De qué manera se apuesta por la comunicación, en las redes sociales

| 2 Comments

Casi parece extinguido el tiempo en el que cualquier comercial con un dominio justo de la argumentación –sea está válida a medio-largo plazo o no ya es otra cosa– podía hacer ver que la presencia online de una empresa era nula pero que con una mágica página web se estaba comprando un billete al paraíso de la abundancia comercial y la felicidad contable. Pero claro, el pasaje electrónico costaba y mucho.
En la presente década casi todos los empresarios saben cuánto cuesta una web, conocen que han de estar presentes en la red pero aún falta lo más importante: ¿Qué podemos esperar de nuestra inversión? O en otras palabras: el dichoso ROI. La monetización es el gran caballo de batalla para la modernización en red de las empresas. Si la inmensa mayoría del tejido empresarial español lo componen pymes y es notorio el atraso en la incorporación de la mayoría a la comunicación en Red…¿De qué manera se apuesta por la comunicación? El objetivo es el de siempre: vender más, más clientes, más dinero en caja a corto plazo. Con esta premisa sobre la cabeza, la elaboración de una presencia constante y rica en la red es casi imposible. Los frutos de las acciones emprendidas en comunicación pueden tardar dos o tres meses en los que es necesario realizar una inversión moderada pero constante.
No se trata de volverse loco o de jugar a los visionarios buscando a tal o cual gurú  que lance campañas caras y poco adecuadas en la red, que acaben causando más mofa que interés entre los clientes potenciales. Tampoco es cuestión de delegar la tarea en alguien de dentro de la empresa que no tenga los conocimientos adecuados –no tiene por qué tenerlos si no se le proporciona la formación adecuada, otra de las taras de muchas empresas españolas– para dar por “amortizado” el tiempo invertido en el desarrollo de la estrategia de comunicación: “Así por lo menos, mientras hace su tarea va cumpliendo de aquí y allá y no me cuesta más dinero”.
Evitar a los aduladores o no aumentar la carga de trabajo a personas que puedan verse coaccionadas –sí conocen la empresa y sí, temen por sus puestos de trabajo– pueden ser pensamientos positivos que ayudan a saber qué queremos a la hora de lanzar una web o de encontrar a aquellos que podrían estar interesados en el producto que se ofrece. Dejarse asesorar y saber escuchar lo que a veces no queremos  saber o conocer el tiempo óptimo para que nuestra inversión en comunicación prospere son reflexiones positivas que ahorrarán tiempo y dinero a la larga, y, sobre todo, mejorarán nuestra reputación en Red.

Author: Ángeles Montecelo

Ángeles Montecelo es la actual responsable de marketing y comunicación de Tórculo Comunicación Gráfica. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidade de Europea de Madrid . Licenciada en periodismo (UEM). Máster en Dirección Comercial y Marketing por la Escuela de Negocios Novacaixagalicia. Desde el año 2007 es responsable de marketing de Tórculo Comunicación Gráficas, y desde hace dos años coordina también la plataforma Meubook en el ámbito del marketing colaborando en diferentes proyectos digitales.

2 Comments

  1. Excelente nota en relación a internet.

Deja un comentario

Required fields are marked *.