11/12/2016
por Marcos Basmati
0 comentarios

Pollos

Una pecadora, un pollo y un 'Pollo'.

Una pecadora, un pollo y un ‘Pollo’.

Camino por un no lugar, un centro comercial. Al pasar delante de la hamburguesería aparece un cartel con el menú de ‘La Patrulla Canina’. Luego miro a un establecimiento de bocadillos y veo el rótulo de un pollo con las alas abiertas dibujado sobre una banda con la expresión: “pollo campero”. La visión me sumerge en reflexiones. El bicho sonríe con enorme ánimo. Te dan ganas de hacerte colega de él. Mientras lo diviso, me imagino en los pobres pollos que van a perder su cabeza para formar parte de un bocadillo. Veo cientos de bocados en miles de personas, cada cuál más extraña. El surrealismo me invade.

Paso delante de un establecimiento de venta de seguros. El cartel muestra a una pareja en una estancia blanca, sin sombras, de fondo hay una ventana por la que entra, pletórica, la luz de la mañana. Él es guapo, con canas y alguna arruga “gereniana”. Ella también, viste de rojo. Parece una mujer hecha a sí misma, independiente, libre y absolutamente feliz. En medio de la mesa hay un pequeño jarrón con una flor. Ambos sonríen. La escena recrea el animoso mundo de la paz del hogar. Me da por reflexionar. “¿Quién os habrá preparado el desayuno? ¿Os hacéis vuestras propias camas? ¿Dónde están vuestro hijos? ¿En qué trabajáis?”

Me acerco a mi buzón. Dentro aparecen dos folletos publicitarios. Te invitan ahorrar hasta un 25% en un tarifa telefónica (durante seis meses). El otro te regala un móvil (eso escriben). Subo las escaleras acordándome de aquella compañía con la que tuve que pelear un año para que me devolviesen el atraco de 120 euros. Arrugo los papeles mientras pienso en los árboles que han dejado de existir para imprimir semejante porquería publicitaria.

El mundo también se escribe en formas publicitarias. No se lo crea todo. Por favor, piense en la vida misma, en que nadie regala llamadas gratis. Y, si puede, en los pollos y sus semejantes.   

En la imagen, un judío ultraortodoxo pasa un pollo por la cabeza de su mujer durante una tradición conocida como las ‘kaparot’, en la que sacrifican pollos y gallinas para expiar los pecados en Jerusalén, Israel. Un día antes de la celebración del Yom Kipur (Día del Perdón), la festividad más sagrada del calendario hebreo en la que los creyentes piden perdón a dios por sus ofensas y que les inscriba en el libro de la vida.

Fotos: EFE/Atef Safadi
Fecha: 10/10/2016

Pumuky. 

27/11/2016
por Marcos Basmati
0 comentarios

Obradoiro

La pasión según Obradoiro
Hace unas semanas estuve en el Pabellón de Sar viendo jugar a Obradoiro frente a Valencia. Me senté en mi localidad, y claro, junto al espectáculo de los ‘gladiadores deportivos’ hay otro en las gradas. Encuentras gente que lo da todo y otra que está feliz viendo baloncesto. Pero lo que más divierte es escuchar al personal. Un par de filas más arriba había dos tipos que me recordaron a esos comentaristas de la tele que ‘todolosaben’ y ‘todolocomentan’. “Pero cómo pones ahora a ese de cinco”. “Pero que malo es este tío”. “No cerramos un rebote ni de coña. Mete a un equipo muy bajo”. “Ya estamos con la manía de mover el banquillo más de los debido”. “Siempre sienta demasiado a tal… ” “Estos tres siempre nos la lían, ¡que malos sois! (por los árbitros)”. “A qué viene ahora ese tiempo muerto”. Todo esto como una mosca cojonera, todo el puñetero partido.

Un auténtico pozo de sabiduría. Yo he debido perderme algo de cromos o una lección en el colegio porque no entendía nada.

¡Menuda chapa!


