Zinedine

| 0 comments

La ‘leyenda’

El futbolista Zinedine Zidane lo tenía todo: fuerza física, técnica, clase, regate, velocidad, golpeo, precisión, gol, intensidad defensiva, iba muy bien de cabeza, gran pasador, posicionamiento, lideraba, era sacrificado, tenía un carácter dominante y honesto. ¡TODO! Decidió retirarse de eso del fútbol con una edad que aún le permitía seguir dándole pataditas a la bola. Nos dejó imborrables momentos deportivos. El último gran partido que jugó fue la final de la Copa del Mundo de Alemania, en 2006. El mago francés terminó expulsado tras un famoso cabezazo a un innombrable defensa italiano que hizo lo que mejor sabía, provocar y hacer trampas.

En un momento de la prórroga de aquel encuentro, este genio se llevó a su espalda toda la responsabilidad del ataque francés. De lo poco que se jugó aquel día, hubo una oportunidad determinante para este galo en un remate de cabeza franco, a unos 8 metros de la portería. Golpeó con gran energía, en un eléctrico giro de cabeza. El gol se cantaba, pero, lamentablemente, apareció un tal Buffon para hacer la parada de su vida. Me dio mucha rabia que no hubiese marcado ese gol que hubiese dado a Francia su segundo título mundial.

Cuando veo a este genio sentado en los banquillos, me acuerdo de aquella jugada y de sus innumerables momentos de gloria futbolística.

Siempre digo que Zinedine Zidane fue el mejor jugador de fútbol que he visto sobre la faz de la tierra.

En la imagen, Zinedine Zidane regatea con el balon a un joven jugador bengali durante un partido amistoso organizado en su honor en Mojlishpur, Gazipur, a 35 kilómetros de la capital Dacca, Bangladesh.

Fecha: 7/11/2006
Foto: ABIR ABDULLAH

Una sobre la inmortalidad.

Author: Marcos Basmati

Estando sentado a la derecha del padre tomó el ratón y dijo: "¡Tomad y tened todos un blog...!"

Deja un comentario

Required fields are marked *.