VUELING cancela destinos en Lavacolla

VUELING cancela destinos en Lavacolla

Lo que iba a ser una programación conservadora por parte de Vueling en Lavacolla en 2018, en donde había manifestado su interés por seguir creciendo, se ha convertido un auténtico jarro de agua fría al tener en mente la cancelación de uno de los destinos más estratégicos como es el Santiago-Londres. Y adicionalmente a Ibiza. 

No es que Ibiza importe en demasía si lo hace, pero Londres supone un torpedo en la línea de flotación a los intentos de promocionar el destino, en un lugar clave como el turismo británico. Aunque eventualmente vayan a seguir entrando, sea vía otros aeropuertos o puertos, la noticia ha sido sorpresiva, y seguro que será analizada con lupa, por INCOLSA, quien tiene establecido un mini convenio “low cost” con la compañía, frente al multimillonario de la ciudad Herculina, en donde la compañía se deshace en actos y más actos de promoción, casi a nivel mensual. Cierto es, y apuntan malas lenguas, que el Londres Heathrow servido también por Vueling, necesitaba un empujoncito. El Gatwick era la víctima propiciatoria.

Si vamos a la programación de verano tendremos que esbozar las siguiente líneas, todas en base a “recorte” camuflado. Según fuentes de la compañía se nos indica:

De cara al 2018 hemos suprimido la ruta a LGW, sí, lo cierto es que la ruta no está ofreciendo unos buenos resultados y por tanto hemos decidido quitarla del programa. Fue una apuesta que la compañía hizo y que no ha tenido los resultados esperados, nada más. No obstante, me gustaría se tuviera en cuenta que otras rutas, de hecho, las más importantes, están creciendo. Son las siguientes”.

· SCQ-Barcelona: 16 frecuencias semanales (+2 frecuencias semanales con respecto a 2016). El año pasado eran 14 semanales). Esto implica un aumento de capacidad del 8% à +13.000 asientos.
o *Se trata de la conexión con nuestra principal base de operaciones*

· SCQ-París (Charles de Gaulle): 2 frecuencias semanales (similar a 2016) e incremento de capacidad del 4%. +1.800 asientos. *Se trata de la conexión con una de las dos bases más importantes que tenemos en el mercado internacional, junto con Roma*

· SCQ-Alicante: 2 frecuencias. semanales (igual  que en 2016). No obstante, crece la capacidad en un 7% à +1.440 asientos
· SCQ-Fuerteventura: 2 frecuencias. semanales (Igual que en 2016). No obstante, crece la capacidad en un 2% à +360 asientos
· SCQ-Bruselas: 2 frecuencias. semanales (Igual que 2016). No obstante, crece la capacidad en un 7% à +1.440 asientos
· SCQ-Zúrich: 2 frecuencias. semanales (Igual que en 2016) e incremento de capacidad del 9%. +1.800 asientos.

Por otro lado, se mantiene la misma operativa en las siguientes rutas.

SCQ-Lanzarote: 1 frecuencia semanal (igual que en 2016)
SCQ-Málaga: Hasta 4 frecuencias semanales (igual que en 2016)
SCQ-Mallorca: 4 frecuencias semanales (igual que en 2016)
SCQ-Roma (Fiumicino): 2 frecuencias semanales (igual que en 2016)
SCQ-Tenerife (Norte): 2 frecuencias semanales (igual que en 2016)

La estrategia de Vueling de cara al 2018 pasa por seguir creciendo en el mercado doméstico, el principal para nosotros, y después hacerlo en Francia e Italia. El total de asientos para Santiago entre los meses de marzo y octubre será de 475.000 asientos.

Pues no cuela. Una compañía que año tras año va dejando en el camino destinos directos como Berlín, Munich, Düsseldorf, Menorca, Bilbao y ahora Ibiza e Londres, el que se nos intente calmar, con que tienen más asientos en algunos vuelos, nos parece poco presentable. Nos llama especialmente la atención el siguiente dato. Santiago-London Gatwick sumó una ocupación media de casi un 70% en noviembre, mes tradicionalmente malo en cualquier aeropuerto. ¿Puede Vueling garantizar, que toda su red arroja ocupaciones en todas sus rutas más altas?. Obviamente no. Llama atención que sea la segunda ocupación mas alta en Lavacolla, en su operativa internacional, sólo ligeramente inferior a Roma.

Nos congratula que la compañía ofrezca más capacidad. Seguro que para la compañía es muy rentable que sigamos conectando en el Prat. A nosotros, conexionar ya ha dejado de ser atractivo en decenas de destinos. Crear más tráfico es divino para los balances de cualquier compañía, pero para nuestro tejido turístico, para nuestra conectividad, más plazas a vuelos nacionales a costa de  un vuelo estratégico como Londres, no nos sirve para mucho. ¿Su crecimiento en 2018, son dos tristes frecuencias semanales adicionales a Barcelona?. 

Como tampoco espero convenios dignos, para tener resultados ilusionantes, lo que nos queda es que “a rey muerto, rey puesto”, o recapaciten. Pero el mundo en donde la subvención, los convenios más jugosos, y los intereses geoestratégicos mandan, nos obligará a un nuevo recorte, sin que los que manden pongan remedio.

Y no me gusta. NADA.

Deja un comentario