En la imagen, el pabellón de Sar, repleto durante el encuentro de Obradoiro ante Valencia Basket.

Foto: A.Hernández

Fecha: 23/10/2016

Les dejo con esta, me la pasó un colega hace unos días. Tiene su puntito. Un poco empalagosa.

16/11/2016
por Marcos Basmati
0 comentarios

Bolardismo (II)

Bolardos ochenteros

Bolardos ochenteros


Una vez un tipo de mi pueblo partió enfadado una madrugada a bordo de su tremendo tractor hacia uno de los puentes que cruza el río. En cuestión de segundos arrancó de cuajo todos los bolardos que habían instalado para incordio de todos. Nunca supe si fue porque se había golpeado con ellos, si sufrió un impacto con su coche, si iba borracho o si fue un instante de desahogo. El caso es que el señor tuvo que pagar la reposición de los mismos.

Sobre este asunto hay verdaderas joyas informativas. Aquí uno que iba ‘mamado’ con su mamá hecha cenizas. Aquí otro que se inventa un carril de acceso. Uno que, obviamente, decidió tomar el camino más complicado. Éste casi se deja medio coche.  Aquí una reflexión sobre lo que titulan, Bolardos Asesinos. En este nos presentan un modelo sostenible y uno con luces y sonido. Y aquí uno de Valladolid que es un una celebridad en la zona.

El bolardismo, ese gran invento.

En la imagen, vecinos de Santiago contemplan unos bolardos destrozados a causa de un accidente. 

Foto: Archivo ECG
Fecha: Años 80

 

14/11/2016
por Marcos Basmati
0 comentarios

Palitos

La infancia

La infancia

Mi pequeña C. está en pleno aprendizaje de leer y escribir. Me sorprende gratamente su interés por ‘atacarle’ a todo lo que se asemeja a letras. Me explica su forma asociándolas con curvas, con lenguas, con palitos. Tiene un razonamiento lógico para todas. Imagino que esta es una forma habitual en todos los niños el trabajar este aprendizaje. Me resulta muy grato asomarme gracias a ella al mundo de la enseñanza, sobre todo porque uno -mea culpa- suele subestimar las capacidades de los menores. Pensamos que no se enteran de lo que ocurre pero, como se suele decir, son un libro en blanco aún por escribir. Y yo añado, que ya lleva el índice y el esquema de fábrica.

En la imagen, un niño salta a la comba al amanecer en la Ciudad de Kuwait (Kuwait)

Foto: EFE/Raed Qutena
Fecha: 14/11/2016

Cerati con uno de los temas que escribió para su hija. 

 

 

09/11/2016
por Marcos Basmati
0 comentarios

Trump

Fiestón ochentero

Fiestón ochentero

Hoy viendo las fotos de la puesta en escena del nuevo presidente de Estados Unidos me han vuelto a la memoria esas estampas típicamente ochenteras de la era Reagan. Ese cortinón, esas corbatas de espanto, esos trajes, vestidos largos, brillos. Esas mujeres… He creído que tenía otra vez ocho años. Los aparatos móviles de la imagen me liberaron de mi confusión.

Un día de luto para la humanidad. Un meganeoliberal en el poder de la Potencia Hegemónica. Un horror.

En la imagen, el candidato republicano a la Presidencia, Donald Trump, izquierda, acompañado por su familia se presenta ante sus simpatizantes durante la fiesta electoral organizada en el New York Hilton Midtown de Nueva York.

Foto: SHAWN THEW
Fecha: 9/11/2016

Hoy es cuando me entran ganas de escuchar a Rage Against the Machine.

 

28/10/2016
por Marcos Basmati
0 comentarios

Silvia Pérez Cruz

La gran Silvia Pérez Cruz

La gran Silvia Pérez Cruz

Hay algo más que mágico en la voz de Silvia Pérez Cruz. Cuando la escucho, normalmente en youtube y en actuaciones en vivo, percibo la inspiración de sus pulmones poco antes de mostrar un chorro de melodía que nace de su voz. Es un brotar de fuerza infinita, como esa fuentes naturales que nacen de la tierra. Tiene tal perfección técnica y tal dominio de su instrumento que abruma. Escucharla sólo depara emociones. Es conmovedora, delicada, sencillamente, prodigiosa.

