entre dos alumnos que pertenecen a dos centros distintos de un mismo pueblo. La segunda fotografía muestra la contestación y continuidad de la comunicación entre ellos. Poco a poco, se percibirá la mejora de todos los aspectos lingüísticos que se trabajan en un aula de educación primaria.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *