15 enero, 2017
por Ana Carnoto
2 Comentarios

Ilusión y esperanza!!!

En mi entorno hay gente con muchos problemas, algunos muy serios de salud, otros de dinero y los menos de mal de amores… Ilusión y esperanza es la receta que ayuda día a día a superar las piedras que encontramos en el camino.

Hay un dicho que reza así (más o menos): “Si un problema tiene solución, para qué preocuparse y si no la tiene, para qué”. Y es así. No digo que no haya que luchar para superar las barreras de la vida, no, lo que quiero que entendáis es que con agobiarse no se consigue nada; hay que respirar con tranquilidad y día a día todo irá mejor. Os lo aseguro.

imagesUna amiga me decía que tengo inteligencia emocional, puede ser, ya que la vida me ha puesto rocas enormes en el camino y yo he ido saltándolas o rodeándolas según me dictaba mi corazón. Y aquí estoy, sigo viva e ilusionada.

No puedo terminar sin desearle un feliz cumpleaños a Teo, mi gran compañero de vida, mi gato persa… ya que él es el responsable de que mi vida sea más fácil y más esperanzadora. Todos tenemos un compañero, un hijo, una mascota… en los que debemos centrarnos cuando la vida no es fácil.

Feliz cumple, Teo!!!!

9 enero, 2017
por Ana Carnoto
2 Comentarios

Que los problemas vayan a menos

Siento haberme retrasado tanto en felicitaros el año nuevo, pero más vale tarde que nunca.

Para muchos el año pasado fue realmente malo, para otros bastante chungo y para los menos, regular; por eso lo único que pido a este año que acaba de empezar es que los problemas vayan a menos, sobre todo los relacionados con la salud.

También pido a 2017 trabajo para todos y amor, mucho amor que nos dé fuerzas para conseguir todo lo que necesitamos.

Feliz 2017!!!

18 noviembre, 2016
por Ana Carnoto
2 Comentarios

Abrazos que curan

Todos en algunos momentos duros de nuestras vidas hemos sentido la necesidad de compartir nuestro dolor con alguien que nos escuche, nos entienda y nos conforte; si tenemos una persona así, somos muy afortunados, si tenemos varias somos los más afortunados.

Sin embargo, hay personas que se guardan su dolor, sus preocupaciones para sí mismas, esas son las que más sufren porque no son capaces de compartir su carga para hacerla más llevadera. Los respeto y, de algún modo, los envidio, ya que yo necesito desperdigar mis miserias, supongo que para que me digan que no es para tanto o para que me den ese maravilloso abrazo que cura.

Hoy tuve un día horrible por un accidente que pudo ser muy grave pero que al final resultó ser un gran susto. Soy de esa gente que le da vueltas y vueltas a la cabeza rememorando cada segundo del suceso en cuestión y, por supuesto, sufriendo por lo que pudo haber pasado. Estuve muy mal, mi cabeza no paraba de darle vueltas al asunto hasta que una amiga me preguntó ¿cómo estás? “mal” contesté y fui a dar un paseo con ella contándole una vez más mi accidente, contándole que no podía dejar de pensar que podía haber sido fatal. Ella me dijo que me tranquilizara, que pensara en otras cosas, que evitara el pensamiento fatídico… Al final, me dio un abrazo y un par de besos. Desde ese momento se me pasó mi angustia.

Gracias amiga.

8 noviembre, 2016
por Ana Carnoto
2 Comentarios

¿Por qué somos tan mal educados?

De verdad que no lo entiendo, con lo fácil que es ser agradable ¿por qué nos empeñamos en ser bordes, maleducados, amargos…? Y me refiero a todos los aspectos de la vida, a todos, desde e hogar hasta la carretera porque hay personas que son bordes con otras hasta cuando van en coche, bueno, ahí me incluyo yo (que pierdo los papeles a la mínima).

Qué bien nos sentimos (por lo menos yo) cuando dejamos pasar a alguien, cuando damos las gracias, cuando pedimos por favor… y aunque ya lo he escrito en este blog, sigo pensando que la buena educación no tiene nada que ver con la cultura. Hay gente muy culta o que ocupa posiciones importantes en la sociedad que es muy maleducada y, a la inversa, personas que realizan trabajos pequeños pero muy importantes que son agradecidas, dulces, EDUCADAS.

Por favor, intentemos ser más amables, no cuesta tanto trabajo y nos reporta tanto bienestar!!!!

21 septiembre, 2016
por Ana Carnoto
1 Comentario

¿Para qué agobiarse?

Los humanos, la mayoría, tenemos tendencia a agobiarnos por pequeñeces, nos hacemos la cabeza un lío dándole vueltas y vueltas a chorradas que, o bien no tienen solución o bien se arreglan solas. Pero es que yo creo que nos gusta, nos mola estar agobiados porque así tenemos algún rollo que soltarle a las víctimas que se van poniendo a tiro en nuestro camino.

Yo he decidido que cuando vuelva a tener un “agobiecito” de esos escribiré todo en papeles y papeles hasta que yo misma me aburra del tema y pase a otro (nadie se merece morir de aburrimiento con los problemas de los demás).

Es que para mí es así: Si algo tiene solución, ¿para qué preocuparse? y si no la tiene ¿para qué?

2 septiembre, 2016
por Ana Carnoto
2 Comentarios

Felicidades, colega!!!

En esta vida todos tenemos amigos, colegas, compañeros, conocidos… a unos los adoramos, a otros los queremos, al resto le tenemos aprecio, cariño… y yo soy de las que se alegran mucho cuando uno de estos compañeros de la vida recibe una recompensa más que merecida. Por eso me fastidia enormemente cuando se critica la victoria de un allegado, ¿es envidia o solo mala leche?

En fin, voy a ignorar a esas personas para felicitar a un colega al que le tengo mucho cariño porque siempre tiene una sonrisa e incluso una carcajada para animarme la vida, un detalle que agradezco sobre todo porque yo soy de reír poco y de sonreir menos, sí, soy seriota, ¿y qué?

Que sepas que te mereces todo lo bueno que te pase porque de vez en cuando iluminas unos segundos de mi vida, porque eres un gran tipo y porque te lo ganas día a día. Nunca dejes de reír!!!

4 agosto, 2016
por Ana Carnoto
5 Comentarios

Nadie es más que nadie

Creo que no es la primera vez que trato este tema, pero como me afecta tanto, no me importa repetirme. El caso es que odio, sí, odio, a esa gente que mira por encima del hombro a otra solo por el hecho de “pertenecer a otra clase social”, es decir, por tener menos pasta, menos poder…

Hoy estaba tomándome un café y se acercó una mujer rumana que suele pasar entre las mesas pidiendo ayuda; como nos conocemos de vista, se desahogó conmigo contándome que llevaba un día muy malo, que nadie le daba nada, que no tenía comida para darle a sus cinco hijos… y una pareja que estaba sentada a mi lado me miró como si yo estuviera hablando con un fantasma, en plan “¿cómo habla con esa mujer?” pues le contesto, porque ella necesitaba ser escuchada, porque es una persona igual que yo, porque todos la miran como si fuera a pegarles algo… por todo ello prefiero hablar con esta mujer que con otras personas de mayor abolengo.

Nadie es más que nadie!!!

20 julio, 2016
por Ana Carnoto
0 comentarios

Proteger a las mascotas del calor

Durante esta temporada deberíamos poner especial atención en que nuestros amiguitos estén debidamente hidratados y lo más frescos posible. Por eso os dejo algunos truquitos que os pueden ayudar:

  1. Ponerle varios cacharros de agua diseminados por la casa
  2. Cerrar persianas durante las horas de sol
  3. Poner un poco de agua en una tina y meter pelotas flotantes (jugarán con ellas y así se refrescarán)
  4. Meter una toalla húmeda en la nevera por la noche y dejársela durante el día para que se eche una siesta
Espero que os haya ayudado un poco y que vuestras mascotas pasen un verano muy feliz.

4 junio, 2016
por Ana Carnoto
4 Comentarios

Que no me cuentes tu vida!!!

No sé si soy yo, que soy especialita, o si en verdad hay gente que no puede parar de hablar, que mueve la boca soltando sonidos sin ton ni son y que, por encima, no se dan cuenta de que a nadie le interesa el rollo que están soltando.

A veces no me ocurre a mí, pero observo a cierta distancia la típica situación: una persona habla y habla y habla y su acompañante asiente o niega según el tono que utilice el “hablador compulsivo”; esta pobre persona “escuchadora” está atrapada, no quiere quedar mal, no quiere estar ahí, no puede aguantar más… Yo me pregunto, ¿esos habladores no se dan cuenta de que no interesa lo que están soltando por su bocota?

Yo creo que son personas sin vida, sin amigos de verdad, cuya familia pasa de ellas y que en el momento en que tienen a una víctima acorralada sin posibilidad de escapatoria se sienten felices de poder comunicar sus frustraciones, sean reales, inventadas o sinsentido.

Siento mucha pena por las víctimas pero mucha más por esa gente que necesita soltar por la boca todo lo que se le pasa por la mente, sin filtro, sin pensar, sin analizar si a alguien en su sano juicio le puede interesar lo más mínimo las chorradas que dicen en un intento desesperado por socializar.

En fin, ya cierro mi bocota, que alguno estará a punto de pedir papas.

