Féretros

| 0 comments

La caja

“A los muertos no les importa cómo son sus funerales. Las exequias suntuosas sirven para satisfacer la vanidad de los vivos”. Eurípides (480 a.C – 406 a.C)

 

Recuerdo una foto de Marta Sánchez en Interviú, en pelotas, y la radio sonando. Máquinas y resinas de maderas por todas partes. Gente clavando puntas, midiendo, aquí y allí. Listones de madera, perfilados, olor a pintura y barniz, mascarillas. También el almacén y las zonas de tapizado y de exposición. No sé si alguna vez han visto ustedes una fábrica de ataúdes. Básicamente es esto, una gran carpintería. De mis visitas La Industrial, como así se llamaba, me viene cierta tendencia un tanto morbosa por analizar el tipo de ataúd que pasa por delante de mis ojos. Y de lo que tenga que ver con eso del último adiós. Haber conocido a gente que vive la muerte día a día por su trabajo me ha aportado un sentido menos trágico al asunto. Por ejemplo, me río mucho con la póliza de seguros de deceso de mi padre, que paga religiosamente desde que tenía 18 años (o menos). ¡El que le hizo el seguro aún debe estar cobrando la comisión! Hace unos años estuvo tratando de localizar la referencias de su póliza en una llamada de teléfono a la aseguradora de lo más surrealista. Creo que el día que se nos vaya nos vamos a encontrar en su mesilla con todo preparado, con instrucciones del tipo: “en caso de fallecimiento llamas aquí y aquí, recuerda que este el número de póliza…”

Me entretienen las esquelas extrañas y los carteles y anuncios de funerarias. No sé si se han fijado ustedes alguna vez apocalípticos nombres que suelen utilizar (Apóstol, Arcángeles, Génesis, Pompas Fúnebres, San Mateo, San Gabriel… ¡será por santos y deidades!) Otros le ponen el apellido familiar, algo poco recomendable. Todo el mundo en el pueblo te asociará al señor de los ataúdes y que “anda con muertos”. Por, cierto, para muertos curiosos, este y este...

En la imagen, el féretro con los restos mortales de Miguel Blesa, llama la atención la sobriedad del mismo.

Fecha: 20/7/2017
Foto: Salas

 

 

 

Author: Marcos Basmati

Estando sentado a la derecha del padre tomó el ratón y dijo: "¡Tomad y tened todos un blog...!"

Deja un comentario

Required fields are marked *.