Felicidades, colega!!!

| 2 Comments

En esta vida todos tenemos amigos, colegas, compañeros, conocidos… a unos los adoramos, a otros los queremos, al resto le tenemos aprecio, cariño… y yo soy de las que se alegran mucho cuando uno de estos compañeros de la vida recibe una recompensa más que merecida. Por eso me fastidia enormemente cuando se critica la victoria de un allegado, ¿es envidia o solo mala leche?

En fin, voy a ignorar a esas personas para felicitar a un colega al que le tengo mucho cariño porque siempre tiene una sonrisa e incluso una carcajada para animarme la vida, un detalle que agradezco sobre todo porque yo soy de reír poco y de sonreir menos, sí, soy seriota, ¿y qué?

Que sepas que te mereces todo lo bueno que te pase porque de vez en cuando iluminas unos segundos de mi vida, porque eres un gran tipo y porque te lo ganas día a día. Nunca dejes de reír!!!

Author: Ana Carnoto

Soy una apasionada de casi todo lo que me gusta; no soy de las de psé psá, no, si algo (o alguien) me gusta, voy a tope. Las medias tintas las dejo para los dibujantes.

2 Comments

  1. Ante todo, gracias por leer mi blog. En cuanto a tu comentario, decirte que opino exactamente lo mismo que tú. Un saludo, Antonio.

  2. Durante un tiempo fui encargado de promociones en una empresa que la multinacional para la que trabajaba acababa de comprar y allí descubrí la condición humana en estado puro: todo lo lo ruin y miserable del alma humana se deja ver cuando de conseguir un ascenso se trata. Por mi categoría laboral tenía una plaza de garaje de la empresa y aun así no solía llevar el coche pues no me gusta conducir y solía ir en el metro, aveces durmiendo durante una hora ida y vuelta. Después de aceptar colaborar con RR.HH. se acabó lo de ir en el metro y entraba antes de la hora para no ser abordado en la calle por todo tipo de personas. Y aunque pueda parecer lo contrario, no era ascender para cobrar más lo que le importaba a la gente, sino que no ascendiera su vecino. Alguno llegó a decirme: “si haciende mi vecino y yo no esa noche duermo en la escalera”. Y una divorciada: “tengo hijos de tres maridos y necesito dinero para sacarlos a delante porque los muy hijos de su madre de sus padres me han dejado tirada”. El director de la factoría: Por favor: “asciende a mi secretaria o no me vuelve a hablar en la vida. De un tiempo a esta parte no me traga”. Existen compañeros de trabajo y enemigos íntimos, lo demás perdonen pero yo no lo he visto…

Deja un comentario

Required fields are marked *.