4 mayo, 2016
por Ana Carnoto
0 comentarios

Cómo detectar una relación violenta o abusiva

He encontrado por casualidad un artículo en msn.com sobre cómo saber si eres una persona maltratada por tu pareja; me pareció muy interesante, por lo que os lo dejo aquí para vosotr@s o para que se lo paséis a quien os parezca oportuno. No olvidéis el teléfono 016, un número que no deja ningún rastro y al que hay que llamar en caso de maltrato, ya que ofrecen toda la ayuda necesaria.

ARTÍCULO ÍNTEGRO (msn.com)

¿Sientes que vivir con tu pareja es como estar todo el tiempo frente a una espada de doble filo? Si es así, entonces es probable que tu relación sea violenta o abusiva. Esa violencia puede ser física, psicológica, o ambas.
Si estás en una relación violenta, no te calles. Busca ayuda en tus seres queridos y en las instituciones destinadas al apoyo de víctimas de violencia (016).
Comportamiento dominante
La primera señal es cuando sientes que tu pareja tiene demasiado poder sobre ti, hasta el punto de que tu libertad y tu felicidad dependen completamente de él. Este sentimiento de desequilibrio de poder en la relación puede marcar mucho tu vida y es un signo de comportamiento dominante.
Conducta posesiva
El comportamiento posesivo puede hacer que tu relación se vuelva tóxica. Saber que tu pareja lleva la cuenta de lo que haces todo el tiempo, te revisa los mensajes y el correo y se muestra celoso de que pases tiempo con otra gente, puede volverse muy agobiante.
Aislamiento
Una extensión del comportamiento posesivo es cuando tu pareja intenta separarte de tu familia o de tus amigos, te prohíbe usar el teléfono o el coche o incluso intenta evitar que consigas trabajo.
Manipulación
Estate atenta a las señales de presión emocional, cuando tu pareja exige tu compromiso instantáneo después de declararte su amor eterno. Esta puede ser una forma de engañarte para que te metas de lleno en una relación exclusiva, para la cual puede que no estés lista, y es una señal clara de que te está ofreciendo una relación poco saludable.
Controlador
El comportamiento controlador con un claro deseo de establecer la dominación, junto con la falta de interés y preocupación por ti, es una señal muy clara de que la relación está yendo por mal camino.
Lapso de violencia
Si tu pareja tiene un lapso de violencia física y se disculpa inmediatamente después, no dudes en hacerte a un lado. El arrepentimiento y la violencia nunca van de la mano y este comportamiento solo demuestra que tu pareja no te respeta como ser humano.
Menosprecio constante
Es normal discutir y no estar siempre de acuerdo, pero si esto sucede con demasiada frecuencia, será mejor que prestes atención a las señales. Sobre todo si tu pareja te humilla y te critica para poder tener poder sobre ti y no muestra ningún tipo de arrepentimiento.
Vives en alerta
¿Vives con ansiedad por los violentos cambios de humor de tu pareja, sus inseguridades o sus exigencias? Plantéate si realmente tienes una relación basada en el amor.
Siempre culpa a otros
Si tu pareja siempre culpa a otros por sus errores y frustraciones, será mejor que pongas la relación en perspectiva.
Expectativas poco realistas
Las relaciones funcionan gracias al entendimiento de las fortalezas y debilidades de cada uno. Sin embargo, si tu pareja empieza a exigirte que seas perfecta sin mostrar ningún tipo de compromiso, la relación se está volviendo tóxica.
Acoso
Hacer alguna que otra broma no está mal, pero si tu pareja vive poniéndote en ridículo y te hace sentir que no vales nada, intenta ponerle freno.
Violencia en el sexo
Si tu pareja ignora tus preferencias y utiliza la fuerza o la extorsión para tener relaciones, será mejor que finalices la relación. En las parejas sanas no existe la intimidación, la manipulación o el uso de la fuerza.
Comportamiento provocativo
Que tu pareja ande mirando a otras debería llamarte la atención, pero si comienza a tomarse ciertas libertades, como coquetear con el sexo opuesto y faltarte el respeto, presta atención, porque es otra de las señales de una relación opresiva.
Amor condicional
“Te amo, pero…”, puede sonarte tierno al principio, pero los violentos utilizan esta táctica para esconder una crítica o una amenaza. Hacer caso a este tipo de planteamientos por parte de tu pareja puede tener una repercusión muy fuerte en tu autoestima.
Amenaza de suicidio
Un corazón enamorado cae con más facilidad en los ataques insospechados. Si tu pareja amenaza con suicidarse para salirse con la suya o sacar ventaja de tus emociones, debes saber que esa no es más que otra señal de una relación opresiva.