MSC Yacht Club. Un yate privado dentro de un barco.

Digamos que MSC mezcla dos filosofías en el Yacht Club. Barco grande, con una parte exclusiva en lo alto del barco, para sus pasajeros más VIP sientan el placer de la navegación, como si estuvieran en un barco pequeño. O sea, un yate dentro de un gran barco, hablando a groso modo. Usualmente los paradigmas del lujo, en los cruceros de lujo son barcos pequeños, y no tener que compartir el mismo espacio con demasiadas personas. Sin embargo, había pasajeros que no podían soportar las limitadas dimensiones de muchos barcos de lujo, y ciertamente tenían ciertas dificultades para encontrar una oferta adecuada a sus gustos.

MSC tuvo la brillante idea, de blindar una zona para sus pasajeros más exclusivos, y convertirlos en un espacio lleno de atenciones, privacidad y lujo. Había nacido el Yacht Club, una especie de yate metido en lo alto de grandes naves, ofreciendo a los pasajeros que buscaban las securidad de navegar en un gran barco, pero con servicio de lujo, el producto perfecto. En lo alto del barco, en proa, 99 suites tendrán ahora un tratamiento especial a precios razonables. Cuando entramos en la atalaya del barco, y podemos percibir la decoración espectacular que rodea a la escalera de cristal semicircular, rodedada de marmoles, y decoración opulenta sabremos que estamos en un mundo plagado de atenciones y servicio individualizado.

En primer lugar tendríamos que hablar de los alojamientos. Tres categorias esenciales: las De Luxe suite con balcón de 22 a 33 metros cuadrados, las Excutive y Family Suites, de 33 a 51 y la palaciega Royal Suite, con una extensa terraza de 20 m2. En todas ellas se ha usado una exquisita decoración de maderas preciosas, materiales nobles, y tonos azules y arcillas, que le confieren un aspecto refinadísimo. Además de lo que se encuentra en cualquier cabina del barco, podemos añadir consolas Nintenedo Wii, marmol en sus baños, lencería finísimas de algodón egipcio, y en el baño diseños de Mascioni Italia, almohadas Dorelan, set de limpieza de zapatos con fundas individuales para guardarlos, colchones de primera calidad, exclusivos chocolares de Venchi, mini bar y servicio 24 horas de mayordono. La gama de servicios ofrecidos por los mayordomos en el Yacht Club es infinita.

Además de la prioridad del embarque y desembarque, te acompañarán a tus suites, te harán y desharán tu equipaje, limpiarán tus zapatos si lo deseas, y se ocupará de tus reservas en excursiones, restaurante etc. Nos traerá el periódico todos los días, o nos prepará un íntimo cocktail para nuestros amigos. La gama de servicios Yacht Club, que te harán sentir un VIP entre miles de pasajeros, no terminan con tus acomodaciones o el servicio de tu mayordomo adicional sino que dentro de tu recinto tendrás unas instalaciones especiales a tu servicio en donde podrás relajarte lejos del mundanal ruído. El Salón Top Sail Lounge, es una sala absolutamente noble y armónica en donde se servirá el té, podrás tomar tu cocktail favorito, y además serán servidos una serie de exquisiteces gastronómicas a lo largo del día. Una especie de espacio perfecto, para refugiarte, socializar, o simplemente mirar al mar con un libro de la biblioteca privada del Yacht Club.

Yacht Club es un servicio integral para los pasajeros más exclusivos, y con un precio interesante, y que comienza desde que embarcas. Hay posibilidad de ser recogido en el aeropuerto, tendrás bebidas gratuitas y zonas especiales en los restaurantes a la carta (tanto en el L´Etoile como en el Villa Verde según si nos embarcamos en el Splendida o el Fantasia. Adicionalmente tendremos un sitio panoramico y exclusivo en los restaurantes generales. Si no queremos sufrir el stress de comprar en unas saturadas boutiques, tendrás la posibilidad que poder hacer compras con las tiendas en privado con el asesoramiento exclusivo de los vendedores, y finalmente si tu pesadilla son las atestadas cubiertas de un barco de crucero, la zona Yacht Club, dispondrá de una piscina privada para los pasajeros de estas clases, con hidromasaje, solarium y un bar. Una escalera privada nos conducirá al MSC Aurea Spa, uno de los más extensos que existen a bordo de un barco. Como vemos, puede que viajamos en una nave con miles de pasajeros, pero la sensación que siempre percibiremos a bordo será, como he dicho, como si viajaramos en un yate. Una experiencia novedosa, y sobre todo que se destaca por los detalles, y la personalización. Sin duda algo altamente recomendado para tener dosis extremas de placer, y buen vivir.

 

 

One Comment

  1. busco barco para viajar a nicaragua con mi mujer y mi perrito, no me gusta el avion y me gustaria saber si hay alguna `posibilidad de viajar en barco de españa a nicaragua, mi correo es: obrvila@hotmail.com

    att.

    oscar blasco

Deja un comentario