La adoro.

En la imagen, la grandiosa Silvia Pérez Cruz, los desahucios son el hilo conductor de “Domus”, un disco en el que, según los créditos de Efe, ha llevado este delicado tema a su terreno y lo ha traducido en once canciones que hablan de deseo, de fracaso, de amor y de culpa, porque su revolución es “la de las emociones”.

Foto: Marta Pérez
Fecha: 18/2/2016

Aquí junto a su padre, el musicólogo hijo de gallegos Cástor Pérez, fallecido en 2010. Contémplese la reacción del personal.

12/10/2016
por Marcos Basmati
1 Comentario

AP-9

Conexiones neuronales

Conexiones neuronales

Esta foto es una pareja de abuelos con su nieto. El día que se la hicieron cuadró que fueron los primeros en pasar “por caja” en un tramo de la AP-9 que conectaba Santiago y A Barcala (ya hacia A Coruña). Quiero imaginar que como era la primera vez el paseo les resultó gratis. Corría el año 1979. Según leo en la wikipedia, que sabe de todo, el coste de cruzar de Tui a Ferrol esta megaconstrucción digna del Discovery Channel es de 20,15 euros, ida. La foto me pareció especialmente interesante.

En la imagen, el coche y sus tres viajeros.

Foto: Archivo El Correo Gallego
Fecha: 12/10/2016

 

 

 

23/09/2016
por Marcos Basmati
4 Comentarios

Carteles

Rostros de la política

Rostros de la política


He estado echándole un vistazo a los carteles electorales de los cuatro principales candidatos en estas elecciones autonómicas. Más que nada para hacer un pequeño análisis. A los que nos gusta el márketing nos supone un ejercicio interesante y aprovechable.

Sin entrar en aspectos políticos.

El mejor, el del PP. ¿Por qué? Porque difunde dos mensajes muy claros.El rostro del candidato y a Galicia fusionados como en un mismo objetivo; y el lema, sencillo y legible a simple vista. Que yo vea no hay letras de PPdeG por ninguna parte. ¿No lo necesitan? ¿Feijóo hecho un isotipo? Las gafas del candidato no me agradan, pero eso ya son gustos.

El peor, el del PSdeG. Razones, su candidato es apenas conocido para la población, llegó a esto como quien dice, hace quince días. Los de su equipo quieren destacar su mirada azul y como de tipo en el que se puede confiar. No se les ocurre otra cosa que poner el lema en blanco encima de sus napias, por lo que a simple vista, con el fondo claro de debajo, resulta muy difícil leer. Sabemos que se trata del candidato socialista por la banda roja inferior con el clásico VOTA. Nos recuerda su nombre en pequeñito en un lugar casi ilegible, otra vez. Pensemos que estos carteles tienen que entrar “por los ojitos” de forma rápida y sencilla. La gente suele caminar cuando los ve.

El que casi ni aprueba. El de En Marea. Vemos a un candidato joven, en vaqueros y en pose desenfadada. Hay un par de logos de la formación para que nos quede claro quienes son (¡llenar llenar llenar!), un lema y algunos datos más. Es un quiere y no puedo. Muy en el estilo de la candidatura. Justo lo que no debería transmitir.

El que aprueba con buena nota. El del Bloque. Me ha gustado mucho la tipografía y fondos de colores elegidos para su campaña, la elección de la foto, la sonrisa. No obstante, sobran dos cosas, los pequeños textos y el lema. Yo lo habría dejado en ‘Construir Galiza’. Repetir dos veces Galiza en un mensaje no me parece oportuno.

Foto: Atlántico 
Fecha: —

Una de carteles.